Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O V I G É SIMO CT A V O 10 CTS. N U M E R O F U N D A D O E L i- D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O DIARIO ILUSTRA D O A Ñ O V) G E SI M O C T A V O 10 C T S N U M E R O LUCA D E TENA DE ELOGIO LA ZANAHORIA Los doctores Binet y Strumza han extraído de la zanahoria una substancia favorable para el tratamiento de las anemias LABOR D E MINISTRO Que no se pierda el esfuerzo del Estado por indolencia. Hemos leído atentamente el informe del ministro de Obras públicas. S i n un estudio a fondo, sin m á s preparación que la necesaCuando se aprobó, tras breve, discusión, ria a un informador de periódicos, seguila ley llamada de Defensa de la República (La, Prense Medícale, del 9 de mos con algún cuidado las obras hidráulihube de decir al presidente del Consejo que enero de 1032. cas de nuestro país desde los tiempos de don el régimen en ella establecido en relación Rafael Gasset, en que el ingenio barato y con l a Prensa me parecía mucho m á s grave, Los vegetales, como las personas, puefrivolo le presentaba con una regadera, hasmás peligroso y m á s lesivo para los perióden ascender en categoría por sus propios ta los planes m á s acoplados y de m á s amdicos que Ja. previa censura. Y cada vez que medios. N o necesitan, como algunas genplia concepción del conde de Guadalhorce, se decreta la suspensión gubernativa de un tes, de la convulsión revolucionaria para en que el ingenio, también barato y además periódico vienen los hechos a darme la ramejorar de suerte. L e s basta con que a l malintencionado, represó las aguas con mazón. E s triste cosa que, así como le ocurría guien descubra, sus virtudes. E s precisateriales de ignominia. al borracho del cuento, que todo, se resolmente lo que le lia ocurrido a la zanahoria. N o debemos ocultar nuestra curiosidad vía subiéndole el vino, en nuestro país toTodo lo que se sabía de ella, como elepor el viaje del Sr. Prieto. Acostumbrados das las dificultades políticas y todos los conmento bioquímico, era que podía dar de sí a ver viajes de ministros dedicados excluflictos de orden público acaban y se desenuna materia colorante, idéntica o parecida sivamente a propaganda política, no sabelazan en un palo para los periodistas o a la que presentan otros vegetales. Pero mos si por fuerza de inercia o por conserpara los que viven de los, periódicos o sima la humilde hortaliza le ha llegado la hora var, el hábito, pero, desde luego, de poca plemente para los que los leen. de ingresar en la aristocracia de las versubstancia gubernamental, esta visita de esduras. E l régimen de previa censura se reduce tudio y competencia del ministro, acompaExperimentos de laboratorio conducidos a una limitación de la libertad de escribir, ñado de D Antonio Sacristán, director del con todas las garantías patentizan que se a una medida extraordinaria de carácter departamento hidráulico, nos sabe a era puede obtener de la zanahoria una matepreventivo que no puede admitirse con nornueva. E n las primeras líneas del informe ria capaz de suplir la insuficiencia de la malidad jurídica, pero a la que obliga en leemos la sospecha o el temor, de. que se vitamina A en el organismo, causa freocasiones l a defensa de l a seguridad públifrustre en gran parte en el cuerpo económicuente de ciertas anemias. Binet y Strumza ca (guerra exterior o guerra civil; huelco del Estado por indolencia o por avarihan administrado la carotena- -alcaloide, por ga revolucionaria, peligro inminente de que cia de los propietarios M u y atinado que decirlo asi, de la zanahoria- -a treinta y ocurran tales o análogas perturbaciones) o el ministro se prevenga contra todos aque. dos perros anémicos por hemorragias prola defensa de la higiene y de la salubridad llos factores, aun de índole moral, que puevocadas clínicamente, y los resultados no en tiempos de epidemia, (necesidad de interdan entorpecer su obra, aunque estimamos pudieron ser m á s satisfactorios. L a sanvenir en la emisión, circulación y publicamucho m á s importante lo que no se puede gre se enriqueció en hematías rápidamente, ción de ciertas noticias alarmantes que puedesconocer, y es la situación económica del y el animal operado recobró en poco tiemden producir efectos deprimentes en el espropietario. Puede atribuirse a la indolenpo la salud. píritu de muchas personas, predisponiéndocia sin excluirlo del todo que la mayoría L a superproducción de hemoglobina está las con ello a ser víctimas de morbo contade los casos serán falta de recursos. Pero fuera de duda. E s probable que sin la cagioso) estas meditaciones tienen