Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Unión C l u b i A r e n a s o San Sebastián I I E n el Stadium Gal se celebró ayer el partido de campeonato, de L i g a contendiendo los primeros equipos, delUnión Club de I r ú n y el Arenas de Guecho. E l tiempo, muy desagradable, corriendo mucho viento. Entrada escasa. Los equipos se alinearon en la forma, siguiente: Unión C l u b E m e r y Goyenechca y M a n cisidor; P Regueiro, Gamborena y Sotes; Azcona, Echezarreta, Elicegui, Cajo y A m u nárriz. Arenas Zarraonandia; Llantada y A r r i e t a Cilaurren, Urresti y Gerardo; Saro, García, Calero, Menchaca y Emilín. De arbitrar el encuentro se encargó el colegiado aragonés Adrados. Elige campo el Arenas y saca el I r ú n Comienza el encuentro con dominio alterno, y, a pesar de que el Arenas juega a favor del viento, el I r ú n logra imponerse en ocasiones. Los fronterizos realizan bonitas j u gadas, iniciadas especialmente por la línea media y- singularmente por Gamborena, que está jugando mucho. E l Arenas hace avances sueltos, consiguiendo bastante peligro en la meta irunesa; pero, en general, puede decirse que el juego se hace en medio del campo. H a y un pase de Gamborena. á Amunárriz, corriendo este la línea y dando lugar a un pequeño barullo en la meta arenera, terminando con un comer contra los de Guecho, sin consecuencias. Esto sucede a los diez minutos de juego. E l Unión hace varios avances, que. son estropeados por el vendaval. Elicegui hace una arrancada cori la pelota por el centro, y, cuando está cerca de l a meta enemiga, cede el balón a Cajo, que chuta, saliendo el balón fuera. H a y- u n comer contra el Unión, que tira Saro, rematando Cilaurren fuera. A pesar del viento, el I r ú n domina ahora. H a y un chut de García, que para Emery. Nuevo avance de los areneros, con chut de Emilín, que sale rozando- el lateral. Chut de Calero, que se malogra, y termina la primera mitad. Comienza la segunda mitad con dominio del I r ú n y anotamos un pase de Elicegui a Azcona, que centra, rematando formidablemente Regueiro y parando Zarraonandia. Avance del I r ú n por el ala derecha, que se malogra por offside de Echezarreta. E l dominio del I r ú n aumenta considerablemente, traduciéndose en tiros de Gamborena y Elicegui, sin resultado. Córner contra el Arenas, que va fuera. Bonita jugada de Gamborena y chut de Pedrito, que va fuera. Se suceden momentos de peligro para el Arenas, y, a los quince minutos, hay un excelente pase de Gamborena. a Elicegui, quien cede a Cajo, y éste remata de un gran tiro, enviando la pelota a l a red y marcando el único tanto de la tarde. Continúa el dominio del I r ú n y l a delantera irunesa está jugando magistralmente. Comer contra el Irún, que despeja Goyenechea. Avance de Saro, y primera i n tervención de Emery en este tiempo. Sale por la pelota el portero irunés y cede córner. EÍ Arenas reacciona brevemente, y pone en peligro la meta irunesa; pero vuelven los fronterizos a atacar, lanzando dos corners contra los de Guecho. Se produce un barullo ante la puerta arenera. Elicegui remata de cabeza, pasando el balón por encima del larguero. Y sin más jugadas dignas de mención, termina el encuentro, con el triunfo del i i ú n por un goal a cero. Adrados estuvo imparcial; pero poco enérgico, consintiendo algunas veces el juego amo, E 1 Arenas jugó mal, destacándose sólo Cilaurren. E l I r ú n hizo un admirable partido, sobre todo la delantera, que se entendió a las mil maravillas. Se distinguieron Cajo y Gamborena. 1 Barcelona, 6; Alavés, o Barcelona n 10 mañana. U n a cosa ha! quedado intacta en el Deportivo Alavés, después de la emigración de sus mejores elementos: la línea media. Y ella hizo el milagro en la primera parte, durante l a cual mucha gente se entregó al Alavés, extrañando su puesto en la cola, y considerando justa, con un ¡A h o r a lo comprendo todo! la derrota del Español en V i t o r i a por cuatro tantos a uno. E l milagro consistió en mantener a raya al Barcelona, j u gando tanto como él, y a veces mejor. Con mayor abundancia y mayor peligro tiró a goal la delantera barcelonista, pese a lo mal que combinaba; pero su buena suerte, y el gran juego de sus medios, le dieron alas al Alavés para volar muy alto. Los que creían que apenas tendría fuerzas para despegar, siguieron al Alavés en sus evoluciones, con la boca- abierta, en un gesto de sorpresa. E l Barcelona acertó a marcar un solo tanto, conseguido apenas iniciado el juego- -marcándolo Ramón- y la actuación de los vitorianos durante los cuarenta y cinco minutos fué de firme obstaculización y peligroso ataque. Pero vino el descanso, y aterrizó el A l a vés. E n este momento se demostró una vez más la hidalguía del público de Las Corts, que aplaudió cariñosamente. Pero nosotros, aun considerando muy merecidos los aplausos, no nos habíamos entusiasmado. N o s pareció que el esfuerzo de los medios alaveses había llegado al máximo de sus posibilidades, y al tomar tierra los de V i t o r i a después de tan espléndido raid, vimos que algo se había malogrado, dfícil de componer. E n efecto, en la segunda parte ya