Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 26 D E E N E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16. do así al restablecimiento de la normalidad. E n cuanto a la provincia dijo el gobernanador que no ocurría nada. Distribución de fuerzas Desde la madrugada se encontraban ya distribuidas las respectivas fuerzas encargadas de velar por el orden público y garantir la seguridad ciudadana. Fuerzas de la Guardia civil y de guardias ie Seguridad vigilaban las entradas de fábricas y talleres, ocupaban convenientemente los sitios de alarma y custodiaban los edificios públicos. Rondas volantes se dedicaban a cachear a los escasos transeúntes que se aventuraban por las rondas. E n íos barrios obreros grupos de éstos estaban en actitud de curiosidad. E n el centro de l a ciudad la vigilancia fué menor y no hubo incidente alguno. Las azoteas fueron ocupadas por fuerzas del Ejército, que vigilaban los alrededores y ondeaban la bandera de señales para los aparatos aéreos. Estos, provistos de ametralladoras, iban y venían durante toda la mañana, volando a escasa altura, destinados a una escrupulosa observación. Un aeroplano que aterriza forzosamente De los aviones que exploraban por cima de l a ciudad, aterrizó uno en el Cerro del Águila, por avería de motor. E l teniente Sr. Zulueta, que lo pilotaba, advirtió l a avería, posándose seguidamente. De Tablada salieron los mecánicos, que repararon la avería. Por la tarde, a primera hora, el teniente Zulueta remontó nuevamente el vuelo, aterrizando sin novedad en la Base Aérea. Dice el alcalde E l Sr. González y Fernández de la Bandera manifestó lo siguiente: Según todos los informes que me han sido dados por los jefes de servicios y lo que he podido ver personalmente en el recorrido que he hecho por la ciudad, los servicios de abastecimiento han sido todos cumplidos, aunque con las consiguientes molestias para el vecindario por l a aglomeración producida ante el temor de quedarse sin provisiones. Solamente en Triana ha habido escasez por los motivos expuestos y porque quienes llegaron antes se aprovisionaron en cantidades extraordinarias. Tengo entendido que en algunos mercados se han ejercido coacciones y lo he puesto en conocimiento del gobernador. L o propio ha ocurrido en los servicios de abastecimiento de agua filtrada, pero éstos no han dejado de efectuarse. E n el Matadero se ha hecho la matanza de reses vacunas, suspendiéndose las del ganado de cerda y lanar. Para el transporte y reparto de las carnes a los puestos de l a capital surgieron algunas dificultades; pero fueron rápidamente vencidas. Tengo noticias de que el guardia municipal Rafael Ortiz García ha sufrido una herida leve en la región malar, por arma de fuego, y además se me ha comunicado que han sido detenidos nueve choferes del servicio de la limpieza pública, por haber ejercido coacciones. Refuerzo de guardia en la cárcel L a guardia de la cárcel ha sido reforzada desde el sábado, montándola una compañía, al mando de un capitán. Los bomberos prestan la guardia, interior, y patrullan exteriormente fuerzas de Caballería. L a Guardia civil vigila también la cárcel. El gobernador pasea por las calles Durante las primeras horas de la mañana el gobernador civil, Sr. Sol, acompañado del comisario de Policía, Sr. Ramos; del diputado Sr. García y Bravo Ferrer, y de algunos agentes, paseó a pie por las calles de la ciudad, reiteradamente por el centro, con el fin de estimular una sensación de serenidad. El general Ruiz Trillo recorre la ciudad A medio diaj el jefe de la División, general Ruiz Trillo, recorrió la ciudad y sus afueras, revistando los puestos militares de observación. E l general dijo a los periodistas que había comprobado que la tranquilidad continuaba gracias a las previsoras medidas de la autoridad civil. E l Sr. Ruiz Trillo añadió que se hallaba totalmente identificado y a disposición del gobernador de la provincia. Fuerte tiroteo en las rondas A las once y media de l a mañana se entabló un fuerte tiroteo en las rondas, hacia la calle Duque Cornejo, y de una manera especial en Capuchinos y Puerta de Córdoba, hacia el interior del barrio de San J u lián. Los guardias civiles apostados en Capuchinos repelieron las agresiones. El gobernador civil habla nuevamente a los periodistas E l Sr. Sol Sánchez hizo a los periodistas las siguientes manifestaciones: Es verdaderamente incomprensible este movimiento, ya que, salvo en Valencia, donde hay un poco de paro, en ningún punto de España se ha ido a esta huelga; y en Sevilla, donde es público que la casi totalidad de las organizaciones no querían ir, se ha