revulsivo en las rotena los perros sangrados se hubieran Pero la previa censura se reduce para los consideraciones que leemos al final del i n repuesto por los solos efectos del régimen periódicos a la necesidad de someter al exaforme. L a Mancomunidad, con el sobrante alimenticio. Pero la reparación no habría men y aprobación de autoridad gubernatique tiene en caja... De manera que hay sido tan inmediata. L o ha demostrado el va aquellos originales que se relacionan con sobrante en caja, hay sobrante dinero, que, laboratorio, comparando los períodos de el interés público defendido por el G o según informes particulares, es de 10 m i crecimiento entre animales faltos y dotabierno. llones de pesetas. H a y un problema de paro dos de carotena. Aquellos que, además de obrero agobiante y anarquizante en A n E l régimen de represión arbitraria esla comida, -recibieron unas dosis de carodalucía. ¿Y se habla de indolencia? Y a lo tena aceleraron su regeneración, al paso tablecido por la ley de Defensa de la Recreo. Indolencia y negligencia de una res- pública entrega a los periódicos a la m á s que los otros, privados de la carotena, se ponsabilidad cara. Negligencia m á s perturrehabilitaron con m á s lentitud. aplastante desorientación, porque el direcbadora y más probada que los temores que tor m á s diligente puede incurrir en un desL a zanahoria ha adquirido, pues, en el el ministro achaca a los propietarios. N e g l i cuido, y la primera noticia que tiene de su reino vegetal, un rango imprevisto. D e h o y gencia ministerial. negligencia es l a orden del Gobierno manmás puede tutearse con la naranja, y m i L a inteligente comprensión del Sr. P r i e rar con desdén a la patata y a la col. Lasdando suspender indefinidamente la publito ha visto que delante de cada nacimiento familias la buscarán con interés, y en las cación. Esto ni es jurídico ni es humano. de río hay una legión de hambrientos, a los casas donde haya niños anémicos, el puré L a previa censura limita sólo el derecho de que el río- puede satisfacer. H a y que dar de zanahorias t e n d r á la importancia que los que escriben. L a represión arbitraria y conceden las personas refinadas a la seta la batalla al hambre verdadera; batalla con la suspensión fulminante, inapelable, del pey a la- trufa. Pero en cuanto esa hortaliza los planes por estado ma 3 or, con canales riódico, no sólo agrava la posición del pese popularice por sus efectos reparadores, por trincheras y con trabajadores por solvendrá- la industria farmacéutica a comdados. Andalucía, agobiada, presionando so- riodista, a quien, se le impide escribir en lo- sucesivo en el diario donde trabaja, sino plicar las cosas, i Qué apostamos a que bre Sevilla en una perturbación asfixiante; dentro de un mes nos llegan de Francia Sevilla, que ha quitado las macetas de sus que lesiona los derechos y perjudica los i n tereses de otras muchas personas. ¿Q u é y de Alemania frascos y pildoras de caazoteas para poner ametralladoras, quedará rotena, a precios, por lo grandes, astronóculpa tienen los redactores de secciones i n descongestionada y m á s tranquila con los camicos? Para valorizar el producto la quíofensivas como los cultos, las notas de sonales del Geuil en las proximidades de P a l mica lo asociará ingeniosamente a algún ma del Río, con el pantano del Salado por ciedad, los toros, los deportes, los teatros, alcaloide o sucedáneo mineral, y con eso dé que a un redactor político se le haya Cabezas de San Juan y con el Guadalcacil y un nombre griego entrará- en la circu- cerca de Jerez. E s poner sitio a Sevilla y ido la pluma o de que un gacetillero excelación- pública. ¡Magnífica industria la de sivamente celoso haya cometido una indisganarla para que las azoteas vuelvan a flolos elixires y pildoras, polvos y comprirecer y no sea la Giralda atalaya de malhecreción o una imprudencia informativa? midos! -Yo sé algo de eso por experiencia. chores. Este es el paso m á s serio y m á s de ¿Q u é culpa tienen de ello el linotipista, el Los franceses y los alemanes rivalizan, por cisivo hacia la normalidad. M á s serio, m á s marcador, el maquinista, el corrector de el impudor con que la cultivan. E l afán de eficaz que andar lanzando la tea a la derecha pruebas, el funcionario administrativo, el relucro ha alcanzado en nuestro tiempo- proo a la izquierda, con lo que acabaremos topartidor, el. vendedor deí periódico? Pues porciones escandalosas. dos por quemarnos las manos. vedles berlo, GREGORIO C O R R O C H A N O MANUEL B U E N O 7 LOS P E R I Ó D I C O S Y LA D E F E N S A D E L A REPÚBLICA
 // Cambio Nodo4-Sevilla