Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 D E E N E R O D E 1032. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 28. de las clases más reaccionarias de nuestíb país. M a d r i d 22 de enero de 1932. -Por la Comisión Ejecutiva, el secretario- tesorero, Wenceslao Carrillo. -Visto bueno, el presidente, Manuel Cordero. faenas en las obras que se efectúan en el Hospital general; pero no consiguieron su propósito, porque los guardias que prestaban servicio en aquel centro les impidieron el acceso. Desde luego puede afirmarse que el paro no ha sido absoluto n i mucho menos y que el intento de huelga ha fracasado por falta de ambiente. numerosas, aproximadamente de cuarenta individuos que se dedicaban a ejercer coacción. Todos los detenidos han pasado al Juzgado de guardia. U n a nota de U G T contra el intento de huelga general D i r i g i d o a las secciones de la Unión General de Trabajadores y a la opinión pública, se ha circulado ayer el siguiente manifiesto: H o y en los primeros momentos en que la Prensa de la mañana publicaba l a nota que nuestra Comisión ejecutiva había acordado dar, recomendando a las organizaciones pertenecientes a la Unión General de Trabajadores que no secundaran movimiento alguno que no fuera organizado por los que con toda solvencia y responsabilidad deben hacerlo, se repartía profusamente por M a drid una hoja, suscrita por E l Comité del Sindicato y el Comité de huelguistas p i diendo apoyo para la huelga que están sosteniendo los obreros del Fomento de Obras y Construcciones. E l texto de la hoja muestra bien a las claras l a finalidad que se persigue. E s inconcebible que una demanda de solidaridad se formule a base de frases injuriosas contra la organización y los hombres dirigentes de esa organización, que puedan atenderla con alguna eficacia. Tampoco es forma de organizaciones serias el pretender que la solida- ridad se practique por sorpresa y a base de amenazas, como hoy se hizo entre los obreros madrileños del ramo de la edificación. Digámoslo de una v e z N o es clara l a posición de quienes han pretendido generalizar una huelga por los procedimientos que en la hoja a que más arriba aludimos se propugnan, y como la misma conducta que en M a d r i d puede intentar seguirse en otras partes con el propósito de reanudar movimientos insensatos, que sólo a los enemigos de l a democracia y de l a clase trabajadorapueden favorecer en estos momentos, insistimos en el llamamiento que en nuestra nota de ayer hacíamos a nuestras organizaciones. Esto es no deben secundar otras huelgas que aquéllas que estén debidamente organizadas y dirigidas. por los elementos d i r i gentes de la Unión, o de sus secciones, que tienen el concepto de la responsabilidad necesario en casos de tal naturaleza. Decíamos en nuestra nota de ayer que una huelga en estos momentos no resuelve ni uno sólo de los problemas que pueden interesarnos, y los complica todos Reiteramos esta afirmación y hacemos un llamamiento a nuestras Federaciones nacionales, provinciales y locales para que adopten toda clase de medidas, a fin de evitar estas huelgas esporádicas, que tantos perjuicios irrogan a los trabajadores. Advertimos asimismo a, nuestros compañeros que el Gobierno, según ha declarado su presidente en el Parlamento, está dispuesto a proceder con toda energía contra los que considera perturbadores de, la paz pública y enemigos del régimen republicano en que vivimos. Mezclarse en movimientos de esta índole puede proporcionar resultados dolotosísimos. Nuestras organizaciones y cuantos a ellas pertenecen deben separarse de quienes a título de revolucionarios sirven la causa de las derechas, a fin de que no resulten víctimas de las medidas que, por el Gobierno de la República, se adopten. Nosotros, que hemos puesto a disposición. de la República nuestros más caros entusiasmos, afirmamos con el nuevo régimen nuestra solidaridad por la sencillísima razón de que esperamos de él los cauces de libertad que nos permitan arribar al régimen social que colme nuestras aspiraciones. Todo lo que. signifique debilitar, esta República en que vivimos contribuirá a alejar el momento definitivo de la conquista de nuestras reivindicaciones y favorece los deseos (i 1 En Málaga L o s S i n d i c a t o s declaran la huelga general Málaga 22, 11 mañana. L o s Sindicatos, inesperadamente, han declarado la huelga general. Diversas comisiones circularon las órdenes, hallándose a las diez de la mañana todo paralizado, incluso los talleres del ferrocarril. No circulan tranvías n i autos. Las, calles céntricas de la ciudad ofrecen apariencia tranouila; pero en los barrios extremos reina agitación Varios detenidos p o r coacción ejercer E n la calle del Almendro, esquina a la de San Andrés, fueron detenidos dos individuos por ejercer coacción. A las once de la mañana pasaba por l a calle de E l o y Gonzalo un grupo de obreros bastante numeroso con el que se enfrentó l a fuerza pública. Los