Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 21 BE ENERO DE 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G ¡21. qu no hubo mantenimiento del orden, si hasta se sacaron a la calle las fuerzas del Ejército, exponiéndolas a un choque con las masas, que son nuestras, que son el apoyo de la República? (Aplausos. E l Sr. A L V A R E Z B U Y L L A (radical) manifiesta que fué la juventud republicana y socialista la que cayó frente al fanatismo. A c u s a a los oradores de haber sido los i n ductores y afirma que uno de los autores de los disparos, al ser detenido, exclamó: ¡Q u é trabajo cuesta ganar veinte duros! Asegura que mientras no se ponga tasa a los desafueros de las derechas. continuarán los desórdenes, y pide la aplicación de la ley de Defensa de la República. Cree que el pueblo se siente defraudado. Afirma que l a Dictadura no puede ser del pueblo, sino que tiene que ser ejercida por un individuo. Define lo que es la libertad, diciendo que es la ley; define la ley, diciendo que es la P a tria, y al tratar de definir la Patria, los r u mores ahogan la voz del orador, el cual termina poco después su discurso, pidiendo que el Gobierno defienda la República. E l Sr. G I L Y G I L (D. G i l) radical, afirma que así no podemos seguir. Se. siente dolorido por tantas víctimas de uno y otro bando, porque la muerte debe ser maldecida. Afirma que se ha desencadenado una ola de barbarie. E n L O S R A D I C A L E S De ellos, E l Sr. G I L De ellos y de todos. (Protestas. Hablo, dice, en nombre de la Humanidad. Maldice la guerra de 1914, y prosigue por este camino, atacando la pena de muerte y mostrándose enemigo de la violencia. E l Sr. G Ó M E Z L a intolerancia es de ellos. (Protesta de los radicales contra su compañero por haberse excedido en la generalización de su nota humanitaria. E l Sr. I N G A Z A G O I T I A (socialista) afirma que los disparos fueron saludados con una salva de aplausos desde el Circuló ¡Tradicionalista. E n un principio pensó que era necesario acabar con los que juzgó promotores de los sucesos, pero luego se arrepintió porque no sería justo. N o se debe responder a la agresión con la agresión, es cierto; pero no tenéis derecho a producir una víctima más en masas que sostienen al Gobierno, y s i ello ocurriera, añade, tendréis la respuesta adecuada. Asegura que las víctimas de los sucesos no cometieron otro delito que cantar la I n ternacional. N o interrumpieron el mitin. Recuerda que en otra ocasión sí. se hizo un movimiento para impedir un mitin: el organizado por la Unión Patriótica y se logró que fuera suspendido. Dice que en las manos de los socialistas estaba el haber impedido que los concurrentes al mitin del frontón Euskalduna llegasen, entrando en auto a Bilbao. S i se hubiese tratado de evitar el acto, las víctimas no hubieran sido del bando socialista únicamente. Y o dice, no acepto esa misericordia del Sr. Oreja, que éste no siente. Afirma que regresa de Bilbao y que ha podido comprobar la alegría de. los agresores. i. E l Sr. O R E J A hace signos negativos. E l Sr. I N G A Z A G O I T I A afirma que un deber de lealtad obliga a todos. Pide al señor Oreja que haga la condenación de- lo ocurrido. E l Sr. O R E J A Con toda mi alma con deno el hecho, y si hubiera podido c o r t a r l o ocurrido, aun a costa de mi vida, lo hubiera hecho. E l Sr. I N G A Z A G O I T I A Pues yo invocando esa lealtad digo que no lp creo. (Escándalo y griterío. Entre el Sr. Estévanez y un diputado radical se promueve un incidente. Varios diputados intervienen y se llevan a este último. E l Sr. I N G A Z A G O I T I A manifiesta que si en tiempos de la Monarquía se han escrito cosas como las publicadas en la Prensa I de las derechas de las vascongadas, recuerda que al advenir la República hubo un periodista que, aun mateniendo su consentimiento, respetó el nuevo régimen y acusa a la empresa de haberlo sustituido, no obstante sus méritos. Afirma que las Juventudes Católicas vascas están armadas y que los jóvenes que rodearon al Sr. Beunza; y demás oradores del mitin llevaban sendas armas. Niega que los agresores del cura de la. Arboleda fueron republicanos n i socialistas y censura la campaña, que califica duramente, emprendida con tal motivo por las derechas, acusando a hombres, inocentes. Afirma que el convencimiento del juez es de que el autor es el que acusa y no puede tolerar que caigan manchas sobre la limpia ejecutoria de los socialistas de la Arboleda, entre los cuales hay mineros que realizan a diario dura labor, entré los cuales- -dice- -hay varios capaces de competir intelectualmente con muchos de nosotros. Afirma que el principio de autoridad actuó de manera eficaz en Bilbao. Se suspende la discusión y se- entra en el orden del día. Se aprueban definitivamente los proyectos de secularización de cementerios y de modificación de las inscripciones en el registro civil de los fallecimientos de los capitanes Galán y García Hernández. 