Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO A Ñ O VI G E SI M O C T A V O 10 GTS. N U M E R O F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A ABC ABC E N FRONTERAS ESLAVAS DI A M O DO. ILUSTRA- A Ñ O VI G E- SI M O C T A V O 10 GTS. N U M E R O ELOGIO DEL CARNAVAL E l Ayuntamiento de Madrid invertirá 25.000 pesetas en premios a las carrozas carnavalescas. LIBERTAD L a voz del nacional- socialista Hitler es l a primera que al empezar el a ñ o se dirige a Polonia y a Francia, en son de ataque. Simultáneamente, al hablar, se piensa, m á s que en E s a noticia sí que está bien. Conservar África, en A s i a porque. un encadenamiento las fiestas del Carnaval, fomentar el arte de motivos internacionales llama l a atención callejero, hacer que la gente se divierta: es de los Estados hacia Manchuria, el frente de un acuerdo municipal en todos los sentidos la lucha secular entre China, Japón, Inglateoportuno. M a d r i d con su alcalde gordo, a veces puede tener grandes ideas. C o n sus rra y Rusia. Hasta este momento de las batallas, en las que. como moscas se matan los mendigos en todas las esquinas, esos mendulces hermanos amarillos, Rusia soviética digos de todas. las cataduras imaginables se halla a l a expectativa, fingiendo serenidad, que nos envidiarían las m á s acreditadas pero alterada íntimamente. ciudades de Oriente, M a d r i d necesita que le ayuden a reír. H a y que divertirse. Quien E l plan quinquenal de l a electrificación tenga coraje suficiente, q u é se divierta. E s c industrialización de Rusia- -que es un suedecir, quien posea el heroísmo de l a risa. ño de cíclopes para reducir y someter l a P o r ejemplo, aquel tremendo, heroísmo con Humanidad a las normas de la proletarizaque los sardos, a l momento que los estaban ción bolchevique- tal obra preocupa, exa ¿E n q u é ha cristalizado este desquiciaajusticiando, cuentan que soltaban una hercerba, obsesiona al Gobierno, que teme l a miento que pulveriza al mundo? E n l a de- mosa risa poco antes de morir. Sardónica guerra con sus vecinos asiáticos y l a relineación de dos perfiles igualmente acusao no, lo. importante es que sepamos soltar huye. Metidos Stalin y sus secuaces hasta dos l a Derecha y la Izquierda. Sobre l a risa hasta el último instante. Y así de- el cuello en la masa genesíaca de las si es l a hora de l a una o lo es de l a mostraremos al mundo que somos héroes transformaciones, sonríen a las naciones otra, surgen disturbios, huelgas, revoluciotambién en eso. capitalistas, América, Francia y Polonia, nes, crisis, atropellos, víctimas, verdugos. Y brindándoles amistad y armonía, con acuerSe pueden combatir muchas y grandes es que un extremo y otro siguen viviendo dos diplomáticos de no agresión. Se tramiformas del pasado; se pueden lanzar sólijuntos, a pesar de su aguda discrepancia. tan pactos de concordia, y los Soviets van dos argumentos e inflexibles decretos conPues separémosles, que es lo que h a r í a lejos en su gentileza pacifista; van hasta tra l a t r a d i c i ó n pero respetemos el CarPero Grullo con. un perro y un gato que Rumania, aunque Rusia no perdona a R u- estuvieran riñendo dentro de una leñera. naval. E l Carnaval es algo tan profundamania l a posesión de Besarabia, el vergel mente nuestro, que en este caso sí que L a Sociedad de Naciones podría consepodría hablarse de l a consubstandalidad. arrancado a Rusia, en premio a l a colaboguir, por ejemplo, que l a vieja Europa fueA h o r a mismo ¿n o estará disfrazada E s ración con la Entente de los rumanos. R u se, eii lo sucesivo, el continente blanco p a ñ a? Vestida como se encuentra en este sia quiere inspirar confianza a sus vecinos Curas, frailes, monjas, aristócratas, consermomento, ¿e s ella misma E s p a ñ a? ¿E s t á n vadores, reaccionarios, retrógrados, caver burgueses -y a las naciones imperialis ¡ustedes seguros de que se comporta con nícolas... en suma, los elementos de ortas- en su propósito de no agredirles, asearreglo a su auténtico ser? E l asombro den como se han rotulado las derechas, gurándose, a l a par, de no ser agredida. con que l a miran desde el extranjero ¿n o habrán de establecerse en el trapezoide euDe este modo Rusia, dueña de tesoros demostrará, en efecto, que se ha disfrazado ropeo, donde pueden realizar su programa naturales, que exporta a menos precio que y que v a por a h í (si es que en realidad sin que ninguno venga a corromperles sus el de su explotación para lograr dólares va a alguna parte) haciendo e x t r a ñ a s moortodoxas oraciones. Y en