Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 16 D E E N E R O D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 14 el metro cúbico por riego) e! de los abonos de todas clases, principalmente el de los llamados químicos; los diversos gastos de transporte de las naranjas desde los campos a los almacenes de confección; los j o r nales de mujeres y de hombres en estos a l macenes el valor de las cajas de madera, de las cajasde cartón, de los papeles de envolver las frutas y el timbrado de este p a pel, el de las cuerdas, clavos, flejes, y demás sujetadores de las cajas; el valor de los cromos de las marcas, de los fletes, transportes por ferrocarril, comisiones, etc. etcétera. Debo los datos de Castellón a D. Porfirio Palacios; l o s d e Alicante, a D Joaquín Cruz, y los de M u r c i a a D César Arróniz, los tres inteligentes celosos ingenieros, jefes del Servicio Agronómico en la respectiva provincia. L o s de Valencia, al personal del Servicio Agronómico que los tomó conmigo. Carezco de los elementos necesarios; son muchos y muy variables los que precisan, para poder intentar formar un razonado juicio que me permita vislumbrar con probabilidades de acierto si la importantísima riqueza naranjera española (debe tenerse en cuenta la riqueza naranjera de las provincias de Sevilla, Málaga. Huelva, Baleares y otras, tendiendo a crecer) continuará su crecimiento y se podrá, mantener pujante durante muchos años, o si más pronto o más tarde sufrirá crisis más o menos graves, que causen grandes ruinas. S i lo sucedido cotí el cierre de los mercados naranjeros de los Estados Unidos del Norte de América, y también con los mercados de otros países, se extenderá más y más, a favor de los fuertes y constantes vientos francamente proteccionistas, que soplan más o menos huracanados sobre casi todos los, países del mundo; como s los inconmovibles p r i n c i pios de l a economía política fueran mitos. Si las plantaciones de naranjos seguirán aumentando rápidamente en California, en la Florida, en ciertos países de América del Sur, entre ellos el B r a s i l en A u s t r a lia, en África del Sur. en el Japón, en A r gelia, en el Marruecos francés, en Italia y en tantos otros países en los que se cultiva y en los que, por clima y por suelo, puede cultivarse con éxito el naranjo. S i influirá desfavorablemente todo esto sobre la importante, cada día más importante producción de naranjas españolas, a pesar de ser la naranja sabroso fruto alimenticio, receptáculo de valiosísimas vitaminas, de día en día más y mejor apreciado. Los hombres de ayer, y a desaparecidos, que se destacaron los primeros en la creación de la riqueza naranjera de Levante, merecieron y merecen que se les muestre como valioso ejemplo y bien de la Patria. N o faltan entre los hombres de hoy los querían sabido encumbrarse y enriquecerse. fomentando mucho el negocio naranjero, creando mucha riqueza. Apartando siempre los humanos defectos para realzar las buenas cualidades, pueden servir también de ejemplo estos últimos hombres por sus excepcionales dotes de sentido común, de videncia de los negocios, de reiteradísimos y descomunales esfuerzos para vencer en las luchas comerciales; de inteligencia clarísima y de valentía sin límites ante los más graixles y graves riesgos comerciales, para los cuales suele hacer falta más Corazón que para arriesgar el propio cuerpo. Halles de París la cosecha de mandarina del primero, que fué en un principio despreciada, por lo poco que se conocía y consumía la mandarina en París, pero se abrió muy pronto excelente y valioso mercado: ansiaban los vendedores de Les Halles tener mandarinas para poder ofrecer a sus clientes tan selectas frutas, üe las pagaban a muy buenos precios. Más tarde comenzó D José P o l o de Bernabé a envolver las naranjas en pape! en blanco y a envasarlas en cajas, lo que se hizo desde los primeros embarques de naranjas patrocinados por D José A g u i r r e Matiol desde el puerto del Grao, de Valencia. E l comienzo de estos embarques, en verdad original e instructivo, lo describí en detalle hace ocho años, al trazar la biografía de D José A g u i r r e Matiol en mi líbrito Principales impulsores y defensores de la riqueza agrícola y ganadera valenciana durante la segunda mitad del siglo XIX de reciente se ha descrito también en las páginas de A B C l a actuación de D José A g u i rre Matiol. Bien puede decirse que a las actuaciones de D. José Polo de Bernabé y de D José A g u i r r e Matiol se debe, por io menos en una. grande importantísima parte, el comienz o d e esa gran fuente de riqueza de Levante (Valencia, Castellón, Alicante y M u r c i a) que pesa tanto en la balanza dé pagos, en los cambios de la moneda española y en 110 pocas esferas de la economía nacional de nuestra Patria. Como es natural, el cultivo del naranjo y su abonado es cada vez más intenso y cuidadoso en Levante, la selección de las variedades de naranjas, mandarinas y pomelos mejora de día en día. Se gastan m u cho dinero los naranjeros para combatir las