Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jane lig TRAJE D E T A R D E D E G E Ü R G E T T E Y PUNTILLA D E LANA V E R D E HOJA. MODELO W OR T H flojo y un poquito bajo; ta falda, sin ajiistar a las caderas, c a e r á recta o en forma de capa hasta los tobillos. A s í veo la silueta de mía abuelita. M e apresuro a decir que puede modificarse s e g ú n l a edad, l a estatura y la corpulencia de cada una. E n l a intimidad de sus habitaciones, l a bata clásica, sin faralaes, y nunca el pyjama. S i reúne a l a familia, su traje de casa un g a b á n corto, con largas mancas perdidas de terciopelo gasa. T a m b i é n disponen ustedes; s e ñ o r a s de esos boleros con largas caídas delante para anudarlas; s e g ú n su silueta, pueden abrochar el bolero o dejarle suelto. Considero las anchas solapas flexibles un adorno precioso para los cuerpos cuando encierran un delantero de lencería. N o vacilen, si su garganta no está impecable, en ocultar- la para ello disponen ustedes del cuello de tul, plegado hcprizontalmente y abrochado d e t r á s tan atractivo, que parece un alarde de elegante c o q u e t e r í a l a tela que empleen para estos cuellos ha de ser siempre l i g e r a de lo contrario, q u i t a r á n esbeltez al cuello y no f a v o r e c e r á n al rostro. L o s chales representan papel importante en l a existencia de ustedes. de dos caras p e r m i t i r á n a ustedes elegir un tono distinto al conjunto del traje, siendo uno de los colores obscuro y otro claro. E l claro s o b r e p a s a r á al obscuro puede tener aspecto de bata elegante, hecha, todo alrededor, y, una vez retorcido, se rodea con él el cuello y se anuda a la izquieren seda; si recibe amigos, hay que reemplada. S é que las personas de edad sienten pazar la bata con el traje de tarde. L a s persión por el punto, pero siento decirles que sonas de edad reclaman m á s cuidado, m á s corrección, m á s pulcritud q u é Jas jóvenes. precisamente a esas alturas de -la vida es preferible prescindir de él como adorno. L o s Ese bien está a s í admisible en l a juvenn i ñ o s y las muchachas necesiten esos swratud, es odioso en los umbrales de la vejez. ters, esos pull- ovcr, esos calcetines- con que E n casa, sobre, el vestido, aconsejo que se la moda se complace en desfigurar sus topongan siempre un abrigo semiquimono o n ir T n Tr i: I v r T ir IIT IT r I
 // Cambio Nodo4-Sevilla