Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
b o r a t o r i o en condimo enfermo considera ciones de p o d e r s e r más i m p o r t a n t e ¡el m o s t r a d o a todo exm é d i c o! pues t a n t o ¡tranjero, no d i r é! q u e en estos establecimien- j con orgullo, pero tamtos como en la calle, poco con vergüenza. el prestigio científico de los médicos es el mayor consuelo p a r a E s t a paulatina, ex- el enfermo. pansión de algunos de Impulsar el progrelos servicios del hosso científico de l a M e pital- -el laboratorio, dicina es e m p e ñ o de el Instituto de Patogran t r a s c e n d e n c i a logía médica y el nuep r á c t i c a porque la vo d e p a r t a m e n t o de formación de médicos dementes- -s e ñ ala el capaces se traduce en camino para convertir difundir el bien a maen realidad l a Escuela nos llenas por todo el l i b r e de M e d i c i n a ámbito n a c i o n a l eleideal de algunos. vando el prestigio de la Patria. Y ¿por qué no alentarlo? C o n ello no han Este a v a n c e de l a de perder nada los m é ciencia se c o n s i g u e dicos y los alumnos; manteniendo en tenlos enfermos han de sión los l u g a r e s e n ganar mucho seguradonde pueda producirmente. se, como son las clínicas y los laboratorios. E l éxito feliz se log r a r á con la armonía A l l a b o r a t o r i o se El doctor Mouris con uno de sus ayudantes en el salón de química del conjunto, y así lo debe una gran parte comprenderán los prode lo que la c i e n c i a rañón, para determinadas reacciones biolópios profesores del establecimiento, para no médica lia progresado. Tanto, que sin una gicas. ver malogrados sus entusiasmos ni esteriorganización de laboratorios no puede haA juicio de su director, este laboratorio lizados sus esfuerzos. blarse hoy de hospitales modernos, pero hay necesita un químico puro, un físico- químico que tender a unificar su actuación, porque De igual manera que ahora ha correspony un bacteriólogo, aparte del personal aulos servicios elementales que se efectúan en dido el incrementó al laboratorio, le seguixiliar necesario, para acomodarse en lo i n los pequeños laboratorios de las salas se rear á correspondiendo en su d í a a una clínidispensable al ritmo de trabajo que exige lizan con mayor eficacia en laboratorios cenca o a una especialidad determinada, y no el hospital. U r g e llevarlo a cabo, y confía en trales, con personal especializado, que dishay que dudar que lo mismo que han conseque l a Diputación no dejará de atenderlo pone de los elementos más perfeccionados guido M o u r i z M a r a ñ ó n Huertas (hijo) en los próximos presupuestos. para todo g é n e r o de trabajos. ¿a n c h i s B a n ú s y Sánchez Covisa, lo podrán -Cuando tengamos en marcha el labora- Todavía. seguiría la razonada argumentaconseguir otros facultativos, entre los cuales torio- -me dijo el doctor Mouriz al terminar ción del doctor si no temiera fatigar a los figuran verdaderas eminencias, como lo denuestra entrevista- así como el servicio lectores; pero la idea es cía puesto que muestran los siguientes nombres: Huertas de autopsias, que correrá a cargo de mi persigue como finalidad la investigación y l a (padre) Elizagaray, Madinaveitia. Codina, ilustre y fraternal amigo el doctor Del Río enseñanza. Esto exige a los médicos y a y entre los m á s jóvenes, además de los que Hortega (que hace actualmente la histopalos alumnos internos un ritmo acelerado de antes lie citado: Rozábal, Olivares, Peláez. tología) y otros detalles administrativos, que trabajo y de progreso, ofreciéndoles lugar Goyanes, Ubecla, Mata, Castillo, Vigueras ha de facilitar con su inteligente ceio el seapropiado para que puedan formarse en y Ratera, para no citar m á s ñor Salazar Alonso, y en los que se ocupa las ciencias físico y bioquímicas, que son N o es ésta l a primera vez que me honro con verdadero interés y con su gran capalos fundamentos científicos de la Medicina, cidad el doctor Coca, como miembro de la ensalzando en público los positivos méritos v en donde hagan cxperimentalmente la Comisión gestora, quedará nuestro viejo de los médicos españoles. base de sus publicaciones. liospital, tanto en ése como en otros aspectos que no se refieren precisamente al l a A. RAMÍREZ T O M E 1 P o r lo demás, el edificio, que el Sr. H e r nández B u i z h a procurado armonizar con el conjunto clel hospital, resulta coquetón y hasta lujoso. Una de las fachadas del pabellón da a la calle de Argumosa, y las tres restantes a los patios del establecimiento; consta. de sótanos, planta baja, principal y áticos, separadas por cámaras aisladoras v i sitablcs. que contienen las conducciones de agua, electricidad, gas, vapor, vacío, aire a presión, refrigeración, calefacción y ventilación. Las respectivas instalaciones, así como las c á m a r a s frigoríficas, calderas, depósitos y almacenes, se hallan en el sótano. E n la planta baja, el despacho del director, que m á s parece celda conventual por su modestia, y los departamentos de serología, bacteriología, química, físico- química (óptica, electrometría, coloides) metabolismo y microscopía general. E n la planta principal están el servicio de histopatología, en conexión con el de autopsias; el de miírofotografía, a cargo del doctor Sclgas; la biblioteca, un aula para conferencias y clases prácticas y la Administración. Últimamente, en el ático, desde el que se divisa un extenso sector de la villa y sus afueras, existen diversos departamentos para servicios auxiliares, entre ellos el de la cría ü e animales, el de vivisecc lies, el de animales inoculados v ei que s destinará al Instituto de Patología médica, del doctor M a- El director del hospital con el personal del Laboratorio, en vi que ynrun los doctores Mouris, Del Ríoy Setgas. (Fotos Duque.