Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 26 D E E N E R O D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 13. neral revolucionaria que los elementos comuE l Sr. Maciá ha hecho saber a los periodisnistas, secundados por otros de extremismos tas que en lo sucesivo, cuando tenga que desimilares, han intentado poner en práctica cirles alguna cosa en circunstancias extraesta mañana. ordinarias lo hará por escrito, resolución que parece discreta en quien encuentra tal difiConviene decir que la previsión desarrocultad para controlarse a sí mismo. Pero ha llada por el Cuerpo de Policía, siguiendo dicho además que el acuerdo lo adopta en instrucciones concretas del gobernador civil, vista de que sus manifestaciones sobre la debe apuntarse como factor decisivo de este huelga revolucionaria fueron tergiversadas fracaso. por algunos periodistas, y ello sorprenderá E n efecto, esta madrugada, sobre las tres, a quienes sepan que todos los diarios, i n diversos Sindicatos permanecían en sus rescluso los que son órganos oficiosos de su pectivas casas sociales, y con carácter clanpartido, coincidieron en atribuirle las misdestino en otros sitios, hurtados a la vigimas aseveraciones. lancia de l a autoridad, en espera de las reSin duda ha reflexionado y rectificado, soluciones y órdenes definitivas que los elementos directivos del movimiento social obrecon algún retraso, pero dentro de término, ro valenciano debían adoptar, y comunicarcomo en el lenguaje judicial se dice. Lásles en una reunión, desde luego subrepticia, tima que no se haya podido hacer lo mismo que desde las doce de la noche estaban ceen lo que se refiere a los mítines de propalebrando en el local del Ateneo Obrero de ganda que con los Sres. Companys y Agaray, Doscientos detenidos p o r los úl- entre otros, dio no hace muchos días en los Divulgación Social, instalado en l a calle de la M a r número 10, y de cuya reunión tepueblos de la comarca de Manresa, que han timos sucesos. Cuarenta y seis sido teatro esta semana pasada de lamenta- nía, a pesar de todo, l a Policía noticias cona b o r d o del Buenos A i r e s U n bles sucesos. Porque la circunstancia que La cretas, procediendo a l a sorpresa de los reunidos, de los que fueron detenidos 28, y Publicitat destacó oportunamente de este incidente luego seis más que, enviados por los Sindiviaje por aquellos pueblos de los prohombres Barcelona 25, 12 noche. Actualmente se catos, ignorantes de la sorpresa realizada, de la izquierda catalana dos semanas antes encuentran detenidos en Barcelona con moiban a calle del M a r a enterarse de la marde producirse el movimiento parece demostivo de los sucesos producidos durante los cha de la reunión. trar una de esas dos cosas: o que con sus últimos días en la capital y en los pueblos apreciaciones sobre los problemas sociales Entre esos 34 detenidos se encontraban de la provincia, 200 individuos, algunos. de prendieron la hoguera, aunque fuera inconsSantiago Trontoni, al que se le ocupó una los. cuales han pasado a la cárcel; 46 están a cientemente, o lo que es más probable, que pistola; Antonio Clavo, del Sindicato de la bordo del vapor Buenos Aires. han perdido la autoridad sobre esos elemenAlimentación; Leoncio Sánchez, del mismo Los presos en el Buenos Aires han quedatos y la confianza que un día se tradujo en Sindicato. perteneciente a las barriadas mado instalados en el sollado de proa, bajo la millares de votos. -Pedro Pujol. rítimas; Lucas Anselmo, del Sindicato de la vigilancia de la marinería. E l buque contiMadera; Felipe Enguídanos, del Sindicato núa incomunicado con tierra, no permitiende la Metalurgia; Domingo Torres, del de do visita alguna a bordo. Transportes, y Félix Valero, secretario de Dicen los diarios de la noche que ayer se la Confederación Regional de Sindicatos personó en el muelle, con el prjDj ¿ósito de Únicos. subir a bordo del contradique, un caballero D e estos 34, han sido puestos varios en que dijo ostentar un título nobiliario, y como Registro infructuoso libertad esta mañana, a las diez, y antes lo se. le negara autorización parece que emValencia 25, 3 tarde. Hasta las c i n c o y había sido el Félix Valero, en atención a pleó tonos un poco adustos, lo que hizo nemedia del domingo duró el registro que dijique a su nombre se había recibido un tecesaria la intervención del oficial de guardia mos estaban practicando en la casa númelegrama de la organización sindicalista de del buque, quien categóricamente prohibió ro 12 de la calle. de las Monjas, en busca de Barcelona, retirándole las órdenes de huelga el acceso del aludido a bordo. un depósito de armas. E l registro no dio regeneral, y no poder circularlas, no se sabe pesar de lo cual los tres L a huelga no ha contado con las sultado ninguno, a nombres dimos también, si por hallarse detenido o por no estar prodetenidos, cuyos picio a secundar la orden de suspensión de simpatías de los obreros. E l señor continúan a disposición del gobernador. huelga. P o r consiguiente, la sorpresa de la Acacia se comunicará, en l o suce- H o j a s clandestinas. Detenciones reunión clandestina dicha, dejando su dirección a los elementos revolucionarios