Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S dosfi la fecha de su explanación, porque la cuestión de Marruecos es de gran delicadeza, por el prestigo debido de España entre los moros y por su carácter internacional. Esto no quiere decir que trate de eludir tratar ampliamente esta cuestión. E l Gobierno- -dice- -sabe muy bien todo lo que ocurre, y afronta la situación, para después que queden aclaradas todas las cosas exigir la responsabilidad que sea debida. Pero tiene que declarar que en Marruecos no existe ninguna situación grave. E l ministro de T R A B A J O manifiesta que no encuentra medio legal de impedir el despido de los empleados de la Banca; pero que toma nota de la situación, para mejorarla en lo posible. E l P R E S I D E N T E dice que la interpelación solicitada por el Sr. Pérez Madrigal es la misma que está anunciada. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L dice que no conoce los automóviles ni la vajilla de la A l ta Comisaría, y que ha expuesto las denuncias formuladas por un deseo de mejorar la situación general. E l Sr. M A R R A C Ó Eso de 1 s automóviles es falso. E n los socialistas: E s cierto. E l Sr. M A R R A C Ó Es falso. Doña C L A R A C A M P O A M O R pregunta por qué ha sido excluida la mujer del Censo Electoral. E l presidente del C O N S E J O dice que se trata de un error de algunos periódicos, porque no existe tal exclusión. 27 D E E N E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 18. especial de delincuencia que acompañan a estos mercados. Véase, pues, los inconvenientes- -dice- -de ir irreflexivamente a un abolicionismo impremeditado, bajo la impresión de románticos ideales. E l Sr. T O R R E S A L O N S O interviene para contestar a algunas consideracioiKS expuestas por el doctor Pittaluga. Se suspende esta discusión. 1 O r d e n del día. L a prórroga del presupuesto Se pone a discusión el dictamen de la comisión de Presupuestos, aprobando el proyecto que da fuerza de ley al decreto publicado sobre prórroga de los presupuestos. E l ministro de H A C I E N D A trata del presupuesto prorrogado y habla de la suspensión de las plantillas. Hace historia de lo ocurrido y cita el decreto de prórroga y el dictamen de la comisión de Hacienda, que respeta. Pero dice que la República, sin hacer una obra cicatera, debe realizar una obra escalonada, en la que se requiere un presupuesto nivelado, porque sólo de este modo se obtendrá la cantidad necesaria para pagar las deudas que nos haya dejado el régimen anterior, para afrontar la situación de la moneda y para acometer después las futuras grandes obras. Afirma que frente a todas las peticiones y todas las necesidades se levanta un hombre, que en la calle de Alcalá, asistido por sus colaboradores, se opondrá a todo lo que L a política abolicionista y el de- pueda alterar el nivel del presupuesto. Sobre las plantillas dice que él no puede lito sanitario oponerse al dictamen de la comisión de Presupuestos, qué acepta íntegramente, pero E l Sr. S Á N C H E Z C O V T S A interviene bien entendido que es preciso hacer frente en la interpelación explanada por el doctor a toda clase de peticiones en el sentido i n Juarros. Manifiesta que existe gran descuido de dicado por la necesidad de la nivelación presupuestaria. la salud pública, y hace notar que la legisSe aprueba el dictamen de la Comisión. lación vigente en materia de Sanidad es casi toda ella del año 1856. Exención de derechos reales en Cita una nota de la Dirección de Sanidad, recientemente publicada, en la que se habla casas baratas de la existencia de más de seis -mil tuberSe aprueba un dictamen de la comisión culosos que se encuentran sin sanatorio. de Trabajo, eximiendo del impuesto de deHablando de las enfermedades venéreas, rechos reales ias transmisiones mortis caucita la legislación alemana, modelo en este sa en casas baratas. género, y dice que en España sólo existen consignados anualmente para las campañas P r o y e c t o s de H a c i e n d a snitarias en general tres millones de pesetas, de las cuales sólo se emplean cien mil en E l ministro d e H A C I E N D A sube a la t r i aquel cometido, saliendo todos los fondos buna de secretarios y da lectura de dos prode la llamada reglamentación, con lo cual yectos de ley, uno de ellos relativo a los se da el caso de que el Estado obtenga de bienes procedentes del patrimonio de la Coesta plaga social un verdadero beneficio. rona. Alaba la campaña abolicionista, de la que el doctor Juarros es el verdadero apóstol. E l consorcio de industrias m i l i Dice que la reglamentación es injusta e iletares gal, y que todo hombre de ciencia, toda persona culta es abolicionista. (Aplausos. Se reanuda la discusión de este proyecto, y el Sr. F A N J U L continúa en el uso de la E l Sr. P I T T A L U G A L e complace que palabra. la República haya permitido la posibilidad Examina el dictamen y señala los defecde discutir la modalidad que haya de substos e imprevisiones que, a su juicio, tiene tituir a la reglamentación. Expone sobre esto especialmente la falta de garantías para los algunas consideraciones sobre la grave comempréstitos, pues Jos productos de las fábriplejidad del problema. cas de cañones y municiones no pueden consCree que antes de terminar la reglamentituir garantía de dicha clase de operatación y de acabar con su realidad dolorosa ciones. es menester pensar en los medios de orden económico, higiénico, social y moral, con que E l Sr. F E R N A N D E Z B O L A Ñ O S de ha de ser substituida. la Comisión, le contesta. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T rectifica Dice que al hablar de abolicionismo se y combate l a estructuración dada al Ejéremplean términos anfibológicos. Se dice cito, censurando los procedimientos que se que sólo. un grupo de naciones, retardatarias siguen en los aprovisionamientos y hablanen su espíritu legislativo, es contraria al do de acaparadores que se han hecho milloabolicionismo, y se habla de otras en que la narios. reglamentación ha sido suprimida; afirma Rectifica el Sr. F A N J U L y propugna que en éstas se produce un fenómeno puraque no se crea un organismo director en mente de carácter comercial, que después que además de los elementos militares tuderiva hacia otro de índole moral, y es que vieran entrada los representantes de la i n siendo inferior en ellas la oferta a la demandustria civil. da. en las uniones libres surgen el encarecimiento de la mercancía, la intervención de E l Sr. O R T I Z S O L Ó R Z A N O intervielos intermediarios y la evasión de esa fauna ne para dar cuenta a la Cámara de los ele- mentos que serían necesarios a un Ejército español de 16 divisiones. E s interrumpido por el Sr. Pérez Madrigal y el Sr. Ortiz Solórzano protesta de las interrupciones del diputado radical- socialista, a quien califica de clown. Nuevas interrup ciones de- éste, que le llama cavernícola. E l señor Ortiz Solórzano protesta ante la P r e sidencia, diciendo que ha venido a tratar, asuntos serios v no puede tolerar el tono de chacota del interruptor. Lee una estadística de los elementos de bombas, granadas, cartuchos de fusil y otros necesarios, que se pueden fabricar en E s paña por la industria militar y dice que se necesitaría producir 2.600 cañones para las necesidades de la Artillería y como sólo pueden fabricarse 20 mensuales se requerirían once años; en las ametralladoras se emprenderían once; en la cartuchería de fusil, 24, y así por este estilo en todos los demás elementos. España, pues, no podría contar con tal plan para ir a una guerra. Trata de demostrar que la industria militar no es suficiente para atender a las necesidades de una campaña y esto impide, formar, departamentos estancos, puesto que se necesita la cooperación de la industria civil. L a militar debe quedar como un elemento director de toda la actividad industrial del país. L a industria civil al establecerse debe pensar en sus fines y además en las necesidades de la defensa militar. L a industria militar debe resolver todas las dificultades que se le ofrezcan enceste aspecto a la civil. Ataca el argumento esgrimido acerca de la carestía de producción de las fábricas militares y dice que no se debe plantear tal producción como un negocio industrial, pues su finalidad es la defensa del territorio nacional. A nadie se le ocurrirá argumentar diciendo que la Beneficiencia no es un negocio. Terminó diciendo que el Estado no puede considerar la industria militar como a un obrero de lucro, sino como la alta y noble finalidad de la defensa de la Patria y que aquélla debe abarcar una organización ge neral que compensa los Cuerpos de Artillería, ingenieros, Administración y Sanidad Militar. Se suspende este debate y a las nueve y cuarto se levanta la sesión. F u e r a d e la sesión Reunión de la minoría radical Los diputados radicales se reunieron ayer tarde en una de las secciones del Congreso para cambiar impresiones sobre la ley del divorcio, pero cerno hubo escaso número de asistentes no se llegó a tomar acuerdo alguno. Reunión de la minoría socialista También el grupo parlamentario socialista se reunió ayer tarde. Trató de la ampliación de su propaganda, en vista de las numerosas peticiones- que constantemente recibe de toda España en tal sentido. Se acordó que en el mes próximo de febrero vayan veinte diputados de la minoría a Badajoz, con objeto de realizar en esta provincia actos políticos. Asimismo se acordó que esta clase de peticiones no se atiendan cuando vayan dirigidas a los diputados sin que antes sean conocidas por la dirección del partido. L a comisión de Estatutos termina su dictamen sobre el catalán H o y se reunió la comisión que entiende sobre los Estatutos. Su presidente, el señor Bello, manifestó que había terminado la Comisión de redactar el dictamen sobre el Estatuto catalán, quedando únicamente a falta de ser corregido de estilo y también ido
 // Cambio Nodo4-Sevilla