Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O io D E E N E R O U n a de las presidencias de la mesa fué ocupada por el festejado, que sentaba a su derecha a la señora de A r c e esposa del p r i mer secretario de la Embajada de Cuba, y a su izquierda a la señora de Farmanck, esposa del consejero de Checoeslovaquia. L a otra presidencia estaba ocupada por la embajadora de Méjico, señora de Pañi, que tenía a su derecha al embajador de Cuba, señor García K o h l y a su izquierda al ministro de Turquía, Sr. Kemal Bey. L o s demás comensales eran: el consejero de la Embajada de Chile y la señora de M o s l a el primer secretario de Cuba, señor A r c e los señores de Villatoro y sus hijos Sofía y J u a n D Federico Villanueva, la señorita de Araús, cl marqués de Vinent, los marqueses de la Rosa, el diplomático español Sr. Torres Qucvedo, la señora viuda de Gallo (Semprún) el general Losada, los vizcondes de Villandrando, D José Ortega Morejón, los señores de Uzcategui, los marqueses de Torne Milanos, los señores de R i vera (D. Juan) la condesa viuda de Fuenteblanca y el Sr. Martínez Morales. E l embajador de Cuba, D M a r i o García K o h l y con su cálido verbo, ofreció el homenaje a la hora del champaña. Fué muy aplaudido. L a mesa estaba adornada con banderitas fchilenas y españolas. E l embajador de Chile, D Enrique B e r múdez, que agradeció emocionado el homenaje, recibió muchas felicitaciones. E n la Embajada británica se celebró anoche una comida. Fueron huéspedes de sir George Grahame los señores siguientes: Presidente del Consejo de ministros y señora de Azaña, D L u i s Zulueta, embajador de Bélgica y barones de Borchgrave, embajador de Francia y madame Herbette, ministro de M a r i n a y señora de Girald, m i nistro de Instrucción Pública y señora de los Ríos, embajador de España en Londres y señora de Pérez de Ayala, subsecretario tíe Estado y señora de Agramonte, introductor de embajadores y señora de López Lago, secretario general de la República y señora de Sánchez Guerra, D Alberto de Jiménez y señora. También asistió a la comida el culto personal d e l a Embajada. D E 19.32. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 38. nur. ciadas contia ellos; en ese ambiente de hostil prevención se formularon importantes cargos, que el interesado no pudo contrarrestar, porque, según afirmaba, se le l i mitó el derecho de defensa que la ley le concede, 110 practicándose la amplia prueba que oportunamente propuso, y en estas condiciones se dio por concluso el expediente, tan irregularmente tramitado, a juicio del recurrente. E n defensa de su integridad profesipnal adujo hechos de tanta trascendencia como son la aprobación por la Audiencia territorial correspondiente. De la sentencia recaída en el pleito a que anteriormente se refirió l a retractación de los que en principio le acusaron; el buen concepto en que se le tiene en el partido donde ejerció el cargo, según el testimonio de numerosas personas y la sentencia absolutoria dictada por la Audiencia provincial de Córdoba, en la causa que se le instruyó por seis supuestos delitos que del expediente fluyeron. Alegó como infringidos los artículos 737 y 738 de la ley Orgánica del Poder judicial, y en atención a esos preceptos solicitó l a nulidad de todo lo actuado. E l fiscal, Sr. García del Valle, se opuso al recurso, por considerar que en la tramitación de las actuaciones se habían observado las prescripciones legales, citando en confirmación de su tesis algunos antecedentes sancionados por la Jurisprudencia. L a Sala resolverá en definitiva si los trámites que se dicen omitidos debieron o no llevarse a efecto. -F. de D. Expuso después el concepto de familia, tan desconocido hoy por la mayoría, tal como lo definieron Platón, Santo Tomás, C i cerón, San Agustín, León X I I I Balines y el padre Maujón. Estudió después el rigen de la familia, sobre el que discuten las escuelas principales: la positivista, que imputa el origen de la misma a la descendencia del mono; la socialista, que lo atribuye a la economía. Combatió enérgicamente tales escuelas. Afirmó que incumbe al cristianismo la gloria de haber dignificado la familia y d i haberla elevado a la condición sagrada, de que goza en las doctrinas de Jesucristo. Tres son los caracteres que expuso de la familia: unidad, indisolubilidad y santidad, exponiendo los vicios que a ellos se oponen, principalmente el divorcio, al que combatió duramente. Dentro de la familia, tres. son las sociedades que existen: la conyugal, la paternofilial y la servil, de los criados y los amos. Extraño parece hoy día hablar de la satisfacción que es el fin de la familia; esto es, sujeción de las personas que la componen a la doctrina de Cristo. Entonó un bellísimo canto