y obresivo, p o r escrito c o n la Prensa ros, ha hecho fracasar la huelga. Valencia 25, 3 tarde. L a Policía venía Barcelona 25, 12 noche. (Crónica telefó- buscando, desde, el día 16, la imprenta donnica de nuestro redactor. L a huelga no ha de tenía noticias. se estaban editando unas M e d i d a s adoptadas p o r el gobercontado con las simpatías de los obreros y hojas, por supuesto clandestinas, de propanador los actuales directores de la C. N T deben ganda anarquista, y realizando desde entonE l gobernador civil, que no se ha retirado. recapacitar respecto del camino que han ces trabajos incesantes y persistentes, logratodavía a descansar, permanece en su desemprendido y la táctica que utilizan, ha deron por fin conocer el industrial que se había pacho desde l a madrugada del sábado, atenclarado el Sr. Ayguadé, refiriéndose al fra- encargado de la confección de dichas hojas. diendo, con el comisario jefe de Policía, el casado movimiento revolucionario. E l detenido declaró, después de dar los oricoronel de la. Guardia civil, el tenieri te coY la propia Confederación, en el docuginales de unas hojas que, con el título de ronel Sr. Pérez Barberi y diversos inspecmento en que aconseja a sus afiliados que Soldados, debían ser repartidas en los cuartores, encargados especialmente de los serse reintegren al trabajo- -manifiesto que no teles, y el original de otra hoja, titulada vicios sociales, a las necesidades que prese ha hecho público hasta ahora por dispoRebelión, que el día 14 se presentaron cuatro sentan las circunstancias. sición gubernativa- -explica los motivos que individuos, cuyos nombres dio, y a la fuerza Uno de los primeros designios del goberla llevaron a declarar la huelga v que son le obligaron a confeccionar personalmente nador ha sido prevenir las coacciones a los esencialmente el trato que da el Gobierno a el patrón de los moldes de dichas publicahuertanos y fábricas de los alrederores, y las organizaciones sindicalistas y a los presos ciones, llevándose el plomo y! a forma. Desen efecto, desde las cuatro de la madrugada por delitos de los llamados sociales. Queda pués de conseguido su propósito, y en vista de hoy quedó montado un servicio especial bien claro, porque si el Sr. Ayguadé está en de que el industrial se negó a imprimirlas, a la entrada de la ciudad, para evitar aqueespeciales condiciones para opinar, también ¡por considerar la publicación delictiva, los llas coacciones. Grupos de cuatro agentes debe hacer fe la declaración de los propios tres individuos continuaron por diversas imrecorrían desde primera hora la ciudad, y interesados que las insinuaciones que se haprentas gestionando la tirada, sin conseguirrealizaban cacheos en las personas sospegan sobre movimientos misteriosos de las lo, y últimamente, según noticias de la Pochosas. derechas, son una de tantas paparruchas, que licía, la enviaron a Alcoy, donde parece Los servicios públicos, como agua gas y no engañan n i a los que las ponen en circuque dijeron los tres sujetos dichos que cuenelectricidad, Mataderos, almacenes de colación. Como tampoco podría engañarse, pretan con elementos afines para realizar la mestibles y coloniales, entrada de los huersumiendo hace ya meses, cuando los anarcitada publicación. tanos, abastecimiento de los mercados y la quistas se apoderaron de la C. N T que H a y cuatro detenciones con motivo de esLonja, etc. estaban debidamente custodiapara realizar el programa común a todos te intento, y los individuos llamados José dos por fuerzas de la Guardia civil. Fuerzas los sindicalistas, es decir, la implantación Cubiles y José Soriano han sido puestos a de Seguriclad custodiaban desde la misma del comunismo libertario, aprovecharían todisposición del Juzgado. hora asimismo hornos y expendedurías de das las ocasiones en que la revuelta sea posible, aunque las probabilidades de éxito paFracasa el movimiento revolucio- pan, debiéndose decir que en todas se han practicado los servicios y se ha trabajado rezcan mínimas. E n el modo de apreciar tal nario como de ordinario. contingencia reside si nosotros no hemos enE l gobernador civil, Sr. Doportó, ha retendido mal la única diferencia entre los exValencia 25, 3 tarde. De nuevo han sa- I tremistas y los moderados del sindicalismo. lido fracasados los proyectos de huelga ge- I- unido, a las once, en su despacho, al comisachez Camellas, de doce, por herida de arma de fuego en el antebrazo derecho, con orificio de salida, reservado; Trinidad Riera, de cuarenta y dos, con diversas contusiones, producidas por la rotura de cristales del autobús en que viajaba, y que pasaba por l a plaza de España en el momento de desarrollarse las sucesos; José Guardia Gracia, de dieciocho, con herida por arma de fuego en la pierna derecha, con orificio de entrada y salida, reservado, y Antonia Cabré, de doce, con herida por arma de fuego en l a cara, con entrada por la región izquierda y salida por la región preauncular derecha, grave. Todos estos heridos fueron auxiliados en el dispensario de Hostafranchs, pasando luego los cuatro primeros a sus domicilios, y la última, al Hospital Clínico. E n Valencia fracasa el i n tento revolucionario