Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Guardia T 854- civil en ¡raje tm grabado de servicio en de la época. las a u t o r i d a d e s c i v i l e s en lo tocante a su organización. P a r a remediarlo trazó con maravillosa i n tuición de las c o n t i n g e n c i a s futuras. unas bases, que f u e r o n aprobadas, haciéndole dep e n d e r d e l r a m o de G u e r r a e n ese aspecto y d e l i m i t a n d o t a x a t i v a m e n t e aquellas otras f u n c i o n e s en que había de estar supeditado a l de G o b e r n a c i ó n T a n a d m i r a b l e fué l a v i s i ó n de c o n j u n t o del i l u s t r e g e n e r a l y t a n a t i n a d a l a especificación de los m e n o r e s detalles, que el espíritu que acertó a i n f i l t r a r el duque de A h u m a d a en el g l o r i o s o I n s t i t u t o h a p e r d u r a d o c o n s t i t u y e n d o u n m o d e l o de lealtad, de p u n d o n o r y de d i s c i p l i n a A l g u n o s países e x t r a n j e r o s h a n c a l c a d o sus n o r m a s p a r a establecer i n s t i t u c i o n e s a n á l o g a s E L HONOR ES L A DIVISA D E L C U E R P O DE HIENDO CONSERVARLO SIN M A N C H A PORQUE, U N A VEZ PERDIDO, NO SE RECOBRA J A M A S nemérita v e s c r i t o r m i l i t a r D M i g u e l Gist a u que compartió d u r a n t e a l g ú n t i e m p o en esta casa l a l a b o r periodística, m e n c i o n a n d o su interesantísima y d o c u m e n t a d a o b r a Historia de la Guardia civil, que c o m p r e n d e c o m o su n o m b r e i n d i c a l a del g l o r i o s o I n s t i t u t o desde su creación h a s t a el a ñ o i K 7, en que fué p u b l i c a d a H a y en ella unos capítulos en que se n a r r a n los episodios m á s salientes e n que h a i n t e r v e n i d o l a G u a r d i a c i v i l en el c u m p l i m i e n t o de su penoso s e r v i c i o unas veces e n actos de a s i s t e n c i a pública, otras e n l a persecución y c a p t u r a de c r i m i n a l e s o y a e n l a l u c h a cor- ira el b a n d o l e r i s m o que en A n dalucía y en la. M a n c h a especialmente, const i t u y ó en d e t e r m i n a d a s épocas u n a v e r d a d e ra plaga social. S o n tantos esos episodios, que se pueden c o n t a r p o r docenas de docenas, y se h a l l a n r e f e r i d o s Con t a l m i n u c i o s i d a d q u e a l i n tentar r e p r o d u c i r a l g u n o s t r o p i e z o c o n su e x c e s i v a e x t e n s i ó n y opto p o r e l e g i r u n o s cuantos entre aquellos que pueden ser relatados en m u y pecas l i n e a s E n 1856, u n a p a r t i d a de m á s de 6 0 0 h o m bres, a r m a d o s de hachas, se presentó en el pueblo de M a t a m o r o s r o b a n d o los f r u t o s y t a l a n d o los campos. U n cabo y o c h o g u a r dias l o g r a r o n r e d u c i r a l o s m a l h e c h o r e s s i n que h u b i e r a d e r r a m a m i e n t o de s a n g r e E l cabo c o m a n d a n t e del puesto de L l e r e n a a v e r i g u ó que e r a n cómplices de u n a p a r t i d a de ladrones dos i n d i v i d u o s d e l A y u n t a m i e n t o de M a l c o c i n a d o a los que d e t u v o E l alcalde, en el- acto de ser a p r e h e n d i d o o f r e c i ó m i l d u r o s a l cabo M a r t í n e z éste los r e c h a z ó c o n l a d i g n i d a d p r o p i a del I n s t i t u t o y fué ascendido por tan m e r i t o r i o acto. E l comandante D T e o d o r o A r t a l e j o jefe de l a G u a r d i a c i v i l de A l b a c e t e se vio acom e t i d o en las afueras de l a c i u d a d p o r c u a t r o asesinos a r m a d o s c o n n a v a j a s Se defendió c o m o p u d o c o n l a espada, que l e f u é arrebatada, y hubiera m u e r t o de seguro de n o aparecer p r o v i d e n c i a l m e n t e a su l a d o e l guardia Blas Montij a n o que l o g r ó a cost a de dos h e r i d a s poner e n f u g a a l o