Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 5 D E FEBRERO D E 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAtf. 23. textuales: C o n nuestra repulsa por el texto de ese folleto, en el que D. Ángel Samblacat ofende, sin belleza, y denigra, sin justificación, símbolos y sentimientos, que si no llegaren a merecer respetos, no deben ser abandonados al escarnio de un diputado constituyente Reunión de minorías para tratar de la ley de C o n t r o l O b r e r o A y e r tarde se reunió- la miñona radical y continuó estudiando el articulado del voto particular que presenta al proyecto de Control Obrero. Llegaron en su estudio hasta el articulo noveno. L o más importante del voto particular es. que los representantes obreros sean nombrados libremente por los obreros, pero siempre que pertenezca el nombrado a la fábrica en que trabaje. También ayer mañana se reunió la minoría agraria. Trató asimismo de la ley del Control Obrero y acordó presentar un voto particular, por estimar que el momento actual no es el oportuno para la presentación de. dicho proyecto. P a r a el caso de que no sea aprobado dicho voto particular, presentarán las oportunas enmiendas. Enmiendas a la ley de Divorcio L a señorita Clara Campoajnor ha presentado varias enmiendas a la ley del D i v o r c i a Con respecto al primer caso del artículo tercero, dice que el adulterio tendrá igual consideración para uno y otro cónyuge. E n el caso cuarto, del mismo artículo, se agrega en l a enmienda: Y 1 a falta de cumplimiento voluntario y reiterado de los deberes económicos y de asistenca del hogar E l caso quinto pide que se reduzca a seis meses, el abandono del cónyuge culpable. A l caso sexto solicita la reducción del plazo, después de la declaración de ausencia, a un año, en lugar de dos, para promover la demanda de divorcio. Y el caso onceno que se reduzca a seis años, en lugar de doce, la condena del cónyuge culpable. Manifestaciones del señor Azaña E l presidente del Consejo conversó durante algunos minutos con los periodistas en los pasillos de la Cámara. L e dijeron aquéllos que l a combinación de mandos militares publicada en el Diario Oficial de la mañana había causado gran sensación, sobre todo por la reserva con que se había, llevado. -E s natural que así sea- -contestó el señor Azaña- -pues estas cosas de personal son muy delicadas y hay que hacerlas de ese modo. L o s interesados, hasta anoche, no! o supieron. E s más, el general Cabanellas, que fué llamado a M a d r i d por mí, hasta ese momento ignoraba el por qué de l llamada. ¿Se ha posesionado el general Sanjurjo? -N o lo hará hasta el lunes. E l jefe del Gobierno se refirió después al acto público de Valencia, en el que pronunció un discurso D Melquíades Alvarez, y dijo que éste, por las noticias que hasta él llegaron, estuvo muy acertado. -A D. Melquíades le pasa- -añadió- -lo que á muchos de los politicos de su tiempo, que carecen de fe. D. Melquíades, durante la M o narquía, no tuvo fe en la República, y eso le ha hecho no ocupar el puesto que le. correspondía, dado su tradición. H a y que convencerse de que esto es cuestión de generaciones, como ya dije otra vez. Hóv se hacen las cosas de manera muy distinta a como se nacían antes. el Sr. M a u r a- un ministro podrá decir cuantos disparates se le ocurran, sin que la Cámara pueda contestarle. E s un régimen de monólogo que yo estoy dispuesto a que se termine. Esto se acabó. Cuando se interpele L a proposición incidental del Sr. Ruiz a un ministro, éste tendrá que contestar en Funes, presentada tan pronto terminó su el acto; y de lo que haga me encargaré yo. discurso el ministro de Justicia y cuando Refiriéndose a la parte del decreto que iba a levantarse para, intervenir D. Miguel nacionaliza los bienes de la Compañía de Maura, guillotinó la interpelación. sobre el Jesús, sin indemnización, insistió el señor decreto que disolvió a la Compañía de JeMaura en quts no se apoya en un sólo presús. cepto jurídico, y en cambio los vulnera todos. Fueron inútiles las protestas de los dipuE l ministro no podía explicar y no había tados de la extrema derecha, de los progreexplicado esa parte absurda del decreto. sistas y del Sr. Carrasco Formiguera, que- -Y o creo- -terminó el Sr. Maura- -que fué excomulgado en la misma sesión por el el Sr. Albornoz lamentará lo sucedido en el S r Companys. fondo de su conciencia. Quiero suponerlo así. E l tono apasionado y vehementísimo de E l diputado Sr. Elola que escuchaba a don la discusión en el hemiciclo se conservó desMiguel Maura as. intió a sus palabras y añapués en los pasillos, entre los diputados de dió: distintas tendencias. -E s la primera vez que un ministro de A tal punto se llegó que el Sr. Galarza Justicia prejuzga desde el banco azul si se hizo constar que la minoría radical- socialisdebe admitir o no un recurso contenciosota, o, por