guardias detuvieron a nueve de ellos, a uno de los cuales se le ocupó una pistola. E l director de Seguridad lía dado orden a todas las Comisarías para que impidan la formación de grupos en las calles, especialmente ante el ministerio de la Guerra. D i s p a r o s contra la fuerza pública. U n guardia h e r i d o Detenciones Málaga 22, 1 tarde. E n la calle de los Cuarteles, grupos de huelguistas apostados en las casas y bocacalles, dispararon contra la fuerza pública, hiriendo en un brazo, de pronóstico reservado, al guardia de Seguridad Ramón Gómez y levemente en una mano al- policía Tose Gerona. A las doce de la mañana, los guardias de Seguridad lograron penetrar en una casa, de la que habían partido disparos, deteniendo a doce individuos, supuestos autores de la agresión. E l gobernador ha requerido el concurso de las fuerzas del Ejército y de la Marina, para asegurar los servicios públicos. E l foco de agitación está próximo a los cuarteles del Carmen y D o n Cristian, donde se hallan los Sindicatos. A la salida del tren correo se. advirtió que habían levantado una aguja y un trozo de riel. Recompuesta la avería, reanudó el correo su viaje, con ligero retraso. E l expreso llegó sin novedad. L o s desórdenes de ayer tarde A pesar de que l a huelga se cree fracasada, durante la tarde hubo efervescencia en distintos lugares, teniendo que intervenir los guardias de Asalto para disolver los g r u pos que se formaban. E n el Puente de V a Uecas tuvieron que hacer varias intervenciones, siendo preciso efectuar algunas cargas, y en la Ronda del Conde Duque los huelguistas arrojaron algunas piedras sobre los guardias de Asalto. L o s Cuatro Caminos fué uno de los lugares donde más movimiento hubo y donde fué preciso dar varias cargas por los guardias de Asalto, resultando el suboficial D José Rodríguez Barbeitio con una herida en el maxilar, de una pedrada, por fortuna leve. E n la casa de socorro fueron asistidos varios lesionados como resultas de estos sucesos. Suspensión, de u n periódico E l ministro de l a Gobernación ha dado l a orden de suspensión de Mundo Rojo, i m poniéndole una sanción, además, de m i l pesetas. También ordenó fueran desalojados l a imprenta y talleres de dicho periódico, y como al ir a cumplimentar esta orden se negaran los que en el periódico había, tuvieron que acudir los guardias de Asalto, que despejaron el local. Víctima de u n disparo. L l e g a d a de fuerzas Málaga 22, 1 tarde. A l pasar por Campillos una pareja de la. Benemérita, un desconocido hizo un disparo, hiriendo a José Prieto García, de treinta y nueve años, quien fué acompañado por aquélla a la casa de socorro, en la que ingresó cadáver. E l agresor emprendió la fuga. H a n desfilado por la capital fuerzas de Infantería, procedentes del campamento de Benítez, las cuales quedarán aquí acuarteladas. Manifestaciones del director de Seguridad E l director general de Seguridad manifestó que habían sido detenidos cuatro i n dividuos de los seis que formaban el Comité de huelga, y que se practicaban gestiones p ara la detención de los dos restantes. L a detención de estos individuos se llevó á cabo en una casa de l a barriada de los Cuatro Caminos. Los detenidos son Eustaquio Rodríguez Lazo, de veintitrés años de edad, alhamí, a quien, se le ocupó una pistol a con un cargador lleno de cápsulas y 15 cápsulas más; Fernando Sánchez Soriano, de treinta años, albañil, al que se le encontraron unas hojas impresas y reproducidas con multicopistas, de carácter subversivo y que se dividían en tres partes, consagradas una de ellas a la táctica revolucionaria, otra a los actos de sabotaje y la tercera conteniendo fórmulas para la fabricación de explosivos; Pedro Vicente Sardo, de treinta y un años, carpintero, natural de San Felíu de Guixols, de filiación anarquista, a quien se le ocupó también voluminosa documentación, y Antonio Romero Palles, de diecinueve años, empleado de Banca, a quien se le ocupó un carnet del mencionado Sindicato. Además se practicaron detenciones muy L o s huelguistas levantan la aguja de entrada a la estación E l ministro de Obras Públicas, Sr. P r i e to, entregó esta tarde a los periodistas l a siguiente nota sobre el acto de. sabotaje cometido por los huelguistas en la estación de Málaga. A las nueve y media de la mañana de hoy comunicó a la Dirección general de Ferrocarriles el jefe de la cuarta división de los mismos oue, declarada en Málaga la huelga general en el día de hoy, ün grupo de huelguistas levantó l a aguja de entrada a la estación, por lo cual no pudo salir a su hora el correo de Madrid, que debía verificarlo a las nueve y veinticinco de la ma. ñaña, y no pudo entrar en la estación hasta el andén el tren corto de A l o r a teniendo los viajeros que apearse en el punto de la avería. A las once de la mañana, el nuevo ingeniero jefe de la cuarta división de Ferrocarriles comunicó telefónicamente que el jefe de l a subsección, con el auxilio de un capa-