Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 13 D E E N E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G E N L A CÁMARA MANIFESTÓ A Y E R E L M I NISTRO D E JUSTICIA O U E E L A R T I C U L O D E L A CONSTITUCIÓN R E F E R E N T E A L A DISOLUCIÓN D E C I E R T A S O R D E N E S R E L I GIOSAS SE CUMPLIRÁ INEXORABLEMENTE L o que se adeuda a los médicos titulares españoles. A c e r c a de los periódicos que boicotean a la República y hacen campaña terrorista. E l G o b i e r n o prepara una l e y de O r d e n Público que garantizará el derecho de todos, según afirma el señor Casares Q u i r o g a E l señor Sediles dice que el general Sanjurjo no debe continuar al frente de la Guardia civil ni un minuto más. S e discute y se aprueba un proyecto de tarifas arancelarias para la importación del maíz. L a sesión de ayer tarde Se abre la sesión a las cinco menos cinco de la tarde, bajo la presidencia del señor Besteiro. Ruegos y preguntas E l S r A C U Ñ A denuncia mal trato dado a los obreros de minas del Rif, y afirma que los principales cargos de éstas son desempeñados por parientes y amigos de un general que ejerció el cargo de comisario superior. Habla de las deficiencias de colonización en nuestra zona del Protectorado y afirma que aún no se han abonado las indemnizaciones por las pérdidas sufridas con motivo de l a catástrofe de 1921, y compara el abandono de España con l a actividad y el buen orden de l a zona francesa, por lo que deduce que será difícil que acudan capitales españoles a l a zona de nuestro Protectorado. E l Sr. J U A R R O S reproduce un ruego sobre abono de atrasos a los médicos titulares, que ascienden a más de tres millones de pesetas en toda España. E l ministro de l a G O B E R N A C I Ó N se queja de l a lentitud de los trámites burocráticos, y ofrece ocuparse del ruego formulado, pues no quiere que los funcionarios públicos sufran perjuicios injustificados. E l S r R I C O A B E L L O pide l a reglamentación de cierto vicio social a imitación dé lo hecho en otros países. E L m i n i s t r p de l a G O B E R N A C I Ó N afirma que hay anunciada una interpelación sobre dicho asunto, y entonces será el momento de tratar de l a cuestión. E l S r G O M A R I Z habla de los periódicos que hacen campaña terrorista y que boicotean a l a República y pide que se extremen los rigores gubernativos para evitar la campaña antipatriótica que se realiza desde l a Prensa y desde l a tribuna. E l S r G I L R O B L E S y otros diputados agrarios y vasconaivarros interrumpen al orador y se promueve un pequeño alboroto. El ministro- de l a G O B E R N A C I Ó N afirma que no se puede establecer un criterio de excepción contra los enemigos de l a República, porque esto no sería democrático, ya que derechas e izquierdas tienen los mismos derechos para expresar sus pensamientos. (M u y bien. N o es de opinión que se aplique constantemente l a ley de Defensa de l a República, que de este modo caería en desprestigio. Rectifica el Sr. G O M A R I Z E l S r R O M A afirma que para los estudiantes pobres aún no se ha proclamado l a República en España, a pesar de haberse votado un crédito de 300.000 pesetas para matrículas de aquellos jóvenes aptos y capacitados que no pueden acudir a los Centros oficiales de enseñanza por carencia de recursos. Pide que sea distribuida esa consignación. E l Sr. C A S A R E S dice que suspendió Mundo Obrero porque no está dispuesto a tolerar l a agresividad empleada por éste contra l a República. E n cuanto a los periódicos monárquicos, dice que tan pronto como l a dirijan ataques diáfanos serán incluidos en la ley de Defensa de la República, que se aplicará con todo rigor. E l Sr. G O M A R I Z rectifica y dice que hay que contestar en forma adecuada a l a campaña revisionista del Sr. G i l Robles y sus amigos, que afirman que estas Cortes son facciosas. E I S r G I L R O B L E S E l Sr. Maura también lo ha dicho. E l S r G O M A R I Z dice que hay que evitar los dolorosos choques que puedan sobrevenir si continúan tales campañas. Tendremos- -dice- -que contestar con l a violencia. E l S r G I L R O B L E S Y nosotros, ¿somos mancos? E l ministro de la G O B E R N A C I Ó N declara que el. Gobierno prepara