Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Vi ADR JD- SEVILLA EN ERO 0 5 1932. N U M E R O EXTRIO. 20 C E N T S KEOACCiON: l KADO Oh, S A N S K B A S T I A J Í S U S C I U P C I O V U S DIAR 1 Q 1 LUSTRA DO. AÑO VJGES 1 M O CTAVO O N U M E R O 9.034 K A N U N C I O S M U S O Z O I 1 V E O J S U O A N A A T E T U A N SISVJQLJJA LA Ahora P O L Í T I C A E N L A condicional del Estatuto. resulte dice m á s que aunque ese voto no totalmente aprobatorio, él, como presidente de la GeUNIVERSIDAD neralidad y como Francisco Maciá, lo i m- E l Gobierno de Italia ha exigido un j u ramento de fidelidad y disciplina a los profesores universitarios. E l punto de vista del Gobierno es éste: Cuando el Estado recobra vida y autoridad, cuando se refuerza como Constitución y Poder, y, sobre todo, como idea; cuando se hace militante y lucha para realizar l a misión de un pueblo para aportar al mundo una fe y una civilización, entonces se restablece entre el Estado y l a U n i versidad el vínculo legítimo y moral que encuentra su expresión en el juramento. De este asunto se ha intentado hacer una campaña internacional, que no ha tenido eco, n i éxito. U n diario- español ha publicado una convocatoria de intelectuales a la que van acudiendo las personas que quieren honrarla con este título, no todas desconocidas por cierto. l í e aquí el juicio que inspira a l a Gasseta di Popólo el conato de protesta internacional: S e apoya en la idea que triunfan todavía ios fueros medioevales de inmunidad de asilo y de libertad para los estudiantes huelguistas y los profesores rebeldes. P o r esta concepción ridicula creció y prosperó vigorosa y tranquila en todas las Universidades de Italia l a planta del profesor socialista, republicano o anarquista, que hacía de su cátedra una tribuna de asambleas públicas y un trampolín para saltar a los escaños de la izquierda en 3 a Cámara. Asistíamos a esta paradoja: el Estado pagaba y protegía a los mismos, que aprovechaban l a cátedra para sembrar en el espíritu y l a conciencia de los jóvenes ideas de d i solución nacional y de rebelión contra la autoridad del Estado. E l régimen ha puesto fin a esta situación llamando a la Universidad a su función cívica, moral y educadora. Afortunadamente para Italia el mal que denuncian estos comentarios era ya de muy exiguas proporciones. A l hacer la prueba de la disciplina y restablecer el concepto de l a cátedra, el Gobierno sólo ha encontrado doce profesores rebeldes a l a prestación del juramento. Otros países están mucho peor y tie ríen, m á s relajada l a disciplina escolar y l a función universitaria. OTRA AMENAZA- D E L S E Ñ O R MAGIA L a votación con que l a Asamblea de l a Generalitat expulsó moralmente a- dos miembros predilectos del S r Alacia, ha exacerbado a éste. Y a es sabido: a cada nueva prueba de que l a opinión general de Cataluña, y, sobre todo, de las claj. es productoras, le abandonan, l a irritabilidad del a b i estalla en explosiones de i r a y de soberbia. E s t a vez se da esa reacción en términos de una insolencia que nos parece intolerable, en primer término para el prestigio del Gobierno y de l a s Cortes constituyentes, porque el Sr. Maciá amenaza con implantar ab irato por su despótica voluntad, el Estatuto i n tangible, tal como vino a Madrid propuesto, aunque no lo vote en los mismos términos el Parlamento. Y eso, n o eso no puede federarse. Ya en m á s de una ocasión el serktí Maciá había dado a entender que no se sxmtoria al voto- de las Cortes sino en cuanto fuese favorable a l a aprobación i n- esta tarde, pues no había hablado con él señor Besteiro, lo que haría antes de comenzar la sesión. -I H a b r á alguna interpelación sobre Iosplantará de todos modos Queda acusada de sucesos de Castiiblanco? antemano la rebeldía a los Poderes nacio- -N o lo creo, pues nadie me ha anunciado nales, y, por supuesto, a la soberanía de las nada, y además ¿de qué se le va a interpelar, Cortes! Y nosotros nos preguntamos si el al Gobierno? Aquello ha sido un hecho aisla Gobierno no tiene nada que contestar a esa do y ya está actuando el Juzgado en la dejactancia amenazadora, en la que claramenpuración de lo sucedido. te se advierte el propósito de coaccionar las -Parece- -siguió diciendo- -que estabadeliberaciones y el acuerdo de l a C á m a r a preparado en A r a g ó n algún hecho análogo constituyente. contra la Guardia civil. Porque una cosa es que el Gobierno, dis- ¿E n t o n c e s cree usted que todo ello obecreta y prudentemente, rehuya e