a la libertad, sobre la que tantos odios han depositado su sendimento y tantas injusticias se han cometido en su norñbre. Pues con libertad plena el hombre, la familia tiene que tender a su fin, a la santificación. Combatió enérgicamente a los que en nombre de la libertad imponen a l a sociedad, de. modo arbitrario, las normas de su partido. L a libertad de enseñanza, que defiende la Federación de Padres Católicos, es consecuencia de la familia. Libertad, que está aherrojada por los que se llaman e invocan el nombre de la libertad como guión de todos sus actos. Excitó a todos para que con energía defiendan a la familia, que es la obra de Dios. A l terminar el Sr. Monge y Bernal su brillante disertación, fué muy aplaudido. UN I N C E N D I O DESTRUYE PARTE DEL C O N V E N T O DE JESUÍT A S D E OÑA Burgos 9. 5 tarde. Anoche, como adelantamos en nuestra edición anterior, a las ocho y inedia se declaró un incendio en el colegio residencia de los Padres Jesuítas de Oña, que tuvo su iniciación en un desván del último piso, situado junto al laboratorio de Biología, y adquirió gran incremento, corriéndose, rápidamente las llamas por toda la- fachada principal del edificio. E n vista de la importancia del siniestro se avisó a las autoridades de Burgos, y el alcalde de dicha capital dispuso que saliera una sección de Bomberos. También marchó. a Oña para dirigir los trabajos de extinción el gobernador civil de Burgos. Simultáneamente, desde Oña se avisó a los pueblos de Miranda de Ebro, Medina de Pomar, Villarcayo y Poza de la Sal, de donde se destacaron voluntariamente numerosos vecinos, con picos y palas, para contribuir a sofocar el voraz incendio. Después de grandes e incesantes trabajos se consiguió localizar el siniestro en la torreta derecha del edificio, quedando destruidas 25 habitaciones de otros tantos religiosos, el laboratorio de Física y los localesdestinados a clases de Filosofía. E n cambio se salvaron la biblioteca, que contiene más de 60.000 volúmenes, y los laboratorios de Física y Biología, de tm valor incalculable. También se salvaron los claustros gótico y románico y toda la iglesia. Las pérdidas se elevan a 300.000 pesetas. Se ignoran las causas que originaron el incendio y se recuerda el caso curioso de que en el espacio de un año se han registrado tres incendios casuales en esta residencia. E l colegio residencia de los Jesuítas lo habitan actualmente 310 religiosos, los cuales, según ha manifestado el gobernador, tienen sacados pasaportes para marchar al 1 extranjero. LOS TR 1 BUNALES CONFERENCIA D E L SEÑOR M O N G E Y B E R N A L, E N L A F E D E RACIÓN D E PADRES CATÓLICOS A y e r tarde, en el salón de actos de la Cámara de Comercio, pronunció su anunciada conferencia el elocuente abogado D José Monge. y Bernal. E l acto había sido organizado por la Federación de Padres Católicos de Alumnos de Colegios de Sevilla y al mismo asistió una selecta concurrencia. E l Sr. Ollero hizo en breves palabras la presentación del orador. D José Monge y Bernal comenzó dedicando elogios a la Federación de Padres Católicos, por l a organización del ciclo de conferencias. E n estos momentos- -dijo- -de confusión de ideas y de palabras, de teorías y de enseñanza, se hace precisa la actuación de los ¡católicos. Afirmó que éstos tienen hoy día que arrepentirse de los hechos pasados, y formar propósito de actuar activamente. H o y día la ignorancia aun de las normas fundamentales contenidas en el Catecismo, impera en muchísimas personas, ignorancia que hay que combatir y desterrar; corren pareja con ella las prevaricaciones de aquellos que, como el Apóstol, niegan a Jesucristo en la hora de. los sacrificios y de las luchas. D E 1 USTI C 1 A En el Supremo R e c u r s o contra destitución de un funcionario E n la Sala cuarta se lía celebrado ayer la vista del recurso interpuesto por D Carlos Roda, juez que fué de primera instancia e instrucción, contra real decreto de 12 de agosto de 1930, por el que se acordaba su destitución del cargo que, como tal funcionario de la carrera judicial, desempeñaba. L a defensa del recurso estuvo mantenida en estrados por. el- propio, interesado, que, detalladamente, expuso, a la consideración de la Sala la génesis, evolución y circunstancias del caso que motivó la improcedente y grave sanción de que había sido objeto. U n a justa sentencia, dictada contra los deseos de cierta persona, influyente a la sazón en la provincia, donde el recurrente ejercía su cargo, fué la causa determinante de un expediente, en el que se acumularon toda clase de testimonios contrarios al juez, aportados por testigos recusables, enemigos del sentenciador, por ajustadas resoluciones pro- Se renfle en tofla España al precio fle UNA PESETA
 // Cambio Nodo4-Sevilla