Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Informaciones Y reportajes U n a larde e n e l P a l a i s Jes S p o r t s ele París... C o n e l campeón del mundo de pesos moscas, Y o u n g P é r e z JEI entrenamiento d e l m a s t o d o n t e i t a l i a n o P r i m o Camera. LjiuMM. TjniiMi ¡yjWir! r? El mastodonte Primo Camera se entrena con su compatriota Locatelli. En el verse a monsieur Zee, el reputado manager francés. París, 23 de enero de 1932. E l estupen- í ría. A s í el deporte es algo digno. Y mientras do deportista y empresario de fama muí: -conversamos M Belliéres y yo llega. el colocliai Jeff Dickson ha construido en París el so P r i m o Camera, muy bien vestido, muy Palacio de los Deportes, donde se celebran las más destacadas actividades del deporte en París. Y allí me dirijo, con el fin de ver al peso mosca de más carácter y valía: a Y o u n g Pérez, e l s i m p á t i c o tunecino Y o u n g P é r e z campeón de su peso del mundo. E l galoneado portero 1112 conduce al encuentro del manager, M Belliéres, un hombre afable y sencillo. E l diminuto campeón repasa en ese momento el cuarto boxeador, en un entrenamiento vigoroso, sin aparente fatiga. S u e n a n l o s 5 guantes sobre l o s músculos, h i n c h a d o s por el esfuerzo. Rueda el sudor por las mejillas, marcadas por los recios golpes, que se dan y se reciben 1 con franca camaradeDemetrio Korsi, el audaz periodista americano, entrevistando para este diario (en el centro) y. a su manager (izquierda) 1 acicalado, muy lustrados sus inmensos zapatos. Reparte apretones de manos a profusión. Sigue hasta l a puerta de su gimnasio privado, y le acompaña, muy pequeñito a su lado, el c é l e b r e h o m b r e de negocios deportivos M Zee, su manager, que luce el botón escarlata de l a Legión de Honor. Y o u n g Pérez termina su entrenamiento, se cubre con un peinador de lana y conversamos... N o tiene aún veinte años. S u hermano, K i d Pérez, otro valor del ring francés, no se aparta un momento de su lado. -i E s verdad -le digo- -que ustedes tienen sangre española en sus venas? -C ertainement! -contesta el pequeño c a m p e ó n- Nuestros antepasados han sido españoles. Pero nosotros somos de Túnez. Allá está toda la fam i l i a los hermanos, el padre... y mamá. E s grande el amor que este chico demuestra por su madre. ¿Q u e si l a quiefondo puede ro? M i madre, señor, es todo para mí. ¿Re- cuerda usted? L o p r i mero que hice al ganar el campeonato mundial fué hablar por radio y decirle: ¡Marra soy campeón del m u n d o! O J a Young Pérez.
 // Cambio Nodo4-Sevilla