la joven A m é y dificultar el comercio extranjero; Rusia, risquetas y pegando gritos y saltos raros? rica, en l a libre América, en el rico y poderosa, hambrienta, desesperada, tala sus hermoso continente, limpio de monarquías, R e í r de todo para no. tener que llorar bosques, aniquila a sus hijos en trabajos hallarán su acomodo y su campo de experidecía el Fígaro de Beaumarchais. Y el otro forzados, a fin de improvisar torres de B a mentaciones extremistas los revolucionaFígaro (nuestro L a r r a) escribió aquello de bel en ciudades que construyen ingenieros rios, los bolcheviques, los indómitos, los T o d o el a ñ o es C a r n a v a l y se pegó u n yanquis, y concentra su energía mijitarista ácratas, los laizantes... en suma, los eletiro. N o llevemos tan lejos el asunto. A l en su gran Ejército, cuya artillería mira mentos de l a izquierda. Entre Uno y otro contrario, m á s nos vale procurar que peneal Japón. E s ella, en el lejano Oriente; que continente puede haber sus tratados de cotre, sea como sea, un hilo de alborozo en se agita irreducible, donde fatal, infaliblemercio, y hasta cierto, intercambio de turisesta alma española que por decisión del mente se decidirá en su día el destino de tas; pero n i el europeo podrá mezclarse destino tanto tiene que enfrentarse con l a Rusia, y quizá el de nuestro continente. nunca en l a política ni en las ideologías del tragedia. Carrozas, mascaradas, disfraces L o sabía Rusia zaresca, y no lo ignora R u americano, ni éste en las de aquél. ¿Q u e pintorescos: tocio eso v a bien para u n puesia comunista A mayor recelo del peligro algún americano se siente un día ungido blo que había perdido la alegría por aspihalla m á s blandura pacifista bolchevique, por l a gracia divina? Pues se le envía a rar demasiado a la trascendencia. Grotesta aquí... Europa en el primer vapor que zarpe. ¿Q u e ¡ingenuidad d e l Carnaval. V i e j a parodia ¡Paz! Nunca disfrutaremos tal bien en un europeo pierde su fortuna y se hace coque a t r a v é s de las generaciones innumeraestas regiones. Hitler, el nacionalista ale- munista? Pues a A m é r i c a en el primer bles se encarga de extraer en todo su canmán, lanza, coreado por quince millones de avión. dor lo que hay. en. el hombre de niño. Ojalá sus legionarios, gritos de guerra, que escuel hombre español no hubiera olvidado tan Este sería el medio m á s seguro de conchan Polonia y Francia, prevenidas las arapresuradamente el arte del buen reír para trastar, al cabo de los años, q u é sistema mas y U n a vez m á s van a reunirse y a convertirse en ese hombre fúnebre que juepolítico es el m á s eficaz para el progreso ga en serio a las pistolas y a todos los de- conferenciar, entre sabrosos almuerzos, los y l a alegría de los pueblos, y en esos cuagraves sonadores del desarme. m á s juegos dramáticos por el estilo. Infantro d í a s que el hombre tiene que v i v i r til por la ignorancia y caduco por ¡as pre todos realizaríamos el supremo ideal de l i SOFÍA C A S A N O V A tensiones, efjPespañol se ha quedado sin bertad, haciendo cada uno su realísima poder ser niño de fecunda ingenuidad n i gana o su republicanísimo gusto, sin obliE n l a región báltica, enero, 1932. v a r ó n avisado que sabe bien lo que quiere garnos mutuamente a tragar a l a fuerza l o y lo que puede. Vamos, entonces, a probar que se nos detiene en la garganta. el recurso esc de la bagatela. Está bien el ¿Vamos a hacer la prueba, señores d i edicto del alcalde. ¡C a r n a v a l y mascaradas! plomáticos de l a Sociedad de Naciones? ¿P o r A ver con q u é especie de risa rompe a qué no lo. intentan ustedes? ¡V a m o s a n í r e í r l a capital de E s p a ñ a mense! Decididamente es cosa molestísima h a bitar en u n mundo como el nuestro, donde todo anda desquiciado y convulso. Unos hombres, privilegiados por su cima, por su talento o por su voluntad, acentúan codicias y egoísmos hasta un extremo peligroso. Otros hombres, ineptos, holgazanes! o simplemente infortunados, babean lá ambición insensata de llegar a l a cima sin m á s esfuerzo que alargar la mano. Y entre tinos y otros, l a inmensa muchedumbre, que únicamente aspira a cubrir sus modestos menesteres en medio de una paz relativa y de una libertad urbanizada, pero que, lejos de alcanzar tan humilde objetivo, no hace sino sufrir los coletazos de los monstruos en lucha y esperar con horror el a n gustioso trance de verse proyectada en el vacío. La crisis mundial... JOSÉ M S A L A V E R R I A Lea V. mañana RAMÓN LOPEZ- MONTENEGRO
 // Cambio Nodo4-Sevilla