lo menos, muchos diputados de ella, administrativo. se habían conjurado para no dejar hablar al E l sacerdote Sr. García Gallegos protesdiputado católico Sr. Urquijo, cuando éste taba del deplorabilísimo espectáculo que hase levantara en su escaño. bían dado las Cortes. Decía que los diputaA esto contestó el diputado de la derecha Sr. Casanueva que ante tal intransigencia dos católicos, -sin excepción, habían sido públicamente injuriados por el ministro de ellos responderían con otra análoga, impiJusticia. diendo al Sr. Galarza el uso de la palabra Querer justificar la disolución de la Comcada vez que! o intentara en el salón de sepañía da Jesús con testimonios de autoridasiones. des católicas, como lo ha intentado el señor E l conde de Romanones decía que la proAlbornoz, es algo inverosímil, y puesto que posición incidental había dado al señor citó a Menéndez y Pelayos y Vázquez de M a u r a en la cresta L a proposición debió Mella, yo he de decir que ambos tuvieron titularse: Proposición para que no hable admiración entusiasta, fervorosísima e insuD Miguel M a u r a perable hacia la Compañía de Jesús y el j u i- -Es indudable- agregó el conde- -que la cio coincidente que habían formulado sobre intención ha sido la de estrangular el debate e impedir que el Sr. Maura hablase del la desamortización o nacionalización de sus bienes eclesiásticos. punto vulnerable y flaco del decreto, que no ha sabido defender n i explicar el ministro de Justicia. E! Patronato liquidador de los Añadió que es completamente inexacto que en los antiguos Parlamentos no pudiebienes de los Jesuítas se reúne ran hablar siempre que lo deseaban das perc o n el presidente del Consejo y sonas de significación política, aun después de hablar los ministros y de votarse los el ministro de Instrucción Pública asuntos. A su juicio, la interpelación no esA última hora se reunieron en el despataba suficientemente desarrqllada, habida cho de ministros el jefe del Gobierno, el m i cuenta de Ja importancia del tema, y la proposición, por tanto, había sido una verda- nistro de Instrucción Pública y los vocales que forman el Patronato liquidador de los dera guillotina bienes de la Compañía de Jesús. Don Melquíades Alvarez no votó la proE l Sr. Bujeda, a la salida, dijo que se haposición, yunque la Cámara, según dijo, bían estudiado algunos detalles de la labor tiene facultades para cortar un debate cuánque el Patronato tiene que realizar y que do lo estime conveniente. D i j o también que el había sido encargado de la incautación en los católicos hubo un error de táctica, ele los bienes de la Compañía de Jesús en porque se entretuvieron en combatir un deMadrid, para lo que se pondrá de acuerdo creto que era el desarrollo de un precepto con las autoridades de Hacienda. constitucional, sin insistir en el aspecto de E l presidente del Consejo confirmó la rela nacionalización de los bienes, sin indemferencia y añadió que las cuestiones que se nización, que es, sin duda, lo arbitrario de suscitabaí eran. muy engorrosas y que se la disposición ministerial. había tratado especialmente de los detalles E l Sr. Maura se mostraba verdaderamente de enseñanza, en los colegios, para lo cual indignado. Calificó lo sucedido de burda mahabían informado el ministro de Instrucniobra, de la que había tenido noticia, tan ción Pública y el director general de Ensepronto llegó a la Cámara. E n aquel momento ñanza. se le acercó el diputado socialista Sr. García Hidalgo, para preguntarle si pensaba ínter- Manifestaciones del S r Besteiro venir en el debate. Corrió le contestara afirmativamente, su interlocutor le dijo: N o E l presidente de la Cámara manifestó que hablará tisted, porque hay preparada una sorhoy eontinuará la interpelación sobre dispresa De modo que la intención estaba posiciones del ministerio de Economía, inivista. ciada por e l S r Martín. -S i se sigue este procedimiento- -añadió Luego, en el orden del día, se reanudará el debate sobre el proyecto de ley del D i vorcio. C U E N T O S Y CRÓNICAS D E CAR- -E s t a pobre ley- -agregó en tono rnimorístico el presidente- -está postergada, y, sin NAVAL, por Salaverría, Greiner, embargo, hay muchas almas que están deM White, Antoniorrobles, G i l de E s seosas de su aprobación. Y nada más, señores, sino la esperanza de que la sesión de calante, Tomás, Santugini y Montemañana, por los asuntos tranquilos que van Cristo, con ilustraciones de Marco, a discutirse, no sea como la de hoy. Santonja, Lozano Sidro, Echea, A r i s E l S r Besteiro se encontraba completato- TéHez, Máximo Ramos y Masbermente afónico de los esfuerzos que hizo para ger. Véase el próximo número de dominar los varios tumultos habidos en la B L A N C O Y NEGRO, sesión de ayer E l debate, guillotinado Impresión en la Cámara. E l señor M a u r a asegura que eso no ocurrirá más
 // Cambio Nodo4-Sevilla