s malhechores. E n 1853, M a n u e l A n i d o y su c o m p a ñ e ro Isidro Castro l u charon con una numerosa partida de contrabandistas, r e s u l t a n do m u e r t o el p r i m e r o C a s t r o l o g r ó hacerse dueño del campo, -siendo p r e m i a d o c o n l a c r u z de p l a t a de San Fernando. Los g u a r d i a s V i cente G a l l a n y M a riano Cidraque evitar o n c o n su a r r o j o que fuese r o b a d a u n a d i l i g e n c i a p o r ocho b a n didos. E s t o s h a b í a n atravesado u n a m a r o ma en l a carretera y consiguieron d e t e n e r el c o c h e p e r o los g u a r d i a s se l a n z a r o n sobre ellos, p o n i é n d o los e n d i s p e r s i ó n y dando m u e r t e a l que los a c a u d i l l a b a En otra ocasión una pareja t r o p e z ó con una p a r t i d a de c o n t r a b a n d i s t a s bien armados. Estos, al verse frente a dos i n d i v i- duos solos, g r i t a r o n ¡A ellos, que no serí m á s que d o s! L o s g u a r d i a s d e s c a r g a r o n sus arTM s sobre l o s d e l g r u p o c a l a r o n después las bayonetas y l o s h i c i e r o n h u i r E n las estadísticas que t e n g o a l a v i s t a el n ú m e r o de g u a r d i a s que h a n s u c u m b i d o e n i n c e n d i o s e n i n u n d a c i o n e s y v í c t i m a s de l a e p i d e m i a c o l é r i c a en actos d e l s e r v i c i o es espantoso. T a m b i é n h a n p e r e c i d o m u c h o s a consec u e n c i a de atentados y en época de r e v u e l t a s e n 1848 e l p r o p i o g e n e r a l A h u m a d a que, escoltado p o r dos p a r e j a s de C a b a l l e ría, se d i r i g í a desde su d o m i c i l i o a l a P u e r t a d e l S o l p a r a ponerse a l f r e n t e de la f u e r z a f u é objeto de u n a d e s c a r g a a q u e m a r r o p a en l a calle M a y o r A s a l t a d o p o r las t u r bas, se a p o d e r a r o n de las b r i d a s de su c a ballo, y él, sereno en m e d i o del p e l i g r o s a c ó u n a p i s t o l a d e l a r z ó n que no p u d o d i s p a r a r porque a l l l e g a r a l a a l t u r a de l a calle d e l T r i u n f o r e c i b i ó l a d e s c a r g a que le causó u n a h e r i d a en l a ceja d e r e c h a S u caballorecibió dos b a l a z o s otros dos o tres l a m o n t u r a quedando h e r i d o s dos g u a r d i a s de l a escolta. Ú n i c a m e n t e a su serenidad debió el sal i r de las m a n o s de los r e v o l t o s o s H é r o e s y m á r t i r e s E s o son l o s defensores d e l o r d e n que l a sociedad tiene a su servicio. S o n d i g n o s del c a r i ñ o de l a c o n s i d e r a ción y d e l respeto de todos l o s c i u d a d a n o s de c o n c i e n c i a l i m p i a que n o tienen p o r qué t e m e r l o s y que n o se oponen a que las r e i v i n d i c a c i o n e s e q u i t a t i v a s y justas se c o n s i g a n s i n i m p u l s o s de f e r o c i d a d y s i n acentos de o d i o A. RAMÍREZ TOME d i c e en su p r i m e r artículo l a Cartilla del guardia civil, d o c u m e n t o a d m i r a b l e y m o t i- v o de j u s t o o r g u l l o tanto p a r a e l I n s t i t u t o c o m o p a r a su f u n d a d o r E n el r e g l a m e n t o del C u e r p o de 1871, se d i c e t e x t u a l m e n t e La disciplina, elemento esencial en un Cuerpo militar, lo es más y de mayor importancia en la Guardia civil, puesto que la diseminación en que se hallan sus individuos hace más necesario en este Cuerpo el riguroso cumplimiento de sus deberes, constante emulación, ciega obediencia, amor al servicio, unidad de sentimiento y honor y buen nombre de la institución. Bajo estas consideraciones, ninguna falta, ni aun las más leves, es disimulada en la Guardia civil. Q u i e r o tributar un merecido recuerdo a l a m e m o r i a d e l p u n d o n o r o s o jefe de l a B e- General Sanjurjo. jefe del Cuerpo en la actualidad.