Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 6 DE E N E R O D E 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 50 Agronómico a lo general, y muy destacadamente en l o encomendado a sus estaciones Especiales; pero se impone robustecer y ampliar lo que se realiza, y es de alta conveniencia, también coordinar debidamente lo que en forma dispersa se ejecuta. T a l es lo que, en m i modesta- -opinión, debe determinar en España el Instituto de Investigaciones Agronómicas. MAM NO F E R N A N D E Z CORTES decir, su depreciación en este caso, para los francos suizos y para el dólar, aumentos que l son los que, establecida la comparación, tanto de fin de año como de sus cambios medios, se vuelven contra l a peseta en proporción no pequeña, y ésto es lo que debemos lamentar, porque influyen de manera muy d i recta en nuestra economía y en nuestro prestigio. Y este saldo adverso en las cotizaciones no está solo. H a y que agregarle l a suma Ingeniero agrónomo. de libras esterlinas que queda pendiente en ese otro saldo de intercambio de operaciones a más de los créditos abiertos en F r a n E L C A M B I O E X T E R I O R cia con garantía metálica del Banco de E s paña y del Tesoro. E N 1933 E l período anual ha sido adverso, como se M u y agotado fué para el cambio internave, y nuestros votos van, naturalmente, a cional el año 1931, no sólo en España, sino fayor de la rectificación que el año que coen todo el mundo, porque l a libra esterlina, imienza puede hacer a su antecesor, si l a posigno en el cual se concertaban y conciertan lítica general económica y l a política social gran parte de las operaciones comerciales, de España mejoran, en el sentido de producesó en septiembre último de representar cir el imperio de la paz pública, l a ausencia oro. N o queremos reierirnos exclusivamende leyes extremistas y el desarrollo del trate a l patróa moneta: -inglés, sino al nuesbajo, como consecuencia de esa trantro, y señalar las vicisitudes de fin de año y quilidad. Está desequilibrada la balanel cambio medio que corresponde a los dos za comercial, según revela l a estadístiúltimos transcurridos. Los tipos hablarán ca general de Aduanas, y está igualmente por sí solos de su significación ante l a cotidesequilibrada la balanza económica; (no sazación dada por el Centro de Contratación bemos, esto último por estadísticas oficiales de moneda. E n fin de 1930, el cheque sobre que no se editan) pero Se deduce al conoParís estaba a 37,55, y en fin de 1931, a cer el déficit que el Centro de Contra 46,50, o sea 8,95 más por 100 en el año que tación de moneda registra en su acacaba de vencer. L a libra cede de 46,40 a tuación anual. También el balance del B a n 40,40, porque se compara un período repreco de España, analizado en sus partidas resentativo de oro con otro, en que cesa y a lacionadas con la intervención monetaria y esa representación; pero tomando el camcon las operaciones de dicho Centro, extebio medio de 1930, que fué 41,92, y conrioriza el desequilibrio. de la balanza econófrontándolo con el siguiente, hay un alza, mica, y así lo expuso no ha mucho en un arde 5,74 tículo bien razonado, nuestro estimado coE l franco suizo y el dólar, que son los que lega El Debate. expresan ahora valor de metal amarillo, es A h o r a bien, ¿quién se aventura a pronostaban a 185,25 y 9,55, y han quedado, en fin ticar para 1932 mejor apreciación del sigde 1931, a 231,30 y a 11,86, o sea en alza no monetario español? U n hecho favorable, de 46,05 por 100 y de 2,31 por dólar; cono, mejor dicho, un intento se ha producido siderando el cambio medio de cada uno de y a el propósito del ministro de Hacienda esos años, resulta un aumento de 32,53, que de nivelar los presupuestos. E s en efecto, gradúan el aprecio de nuestra moneda; es uno de los principios básicos para el avance crediticio de una moneda. N o es ello sólo bastante, pero ya es mucho. ¿Seguirán los demás hechos determinándose con igual significación? E s lo que deseamos, y lo que deseamos muy sinceramente en bien de España, que necesita una política monetaria fija y continuada, que hasta ahora no ha existido por razones que serían de larga enumeración. i E L P R O B L E M A RELIGIOSO Y S U S DISTINTAS REPERCUSIONES La multa al alcalde de Munguía Bilbao 5, 4 tarde. Sigue siendo motivo de comentarios en l a Prensa local la sanción impuesta por el gobernador interino, señor Vallejo, al alcalde y concejales de Munguía por haber acordado asistir y haber asistido en cuerpo de comunidad a un acto religioso celebrado en aquel Municipio. Como se sabe, los diputados señores Aguí- rre y Oreja telegrafiaron al ministro de la Gobernación y al gobernador propietario, que entonces se encontraba en la Coruña, protestando de la actuación del Sr. Vallejo. H o y ha regresado a Bilbao con su familia el. Sr. Calviño. L e hemos interrogado sobre el particular, pero se ha mostrado hermético haciendo notar que todavía no conoce el fondo del asunto y que tenía necesariamente que estudiarlo. Desde luego sentaba el hecho, por parecer probado de que el alcalde de Munguía se produjo con alguna falta de respeto en la conversación que tuvo con el gobernador interino, Sr. Vallejo. También nos dijo que esta mañana le había visitado en pura visita de cortesía, el d i putado a Cortes tradicionalista Sr, Oreja, uno de los que cursaron telegramas con el motivo ya citado al ministro y a él. ea usted tocios los domingos ¡a popular revista ilustrada que es diversidad de sus la abundancia su E O por la belleza desús planas artísticas, y 111 R E C A I O por la baratura de su p ETA ejemplar en toda
 // Cambio Nodo4-Sevilla