1 que en vez de plantear la cuestión por ñildio de interpelación o ruego, ratificar s u confianza a los compañeros ministros, y, por, j lo tanto, al Gobierno, cumpliendo así un i acuerdo del partido. ¡j Se acordó también designar al Sr. Z u g á- i zagoitia para que intervenga en el debate sobre los sucesos de Bilbao, y si fuera ne- j cesario, algún miembro también de la di- rectiva. D o n Juan M a r c h declara ante l a comisión de Responsabilidades) A y e r declaró ante lá subcomisión de Gestión, de la comisión de Responsabilidades, el diputado a Cortes D Juan March- para i quien se pide, como se sabe, el suplicatorio: L a comparecencia del Sr. March duró cerca de tres horas, y l a declaración abarcó I interesantes extremos, relacionados con l a i concesión del monopolio de tabacos en las ¡plazas de soberanía de nuestro Protecto- radp. L a Subcomisión quedó reunida después, y, según se dijo en los pasillos predominó entre los vocales el criterio de declararse i n competentes en el mencionado asunto. 4 Unificación de fábricas militares Se pone a discusión este proyecto de ley. (L a Cámara ha quedado casi desierta. E l Sr. F E R N A N D E Z D E L A P O Z A defiende un voto particular al proyecto. Pregunta al presidente del Consejo qué han costado: esas fábricas al Estado y su rendimiento. -E l PRESIDENTE D E L CONSEJO: Hasta el año 1931, 460 millones de pesetas. E l Sr. F E R N A N D E Z D E L A P O Z A combate el dictamen, diciendo que el consorcio militar hará la competencia a la i n dustria civil en un momento muy difícil para ésta, y el caso de la Siderúrgica de Sagunto, que está realizando verdaderos sacrificios para no despedir a los obreros. (E l Sr. Castrillo ocupa la presidencia. L e contesta el Sr. M U Ñ O Z de la Comisión. E l Sr. F E R N A N D E Z D E L A P O Z A niega que su discurso haya obedecido a espíritu de Cuerpo, pues antes que militar es ciudadano. Puesto el yoto particular a votación y verificada ésta nominalmente, es rechazado aquél. E l Sr. M A D A R I A G A (D. Dimas) formula una protesta en relación con la aplicación del reglamento sobre el orden de discusión de los votos particulares, y se levanta la sesión a las nueve. L a comisión de Presupuestos h a ce un ruego al ministro de H a cienda Ayer tarde se reunió la comisión de P r e- supuestos para emitir dictamen sobre el pro- yecto de ley de prórroga del presupuesto. Se acordó por unanimidad que el presidente de dicha Comisión, Sr. Vergara, transmita al ministro de Hacienda el deseo d e la expresada Comisión de que sean respetadas las modificaciones que las Cortes intro- dujeron en algunos ministerios. í L a Comisión rogó al Sr. Vergara que caso de que el ministro acceda al ruego de lá misma, y teniendo en cuenta la fecha avanzada del mes, se den las oportunas órdenes í a las Ordenaciones de Pagos para que las! nóminas sean confeccionadas como en meses anteriores. 1 1 L a minoría conservadora H o y presentará el Sr. Maura al presidente de la Cámara el oficio en que da cuenta de haberse constituido, bajo su presidencia, la minoría conservadora. Además de los diputados progresistas que se han adherido al Sr. Maura, parece que se unen al nuevo grupo parlamentario los señores Ossorio y Florit y Recaséns, y el dipu- tado de la Orga, Sr. Córnide. Fuera de la sesión Reunión de Ja minoría socialista H o y continuará la interpelación sobre los sucesos de B i l b a o en la que intervendrán trece d i p u tados El. presidente de la Cámara manifestó, levantada la sesión de ayer, que en la de hoy, E l Sr. de Francisco dijo a los periodis- continuará la interpelación sobre los sucesos de Bilbao, en la que tienen pedida la tas ayer tarde que en la reunión que acababa palabra los Sres. Salmerón, Domínguez, de tener el grupo se había continuado el Arévalo, Aldasoro, Ansó, Leizaola, Pérez examen de las reclamaciones que formulan Madrigal, Galarza, Moreno Galvache, B a las agrupaciones de distintas provincias, rriobero, Companys, Balbontín, Martín de acerca de. la actuación de algunos alcaldes, Antonio y Jiménez. gobernadores y Guardia civil, acordándose- -Como ustedes comprenderán- -añadió- -será imposible acabar este asunto en la seTeléfonos de A B C en Sevilla sión y tendrá que ser suspendido hasta la ¡del viernes. E n cuanto al orden del día continuará el dictamen sobre el Consorcio de Industrias Dirección 32.679 Militares. Redacción 32.188 E l Sr. Beunzá marchó anoche a Bilbao. Administración. 32.689 Se propone estar de regreso mañana para hablar sobre los sucesos de la capital de Oficina: Calle Muñoz Olivé (antigua Vizcaya, pues supone que el viernes contide Lombardos) 23,524. nuará aún la interpelación.