Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEGUNDA DIVISIÓN EL ATHLE CER C DE MADRID CONSIGUE VENI C E L T A E N V I G O P O R 2- 1 el Cataluña falta nervio; esa colada vertiginosa hacia l a puerta que levanta al público, ese tiro rápido e inesperado con ambos pies, que desconcierta a los zagueros y porteros, esa va- V i c t o r i a del O v i e d o sobre el Betis y del S p o r t i n g de Gijón sobre Resultados Celta- Athletic de M a d r i d Oviedcf- Betis Cataluña- Sporting de Gijón Sevilla- Castellón Murcia -Deportivo Coruña Clasificación 1- 2 1- 0 o- r 3- 1 6- 1 G. E p F c. p Oviedo F C Betis Balompié Sporting de Gijón... Murcia F. C Athletic de Madrid. Sevilla F C Celta de V i g o Deportivo Coruña... Deportivo Castellón Cataluña F C 76 74 74 74 73 73 73 73 7 7I 0 I I I 0 I 0 0 0 I 0 2 2 3 3 4 4 4 4 6 24 17 14 18 14 15 12 13 10 S 10 12 12 9 II 9 II 8 17 7 14 6 17 ó 18 6 17 S 2 supo profundizar con más eficacia hacia la puerta enemiga. Canipanal actuó el domingo con decisión, y aunque le fallaron en absoluto todos los compañeros de línea, tuvo la compensación de encontrar un buen apoyo en el centro eje del equipo. Porque Abad, a quien suponíamos víctima de un factor de orden psicológico, vino el domingo a darnos la razón, actuando serena y lisonjeramente, siendo su labor más destacable cuanto que los medios alas dieron un partido deplorable, especialmente A r r o y o quien en su actuación no tuvo más parangón que Bracero. Campanal y A b a d H e aquí los dos nombres del equipo sevillano que destacaron sobre la labor de sus compañeros, y a cuyo esfuerzo se debió que el Sevilla no sufriera PRIMER TANTO SEVILLISTA Adelantado acosa al portero al. marcar el primer tanto. Sevilla F G 3; D e p o r t i v o C a s tellón, i E l partido celebrado el domingo entre castellonenses- ¡Dios mío, que no nos salga castellanoleoneses! -y sevillanos, demostró bien a las claras que se trataba de una lucha entre dos equipos que sentían más e l t e r r o r del farolillo rojo que el ansia de lograr la cúspide de la división. Pobre de técnica, si es que existió a l guna; agotamiento en los actores, que i m puso un tren desesperante d e lentitud, y un derroche de prudencia en ciertos sectores, fueron las determinantes de un partido peco propicio para catequizar nuevos aficionados. A no ser por las exhortaciones hechas al público, inspiradas en el buen deseo de colaborar al levantamiento de la moral del equipo campeón de Andalucía, en la tarde del domingo se hubiera producido el mitin, con todas sus estrepitosas consecuencias. Así y todo, se marcaron cuatro tantos, ninguno como producto de alguna combinación, y sí como resultantes de golpes de castigo. D e los dos equipos, ganó el menos malo, que tuvo l a ventaja sobre su rival de tener un delantero centro más decidido, más oportuno, más tirador, que riedad de juego que lleva la incertidumbre al contrario sobre lo que ha de hacer... Y sin embargo, puede ser que el famoso jugador catalán posea todo eso o parte de ello. N o en balde suele marcar en los partidos internacionales, y últimamente en M a d r i d Esperemos en Sevilla una actuación de esas y gritaremos ¡E u r e k a! Entretanto, hay que decir: ¡Vatolrá, con la izquierda! E l Deportivo de Castellón está bastante más bajo que la temporada anterior. Capillas, el gran tirador, ha sido substituido en el centro del ataque por Paradel! un novel, al que no se le vio el domingo sino algunos pases buenos a las alas. Montañés, el alma del ataque, tuvo una actuación muy deficiente, mostrándose apático, medroso y sin acertar en el pase y en los remates. E l equipo, en conjunto, actuó francamente mal, salvándose tan sólo la pareja de backs, y de una manera especial el derecha, Valentín, un muchacho procedente del Sagunto, que tuvo el domingo una gran actuación. E l guardameta, Altes, estuvo muy deficiente, teniendo la culpa de que el tanteo sevillista ascendiera a tres. E l Castellón sigue con su característica de juego violento y escasa belleza en la práctica del mismo. EL TANTO D E L CASTELLÓN Bueno, el portero del Sevilla, que siente un ruido extraño. Yo he sentío una cosa... ¡Argo han debió tirarme! un nuevo tropiezo en su casa, infringido por un equipo de tan escasa importancia como el Castellón. Hemos hecho todo lo posible por participar de esa admiración que la mayoría de los aficionados sienten por el fútbol que practica Vantolrá. Y sinceramente confesamos que no lo hemos conseguido. ¿E s que se reserva porque el público, con un criterio pueblerino, le aplaude lo insignificante? ¿E s que su juego se reduce a correr l a línea más o menos lucidamente hasta el comer, para invariablemente, sistemáticamente, dar el pase atrás, como si esta jugada, que se debe a las circunstancias, fuera la suma y compendio del fútbol? N o lo sabemos; ayer, en el primer tiempo, le vimos en una jugada pisando el área ele penal, en que giró en busca del comer, en vez de pasar o tirar a goal, para desde Abad, Que el domingo ech 6 un louen remiendo a su reputación; algo un sí no es f malastaquiada allí lanzar un centro que fué aplaudido por el público. Y cuando pasó al puesto de i n terior siguió el internacional distribuyendo adornadamente, sin intentar esprintar hacia la puerta n i ensayar la potencia del gatillo. yantolrá es un buen jugador; pero le Oselito. -Han jugao n a ma que do b tré y liemos ganao. ¿Vamo a ve si nos cogemo er compá y empujamo to junto? ¡Sevilla, que no te veo.