una ley de Orden público que garantizará el derecho de todos. E l S r B O T E L L A pide que se aplique el. artículo 26 de l a Constitución, que obliga a que sean disueltas ciertas órdenes religiosas. Recuerda que la aprobación de este artículo determinó l a salida del Gobierno del Sr. Alcalá Zamora. Dice que ahora nos encontramos en el trance de que éste ocupa la presidencia de l a República y el artículo no se cumple. Pregunta qué ocurre para que se falte a la Ley. Alude a un artículo del S r Alcalá Z a mora publicado en La Jomada, de Buenos Aires, a raíz de aquella discusión, en el cual afirmaba que el precepto se cumpliría con blandura. Cree que si no se cumple lo prometido, el pueblo pedirá cuentas. Teléfonos de A B C en Sevilla Dirección Redacción. Administración. 32.679 32.188 32.689 Oficina! Calle M u ñ o z Olivé (antigua de Lombardos) 23.5 4. E l Sr. G I L R O B L E S A cada cual COR su responsabilidad y al Sr. Ajcalá Zamora con la suya. E l ministro de J U S T I C I A dice que ausente el jefe del Gobierno contestará con serenidad y ecuanimidad al Sr. Botella, quien ha hablado con su representación propia, y no, seguramente, en nombre de la minoría. Afirma que ese precepto y otros de la ley Constitucional se cumplirán, pero es preciso aprobar las leyes complementarias y previas, como son l a electoral, la agraria y ía del Tribunal de garantías. L a aplicación del artículo 26, tendrá su hora y su momento. Carlos I I I- -g r i t a el ovador- -no anunció su acto político con bombo y platillo. Ciertas cosas no se anuncian y se hacen. Cuando se está aquí- -añade- -no se habla para la calle, sino para gobernar y en pro de la República. E l Sr. S O R I A N O E s un pequeño R o bespierre. E l ministro de J U S T I C I A termina d i ciendo que lo que no es constitucional es hab l a r del jefe del Estado, que está por encima de las luchas de los partidos y no puede convertirse en protagonista de luchas anticlericales. (Aplausos. E l Sr. B Á E Z A M E D I N A declara que l a minoría radical- socialista está al lado del Gobierno en esta cuestión, pues es el llamado a plantearla en momento oportuno. (E n tra- íi presidente del Consejo. E l Sr. B O T E L L A rectifica y dice que no está conforme n i con la minoría n i con el Gobierno. N o comprende que para cumplir un artículo de l a Constitución se tengan que aprobar una serie de leyes complementarias. Ignora los motivos que tuvo Carlos I I I para proceder silenciosamente. Declara que después de once años de identificación con el Sr. Albornoz, discrepa de él en estos momentos al mantener sus convicciones de siempre. (Rumores. N o está conforme con la teoría de que el jefe del Estado es indiscutible, teoría del tiempo monárquico, pero no de ahora. E l ministro de J U S T I C I A E l artículo 26 se cumplirá inexorablemente, pero en el momento que el Gobierno diga. E l Gobierno no necesita que nadie le espolee para cumplir su deber. Insiste en que el jefe del Estado es indiscutible y en que no debe ser mezclado en estos debates. E l Sr. B O T E L L A dice que ignora qué razones de fuerza se oponen a que el G o bierno cumpla con su deber, con lo cual conseguirá que el país se llame a engaño y será un duro trance. E l ministro de J U S T I C I A replica que el acto solicitado requiere un decreto meditado y sereno. Y que lo que respecta al proceder del Sr. Botella en la tarde de hoy, afirma que su actitud no es democrática, ñi sirve a la Justicia n i a l a República, y la única que puede agradecer las palabras del orador es l a Compañía de Jesús. (Rumores. E l S r G A R C Í A P R I E T O (socialista) formula acusaciones contra l a Guardia c i vil y pide el nombramiento de una comisión de parlamentarios que recorra los pueblos para comprobar las quejas. Habla del proceder de las autoridades locales y dice que ante, ellas ha repetido m i l veces sois los mismos perros con diferentes collares (Griterío y escándalo. Desde uno de los escaños se imita el ladrido del perro, que es acogido con risas. Trata después de cuestiones de trabajo relativas a Málaga y de la existencia de pistoleros al servicio del alcalde de Almargén. Pide a los ministros de la Gobernación y de Obras Públicas que intervengan en este asunto.