plagas que atacan a los naranjos; pasan de 12.O CO los toldos de lona que en Levante se emplean para las fumigaciones, mediante distintos procedimientos de ataque, por el gas cianhídrico. Las exportaciones se hacen con verdadero lujo. E n el papel de envolver las frutas, en la confección de las distintas cajas, en el litografiado de las artísticas marcas, se derrocha dinero y se aquilata el buen gusto. Las primitivas cajas de naranjas para la exportación tenían más dé un metro de largas, por cuarenta centímetros de ancho y treinta y cinco centímetros de alto, y contenían, según tamaño de las naranjas, 420, 714 ó 1.064 frutos. Aunque en la actualidad hay muchos tamaños de cajas, dominan los de las L a n a das medias cajas, cuya longitud suele ser Y D E ADORNO Grandes viveros del arboricultor. de unos ochenta y cinco centímetros, y que JOSÉ A R E V A L O Sabiñán (Zaragoza) pueden contener, según el tamaño de las Pidan catálogo si les interesa. naranjas, 200, 220. 240, 300, 360 y 504 naranjas, pues no sólo varia la longitud de la caja, sino también su sección. OBRA SENSACIONAL j Los envíos de mandarinas selectas suelen hacerse en cajas de madera muy presentables, envueltas en papeles de colores y en papeles plateados y dorados. L a s cajas de cartón, muy manejables y de gran lujo, ...no es la obra de un hombre I que vivió su propia obra; es la E conteniendo una o dos docenas de mandari ida de un pueblo a través de nas, nada tienen que envidiar; son verdala obra de un hombre. dera gala de buen gusto, de presentación, y una excitación, una tentación casi irresistible para el consumidor. Wmm PRIMERA EDICIÓN POPULAR Los exportadores aguzan de continuo su ingenio. L a s máquinas limpiadoras y selecUNA PESETA EJEMPLAR cionadoras de naranjas, que han hecho mucho bien en el negocio naranjero, se cuentan por miles: se perfeccionan sin cesar, y las hay verdaderamente notables. N o se para en el perfeccionamiento de envases y marcas; no pocas veces se adoptan tipos de envases y de marcas que permiten i n troducir las naranjas de Levante de E s forestales, do sombra y adorno de las mepaña, en mercados habituados at consumo jores variedades, seleccionados, de naranjas de otros. países, y casi desplazar éstas. Así, con valentía, atrevimien- j P A N T A L E O N MONTSERRAT D E PAÑO Casa fundada en 1 S 47. Plaza do San Mito, constancia, sagacidad y no pocos riesguel, 14 duplicado, principaí ZARAGOZA, gos, están habituados a vencer nuestros abnegados levantinos. P o r eso he opinado siempre, yo, que casi he visto formarse, crecer y llegar a su pleno desarrollo actual el negocio naranjero, que no deben ponérsele trabas. E s mayor de edad; está en plena madurez de facultades, y se le debe dejar vivir, que de sobra sabe a qué atenerse; mejor, mucho mejor que muchos de los tutores que le han salido sin pedirlos. L o que comenzó, poco más o menos como rápidamente he descrito al principio de este escrito, ha llegado a tal punto de i m portancia y de riqueza que en Levante se cultivan 61.627 hectáreas de naranjal, que en la cosecha de 1929- 30 han producido 1.325.585,4 de toneladas de naranjas y mandarinas, por valor de 272.403.131 pesetas, distribuida esta riqueza del siguiente modo: E n la provincia de Valencia hay 23.300 hectáreas de naranjal en plena producción, que rindieron 74 Ó. 245 toneladas de naranjas, por valor de 134.324.100 pesetas. A más 5.600 hectáreas de naranjos jóvenes que rindieron 44.800 toneladas de naranjas, por valor de 8.064.000 pesetas; más 4.500 hectáreas de naranjos jóvenes, que aún no producen. También hay 2.000 hectáreas de mandarinos en plena producción, que han dado 51.404,8 toneladas de mandarinas, por valor de 12.337.152 pesetas. Más IOQ hectáreas de mandarinos jóvenes que aún no producen. E n la provincia de Castellón, entre naranjos y mandarinos, hay 1 S. 100 hectáreas, que rindieron 304.104 toneladas de frutos, con valor de 73- 897.272 pesetas. E n l a provincia de Alicante hay, entre naranjos y mandarinos, 3.752 hectáreas, que han producido 81.302,3 toneladas de fruto, por valor de 20.325.575 pesetas, y en la provincia de Murcia, 4.275 hectáreas, entre ñauan jos y m a n d a r i n o s q u e r i n d i e r o n 97.720,3 toneladas de fruto, por valor de 23.455.032 pesetas. Sube de punto lo mucho que representa la producción naranjera para Levante, para la economía esnañola, cuando se considera el valor de los jornales que se emplean, tanto para el cultivo de los naranjales, como para Ja recolección del fruto; el de las aguas de riego, pagadas a precios muy altos en algunas partes (sé de casos de 1,30 pesetas ARBOLES FRÓTALES El archivo É l dictador P R H O Í O S Larra, 5. Madrid Arbolas frutales s 5 Si con tropas del temple de las banderas del Tercio español, han demostrado los hechos que se puede i r a luchar con grandes probabilidades de vencer a cualquier sitio, con hombres del temple de los naranjeros a que me refiero se puede i r con grandes probabilidades de éxito a conquistar mercados a cualquier parte. RAFAEL J A N J N I JANINI