no pudo despegar el Alavés. Se había enfriado el motor, y resultaron inútiles los esfuerzos de todos para volver a subir. Aquel juego ágil, fácil y entusiasta, brotaba de los medios, las cataratas del equipo, y éstas se h a bian agotado con los excesos cometidos en la primera parte. Entonces, el Barcelona pudo remontar fácilmente la corriente, y á otro goal de Ramón, siguió uno de Sagibarba; a éste, otro de A r n a u después, el tercero de Ramón, y, finalmente, u n o d e Arocha, en un salto de pantera, arranque de genio, de mal genio, porque nada le había salido a derechas en su puesto. Cinco goals, más uno, jugando igual en una y otra parte; es decir, jugando siempre mal. Porque el juego del Barcelona, sin medio y sin delantero centro, que cumplieran con acierto en ambos puestos. fué: tan torpe y desigual en la primera parte, como en la segunda, con una sola diferencia en ésta: que al declararse impotente el Alavés, todos quisieron apoderarse del botín, y atacaron desordenada, pero eficazmente, dejando de marcar goals solamente las defensas. E n resumen, vino a ser el partido una lucha entre tres jugadores de clase, que unían a un equipo, contra once jugadores, también de clase, que no acertaron nunca a entenderse de un modo correcto e inteligente. Se justifica, pues, el 6- 0 por once contra tres, y sigue envuelto en dudas el 4- 1 desfavorable al Español, comprensible tan sólo recordando que ello ocurrió en Vitoria, y en tina de esas tardes en que el Español, sin calor del hogar, se empequeñece y desfigura. Arbitró Escartín, con abundantes yerros en la segunda parte, y formaron! QS equipos: Barcelona: N o g u é s -Zabalo, AlcorJ 7 j j Arnau, Arocha G á m i z Piera, uestit, G o i buru, Ramóu y Sagiba ba. ¿A A l a v é s o iermiiTÓ completo el partido, por haberse lesionado Fede, y se alineó a s í Garay; Arana, D e v a Urquiri, Antero, Fede; Paco, Aramburu, Ibarrarán, Lecue y Juanito. Echevarría. -Ors. y r Racing de Santander, 4; V a l e n cia, 1 Santander. E n el Sardinero, completamente lleno, se jugó este encuentro. Los valencianos fueron recibidos con una gran ovación, alineándose a s í Valencia: Nebot; Melenchón, Torregaray; Abdón, Molina, Conde; Torredeflort, V i l a nova, Navarro, Costa y Prieto. Racing: Sola; Ceballos, Mendaro; García, Osear, Larrinaga; Santi, Loredo, T é lete, Larrinaga y Cisco. A los tres minutos, el Racing aprovecha el despeje débil, efe un comer para apuntarse el primer tanto. Ayudado por el viento dominan los locales, que a los veintisiete minutos se apuntan el segundo goal, de un tiro fuerte de Télete. E n la segunda parte, el Valencia no saca provecho del aira a su favor, haciendo el Racing mejor juego. A los siete minutos, Télete sirve a Cisco un balón adelantado, y antes de que entre Melenchón, aquél lo recoge y lo coloca limpiamente ien la red, apuntándose el tercer tanto. Cinco minutos después, Torredeflort aprovecha un fallo de Cébala- y de. un tiro cruzado marca el único goal valenciano. Luego, muy animados, dominan loí forasteros, pero por imprecisión de los delanteros, no logran apuntarse más tantos. Cuando faltan seis -minutos, Cisco pasa a Larrinaga, que de un shot a medio bolea, logra el cuarto goal racingúista. E l partido fué de escasa clase, dominando casi siempre los locales. E l arbitraje de St eimborn fué enérgico e imparci. al. i wR- u. m ¿M- t. jfctjwf. w- -t. i... -w. i aj. iii 1 iM. iimwi Clínica del doctor Morón. Sevilla. Operación de cataratas, estrabismo, glaucoma, etc. Servicio regular de autobuses. Bussin y Minerva, por la carreteril nueva, entre E c i j a- L a IJuisiana- Carmona- SevUla. Horario para el servicio de invierno, que r e g i r á desde el 20 de octubre hasta nuevo aviso: Salida de E c i j a para Sevilla: 7 m a ñ a n a 4,30 tarde. Salida cíe Sevilla para E c i j a 8 m a ñ a na, 6 tarde. Salida de Carmena pava Sevilla: 7 m a ñ a n a 8 m a ñ a n a 8,15 m a ñ a n a 2 t a r d é 6 tarde. Salida tle Sevilla para Carmena: 8 m a ñ a n a 12,30 tarde. 4 tarde, 6 tarde, 1 tarde. Oficinas y p a r a á a s Sevilla, plaza de San Fernando, n a v 6, t e l é f o n o n ú m 26125. C a r m o ñ a plaza de San Pedro, n 3 m. 49, t e l é f o n o n ú m 185. Ecija T e t u á n n ü m 1 S, t e l é f o n o n ú m 132. EMPRESA SOTO T o m e usted M a g n e s i a B i s u r a d a y poco le c o s t a r á o l v i d a r que j a m á s h a y a sufrido del e s t ó m a g o L a M a g n e s i a B i s u r a d a le asegura que gozará, usted de u n a d i g e s t i ó n n o r m a l y sin dolor, n e u t r a l i z a n d o casi i n s t a n t á n e a mente el exceso de acidez estomacal, que casi siempre es l a causa de los dolores de e s t ó m a g o No ss r e p e t i r á n las sensaciones agrias, pesadez, a c e d í a s n i flatulencias, e t c é tera, etc. provisto cjne tome usted m e d i a e u c h a r a d i t a de las de café de Magnesia B i s u r a d a d e s p u é s de c a d a comida. Se h a l l a do venta en todas las farmacias. Tabletas, 2,65 ptas. polvo, 4,15. Se garantiza completa satisfacción o se devuelve su i m p o r t e L o s naédicas recomiendan la Magnesia Bisurada.
 // Cambio Nodo4-Sevilla