realizado la huelga; lo que demuestra que bastan unos cuantos grupos de mozalbetes que se titulan anarquistas, para paralizar la vida de Sevilla. H e paseado detenidamente por la población y he podido cerciorarme de que el abastecimiento está asegurado con toda regularidad. H a y las inevitables colas en algunas panaderías, consecuencia de que el público que llega antes hace acopio de pan. Los servicios de luz, agua y gas, están asegurados y, como puede apreciar el vecindario, tomadas cuantas precauciones de seguridad son humanamente posibles. Ruego a la Prensa haga. resaltar mi agradecimiento al Centro Mercantil, cuya Junta directiva se ha apresurado a ponerse a mi disposición y a hacer presente que el comercio, en su totalidad, dando una prueba de su confianza en las autoridades, ha abierto sus puertas; si bien, por indicación mía, ha bajado los cierres de los escaparates en previsión de que hubiese algunas roturas de cristales. Tenemos que lamentar tres cobardes agresiones a la Guardia civil, de las que ha resultado un guardia con un muslo atravesado por un balazo; y apunto la característica de que se realizan las agresiones siempre escondidos los agresores, que huyen inmediatamente que hacen los disparos. Hago un llamamiento a la serenidad del pueblo sevillano, del que espero que reconociendo la labor que realizan las autoridades, corresponda con su confianza, ayudan- Dice el presidente de la Diputación E l Sr. Casas dijo que había comunicado ayer mañana con diversos pueblos de la provincia, para conocer directamente cuál es la situación social de los mismos en lo que se refiere a orden público, y de todos recibió noticias fidedignas de que la tranquilidad es absoluta, y que la vida es más normal, incluso que en días anteriores. Nadie ha pensado en secundar estos movimientos pseudo- revolucionarios que se vienen- produciendo en distintos puntos de España. Por lo que se refiere a la capital, ha tenido una expresión de paro casi general, debido principalmente a una cooperación, quizás involuntaria, por falta de valor cívico de la clase patronal, y quizás también a que no se han agotado los resortes de previsión eficaces para que la ciudad tuviera aspecto ordinario de trabajo, pues la mayoría de los obreros estaban dispuestos a trabajar en el día de hoy. Es conveniente que todas las clases sociales, y especialmente sus dirigentes, tengan una verdadera responsabilidad ante el país, al no procurar, por todos los medios a su alcance, que la vida de la ciudad se normalice, no prestándose a maniobras que quizás no tengan un matiz extremista de izquierda. Y o por mi parte, he procurado que en los pueblos donde tengo influencia de partido, se dé este ejemplo de ciudadanía, no secundando el ejemplo de la ciudad. Un guardia civil, herido Cuando dos parejas de la Guardia civil que se encontraban en l a Puerta de Capuchinos avanzaron hacia l a Puerta de Córdoba, por la arista de l a iglesia de San H e r menegildo asomaron unos brazos que h i cieron varios disparos. Los guardias contestaron, cruzándose numerosos disparos y los pistoleros huyeron por las encrucijadas de San Julián. E n el tiroteo resultó herido el guardia c i vil Miguel Garc Sánchez, de cuarenta y dos años, soltero, del Tercio móvil de guarnición en Ceuta. Unos compañeros le llevaron al Hospital Militar, donde el guardia fué asistido por el doctor Talegón, quien le apreció una herida por arma defuego en el muslo izquierdo, de arriba abajo. E l acceso de las personas por la ronda, se hizo con una- minuciosa inspección. Y se cruzaron unos cuarenta disparos. Un guardia municipal levemente herido E n las calles Duque de Montemar y D u que Cornejo hubo también tiroteo. E n la de Duque de Montemar, fué herido de una perdigonada el guardia municipal Rafael Ortiz, quien fué curado en la casa de socorro de la Alhóndiga, de heridas leves en la nariz y pómulos. Un herido sospechoso Poco después de medio día, entró en la clínica de D Amadeo Soler un herido de bala en la región costal izquierda. Una vez curado, dijo llamarse Gerardo Fernández González, de cuarenta años, que trabajaba en el Canal. Según parece, este individuo fué herido eu Triana, y oculta la verdad de cómo haya ocurrido el hecho, Por Ja tarde Las primeras horas de la tarde acusaron una relativa tranquilidad, oyéndose pocos disparos en los barrios, ya que en el centro de la ciudad no ocurrió ningún incidente digno de mención. E n la casa de socorro de la calle Alhóndiga un guardia municipal ingresó por haber recibido una bala de rebote. N o se le apreció lesión alguna y sí un pequeño desperfecto en la ropa,
 // Cambio Nodo4-Sevilla