Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En los estudios de Cinelandia. Dos grandes artistas, aunque uno de ellos, es muy pequeño, han comenzado una estrecha amistad con motivo de trabajar ambos en los mismos estudios cinematográficos. He aquí a los nuevos amigos, Chevalier y Robert Coogan- -hermano del famoso Chiquilín- durante un descanso entre dos escenas. El actor francés filma actualmente U n a hora contigo y el pequeño Coogan es uno de los protagonistas de Sooky. (Foto Paramount. j ¿HA pero, como todas las inteligencias elementales, D o n Juan es centrífugo. L o contrario de Hamlet, que no camina con paso firme m á s que entre los fantasmas de su conciencia, l i n cuanto sale al exterior y tropieza con seres reales su conducta es la de un aluS i hay un tipo de fácil y obligada proyeccinado. S i el cinc es el ambiente natural ción cinematográfica, es Don Juan. L a existencia del Burlador es una acción que no se de Don Juan, hombre de acción, nadie m á s inadaptable que Hamlet a la cruda luminosiinterrumpe. S i se analizase, si se observase intimamente, es posible que vacilara, por- dad del film. E n general, los tipos fundamentales de la tragedia shakespiriana se que c a i siempre la introspección nos hace acomodan difícilmente en la pantalla, pues, dudar y l a duda es el antípoda del hecho; DO N J U A N E CINE como son mitad pensamiento y mitad acto, no consiguen exhibirse por entero. Hagan l o (jue hagan, una parte de su personalidad, quizá l a m á s interesante, porque es la explicación total de su modo de ser, permanece en la sombra. E l séptimo arte, digan lo que quieran sus entusiastas, es m á s limitado que el teatro para todo l o psicológico. N i Hamlet, ni H a r p a g ó n ni Tartufo, n i Segismundo se dejan ver ínteg amenté en sus dimensiones verdaderas más ue en escena. E l cinc los empequeñece y los deforma. T a l vez por e? o
 // Cambio Nodo4-Sevilla