diálogo decía a algún plan? sobre un asunto que se ha de dilucidar en- -Pudiera ser- -respondió. los debates parlamentarios, y otra cosa muy- ¿H a n terminado ustedes ya el examen distinta que aliente con su silencio la actide la p r ó r r o g a del presupuesto? tud de desacato y de provocación del señor- -S í y a está terminado. Maciá. Mucho más constándole al Gobier- ¿L o leerá el ministro de Hacienda está no que, como dijo certeramente el ministro tarde en las Cortes? Sr. Domingo, la Esquerra no es Cata- -N o lo s é pero lo acordado ya se manluña. dó anoche mismo a la Gaceta. E s una cosa muy complicada, con numerosos estados y cifras, de lo que resulta que empezamos el a ñ o con un presupuesto de gastos por, el p r i mer trimestre de un presupuesto de. i.ioo millones lo que supone un presupuesto anual de m á s de 4.000 millones. Y ya veremos Manifestaciones de les ministros a! a cómo nos las arreglamos para arbitrar los ingresos. entrada- ¿A c a s o con alguna emisión de deudasA las diez y media de la m a ñ a n a comenobservó un periodista. zaron a llegar a ja Presidencia los ministros -N o creo, porque eso no conviene ahora. para reunirse en Consejo. H a b r á que forzar l a recaudación de los imE l Sr. Domingo dijo que en el Consejo puestos. continuaría el estudio comenzado anoche sobre los presupuestos y el plan parlamentario E n esta cifra de gastos no sólo van incluídos los gastos ordinarios de anteriores preque ha de seguirse al reanudar las Cortes su supuestos, sino los de aquellas obras extraactividad. ordinarias, como la de ferrocarriles, que coU n periodista le p r e g u n t ó ¿N o t r a t a r á n ustedes de los sucesos de rrían a cargo de l a Caja Ferroviaria. Además, en el presupuesto que nos dejó el anCastiiblanco? terior Gobierno había numerosas partidas E l ministro de Agricultura contestó que falsas, como las de las minas de Almadén, seguramente no, porque habiendo pasado el que se cifraba sus ingresos en doce millones asunto a la jurisdicción correspondiente, ésta y sólo alcanzan a un millón, y en el ministendría que decir en definitiva la última paterio de l a Guerra se ha encontrado con que labra. faltaban para pago del personal disponible Poco después llegó el Sr. Prieto, quien varios millones. dijo: Aunque l a nivelación del presupuesto nq- -N o tengo nada que manifestar. Y a ven sea exacta, porque eso es una operación arit- j ustedes que n i cartera traigo. mética, nos podemos dar por satisfechos con! E l S r Carner confirmó que el Cosejo conseguir un presupuesto saneado, porgue sería exclusivamente económico, puesto que en él se proseguiría el acoplamiento de los con ello podremos acometer l a ejecución de obras públicas que sean necesarias, no como distintos presupuestos. las emprendió la Dictadura, que vivió soborLos restantes ministros nada dijeron. E l nando al país, pues no otra cosa que un so- i Sr. Casares, que llegó el último, pasó rápiborno era el de emprender grandes obras damente por delante de ios informadores l i para conquistar adeptos, sin proyectarlas téc- j mitándose a saludar, y seguidamente tomó tucamente y sin conocer sus importes to- el ascensor. tales. E l Consejo quedó reunido a las once y Las obras de ferrocarriles proyectadas! veinticinco. de ¡a mañana. por el conde de Guadalhorce se calculan en seis m i l millones de pesetas, sin contar- los i Ef presidente obsequia a los periodistas gastos a que daría lugar l a explotación, r u i- nosa en su mayor parte. y hace unas declaraciones de interés L a prueba de cómo se hacían los proyecA la una y media de la tarde el presidente tos está en el del ferrocarril Madrid- Burdel Consejo abandonó unos momentos la re- gos, donde se descubrió por el propio Guaunión ministerial y en una de las dependendalhorce un error de 60 millones de pesetas cias de la Presidencia, acompañado del subseen los precios del proyecto y existen aún cretario, S r Ramos, y del oficial mayor, don obras contratadas desde el año 26, que no A r t u r o López, se reunió con los periodistas tienen todavía el proyecto aprobado. para tomar con ellos una copa de Jerez, con Después se extendió en consideraciones motivo del nuevo a ñ o sobre la situación de algunos AyuntamienE l S r A z a ñ a departió con los informatos, como Cádiz y Sevilla, donde se emdores, y a preguntas de éstos manifestó, que prendieron grandes obras y ahora pa an no conocía a ú n el plan parlamentario para apuros para enjugar esos gastos. EL CONSE O D E MI N 1 STROS D E A Y E R 4
 // Cambio Nodo4-Sevilla