Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Así viajó por casi toda España, por F r a n cia, por Bélgica, por Holanda, por la G r a n Bretaña, por Italia... Allí pasó una luenga temporada, y estuvo a punto de embarcarse para Grecia y Egipto. Tenía mucha ilustración, como se d. ec a entonces. Aplicábase por manera principal a las bellas artes, alguna de las cuales- -da pintura- -cultivaba con. arreglo a los cánones c l a s i c i s t a s C u a n d o expulsaron a la Compañía de Jesús, cristalizo su apego a las bellas artes en la proposición de- que, con las. obras estéticas pertenecientes a las mansiones jesuíticas, se formara un museo. Y para entender en el asunto partió, por mandato de Carlos I I I para Andalucía. Resultado de este viaje fueron su nombramiento para secretario de la Real Academia de B e llas A r t e s de San Fernando y l a idea de un libro, que fué el Viaje de España, editado en dieciocho tomitós gordezuelos, que salieron de las prensas de Ibarra. Pues b i e n en ¡el tomo sexto de dicha obra, publicado en 1774, habla P o n z del origen de los serenos. Ocurrió l a cosa en l a ciudad de V a lencia. E r a un año anterior al precitado. P o r aquel entonces había alcanzado lustroso desarroLo el oficio de pirotécnico, o, más concretamente dicho, de cohetero E n Valencia siempre ha existido una gran i n clinación por la pólvora, con sus estampidos y su humareda estimulante. D i c e n que es legado musulmán... Pero he aquí que de pronto fué suprimido en toda España dicho ofieio ¿Qué h a rían quienes se ejercitaban en él? E s de suponer que en cada parte resolviesen el problema de una guisa. H e aquí cómo lo solventaron en V a e n c i a Don Joaquín Fos, que era alcalde de bav r AUNQUE E N LA CIUDAD NO FALTAN LOS DESPERTADORES, ESTE SERENO CANTA L A H O R A COMO E N E L SIGLO X V I I I ENTRE L A S V A R I A S F I N A L I D A D E S D E L O S S E R E N O S E S T A L A DE. S U B S T I T U I R A L C O C O VÉASE E L E F E C T O Q U E U N O D E E L L O S P R O D U C E E N E S T A C R I A T U R A rrjo, propuso que los. pirotécnicos en vacación forzosa fueran empleados en un nuevo ramo de policía. Habían de rondar por las calles desde las once de l a noche hasta las cinco de l a mañana. D i v i d i d a la ciudad en cuatro cuarteles, fueron, asignadas odlio cuadrillas a cada cuartel. ¿A r m a? U n a especie de alabarda. -Huelga decir, que cada cuál lievaba su farol, artículo dé primera necesidad en aquellos años en que el alumbrado público dejaba bastante que desear. ¿S u s finalidades? U n a de las primeras consistía en gritar de vez en cuando la. hora que era y el tiempo que hacía ¡ventoso, l l u vioso, sereno. Y como en l a ciudad de V a lencia, predominara éste muchísimo sobre los demás, de ahí que a tales hombres se les llamara serenos. E s curioso pensar que de haberse originado dicha policía en otra parte sus componentes hubieran recibido el nombre de nublados por ejemplo. Claro está que tenían otras finalidades. Patrullando, impedían la comisión de robos y otras fechorías, que a la sazón no escaseaban. Avisaban cuando ñor descuido H a bían quedado abiertas puertas o ventanas. Estaban al tanto de los incendios que pudieran producirse. Daban luz a quien la demandaba. Trasladaban recados. Aportaban misivas al correo. Llamaban al médico, a l confesor o a l a comadre. Y a la voz del sereno- -terminaba diciendo Ponz- -todo el mundo abre, pues los vecinos los estiman, habiendo conocido l a u t i lidad que se saca de estas guardias noctur-
 // Cambio Nodo4-Sevilla