Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES Y REPORTAJES De cómo la Biblioteca Popular del distrito del Hospital, donde los obrerillos se fingen estudiantes, es el centro de cultura de esta clase donde más se lee el Quijote UN ASPECTO D E LA HERMOSA DEL DISTRITO DEL BIBLIOTECA HOSPITAL POPULAR E I S de la tarde. Véspero breve y templado de otoño. Chiquillería vocingler a y espesa en las calles. Gárrula b a tahola vecindona a lo largo de las aceras del paseo de las Delicias, y en la c a l zada u n verdadero maremágnum de tranvías, de automóviles, de carromatos, de c a ballerías. Estampa barroca, iluminada, c h u rrigueresca, cromática, palpitante, de casticísimo barrio bajo, de típico suburbio m a tritense. Y allí mismo, en ese paseo dinámico, populoso, pujante, orillado de árboles como un g r a n bulevar europeo, l a Biblioteca P o p u l a r- y t a n t o! -d e la barriada, de reciente construcción, amplia, cómoda, flamante y confortable. A l frente de ella, y en calidad de jefe de l a misma, figura ese hombre de acrisolada bondad que es D José María Ordóñez, el cual nos recibe acompañado de su auxiliar, el j o v e n abogado D Agustín de Lucas. A m bos rivalizan en atenciones y amabilidades para con nosotros. ¿Podría indicarme- -inquiero, dirigiéndome al S r Ordóñez- -alguna particularidad de esta Biblioteca? -L a más acentuada- -me responde- -es, por ejemplo, el prurito de la mayoría de los jóvenes lectores que aquí concurren- -obreros en casi su totalidad de todas las industrias mecánicas- -por ocultar su verdadera condición de trabajadores, haciéndose pasar por; estudiantes. Se los ve hacerlo constar así en las papeletas de pedido con sus m a nos tiznadas, encallecidas por la ruda faena artesana, tan noble, simpática y enaltecedora, sin embargo. -C i e r t o- -a s e n t i m o s- -p e r o no deja de ser curioso. -D e s d e luego. A mí me parece ver en ese detalle u n anhelo de superación, de me- S DETALL E SECCIÓN DE LA DE LA INFANTIL BIBLIOTECA joramiento, de distinción y elevación espiritual. E s como si quisieran dar a entender, de cierta manera, que la Biblioteca debería ser más bien para gentes aplicadas, aficionadas a los libros y profesionales del estudio y de las letras, que para asalariados del trabajo corporal. ¡Y si v i e r a usted con qué tipo de letra y con qué clase de orto- grafía redactan algunos las papeletas de solicitud! ¿H a c e mucho tiempo que funciona l a Biblioteca? -D e s d e i. de febrero de 1929. Como usted ve, acaba de nacer, y, no obstante, se ha desarrollado bien y goza de una existencia próspera y feliz.
 // Cambio Nodo4-Sevilla