Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES io D E F E B R E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. s negociación común de todos los Estados E n las referencias que dábamos de l a sesión de ayer, decíamos que A l e m a n i a habría de desechar el artículo cincuenta y cuatro del proyecto de C o n v e n i o establecido p o r l a Confederación p r e p a r a t o r i a E l canciller B r ü n i n g no descubrió todo su pensamiento en este p u n t o pero b i e n p r e c i s a fué l a alusión cuando dijo que ese proyecto es muy imperfecto, y que l a delegación alemana. se reserva el someter u l t e r i o r m e n t e a l a Confer e n c i a proposiciones que modificarán ciertas tendencias. A p e n a s veinte m i n u t o s duró e! d i s c u r s o del c a n c i l l e r B r ü n i n g pero en tan corto tiempo d i j o lo que quería decir, y el público se encargó de s u b r a y a r l o H o r a? después tomaba el t r e n p a r a v o l v e r a B e r lín. N o se fué sin celebrar u n a entrevista con sir J o h n Simón, T a r d i e u y G r a n d i en l a que se habló de reparaciones más que de armamentos y s i n decir a los periodistas, convocados en el hotel donde se hospedaba, que A l e m a n i a a s p i r a a que todos los Estados se sometan a l pacto, del m i s m o modo que se somete el R e i c h Y el cuadro sintético que t r a z a b a de l a situación angustiosa de s u pueblo se condensó todavía más en esta i r a que h o y l l e g a a G i n e b r a seis m i l l o n e s de parados el p r i m e r o de enero de 1932. SEGÚN E L R E P R E S E N T A N T E ALEMÁN E N LA CONFERENCIA D E L DESARME, ESTE T I E N E O U E SER RADICAL. CON L A BASE DE IGUALDAD DE DERECHOS Y DEBERES PARA LLEGAR A U N A PAZ FUNDAMENT A D A E N L A ÍUSTICIA L a sesión de ayer. E l proyecto norteamericano es acogido favorablemente en Inglaterra. Discursos de los señores G i b s o n y Brüning. Las sesiones celebradas hasta ahora no tienen otro carácter que el de exposición de puntos de vista de los representantes en la Conferencia. El canciller Brüning tiene razón en afirmar que el desarme del Reich ha de ser seguido por la reducción general de los armavientos. Así lo prometieron los aliados al presentar a la firma de Alemania el Tratado de Versalles. Es lógico que Berlín insista en los pocos puntos del Tratado que pueden interpretarse como favorables para, el Reich. Para Alemania el fin consiste en llegar a un desarme radical y general, a la igualdad de derechos y deberes, y a una paz basada en la justicia Planteado así el problema, Alemania indica su deseo de conseguir la revisión del Tratado de Versalles y presenta contra la creación de un Ejército internacional al servicio del Consejo de la Liga la objeción que éste sería el guardián implacable del statu quo territorial, es decir, que cualquier país que se rebelara contra un Tratado injusto, sería tratado automáticamente como agresor. A consecuencia del breve discurso de Enrique Brüning surge, por consiguiente, el problema de la paz justa y definitiva y la aplicación del artículo XIV del Estatuto de la Sociedad de Naciones, que admite la revisión con medios pacíficos de los Tratados, cuyo mantenimiento ponga en peligro la tranquilidad del mundo. Como se ve, hay que resolver graves problemas antes de llegar a la anhelada pacificación definitiva de los espíritus. l a C o n f e r e n c i a p r e p a r a t o r i a del D e s a r m e y que p a r a Henar esas lagunas propondría, en momento oportuno, algunas proposiciones, con métodos directos, teniendo en cuenta los acuerdos anteriores, especialmente el pacto B r i a n d- K e l l o g A l e m a n i a sostendrá enérgicamente, pero con. un a m p l i o espíritu de s o l i d a r i d a d esos puntos de v i s t a L a discusión general que, hasta a h o r a tiene más carácter de exposición de puntos de v i s t a que de discusión, proseguirá mañana, a las diez, hablando, en p r i m e r l u g a r el Sr. Grandi (Italia) E l proyecto norteamericano tiene en Inglaterra acogida favorable L o n d r e s 9, 12 noche. (Crónica teletónica de nuestro redactor. M i e n t r a s l a p r o p o s i ción francesa de creación de u n E j é r c i t o i n ternacional adjudicado a l a S o c i e d a d de N a ciones fué r e c i b i d a en I n g l a t e r r a con m a r c a da f r i a l d a d y hasta con evidente escepticism o en l o que se refiere a las posibilidades de su éxito, el proyecto n o r t e a m e r i c a n o conoc i d o hoy, h a tenido u n a a c o g i d a m u y f a v o r a ble, entre otras razones, porque se ajusta en g r a n parte a la tesis expuesta en G i n e b r a por el m i n i s t r o de N e g o c i o s E x t r a n j e r o s de l a G r a n Bretaña. N o es aventurado suponer que los puntos de c o i n c i d e n c i a en las a s p i raciones i n g l e s a y n o r t e a m e r i c a n a constituy a n u n t e r r e n o común que s i r v a de base a discusiones futuras del más alto interés p r á c t i c o l a c i r c u n s t a n c i a de haber c o i n c i d i d o I n g l a t e r r a y E s t a d o s U n i d o s en ideales tan f u n damentales como l a abolición total de los subm a r i n o s y de la g u e r r a química o bactereológ i c a y l a reducción de armamentos de c a rácter marcadamente Qfensivo, sea 0 no una c i r c u n s t a n c i a f o r t u i t a es, e n sí m i s m a lo suficientemente importante p a r a c o n s t i t u i r u n acontecimiento i n t e r n a c i o n a l de p r i m e r a categoría. 1 L o que dice la opinión universal G i n e b r a 9, 11 noche. E l público que asiste a l a C o n f e r e n c i a del D e s a r m e no es u n conjunto de espectadores mudos, a los que está p r o h i b i d o i n t e r v e n i r en el debate, como o c u r r e en l a m a y o r í a de los P a r l a m e n t o s democráticos. E s t e público es el representante de la opinión u n i v e r s a l A c a s o el único de todos los reunidos que desea sinceramente el desarme. A u n q u e n i n g ú n R e g l a m e n t o p r e ceptúa el modo en que pueda i n t e r v e n i r el público en las sesiones de l a C o n f e r e n c i a l a f o r m a de expresión se h a encontrado de una m a n e r a espontánea. S i l e n c i o p a r a ¡a desaprobación y aplausos p a r a el asentamiento. E n las sesiones anteriores, el público calló al final de todos los discursos. H o y p o r p r i m e r a vez se h a n oído a p l a u sos rotundos, que subrayaban las palabras L a sesión de esta mañana del c a n c i l l e r B r ü n i n g L e i n t e r r u m p i e r o n G i n e b r a 9, 7 tarde. L a sesión pública cetres veces y a l final ios aplausos t u v i e r o n un l e b r a d a esta mañana por l a C o n f e r e n c i a del calor inusitado. L o s que conocen el v a l o r D e s a r m e se h a consagrado a escuchar las del s i l e n c i o o del aplauso de este público manifestaciones de los delegados de A l e m a convienen en que las declaraciones claras, n i a v Estados Unidos. s i n a r r o g a n c i a pero firmes, del c a n c i l l e r aleE l p r i m e r o conciso, no ocultó las dificulmán h a n causado u n a impresión p r o f u n d a tades del p r o b l e m a a resolver, pero n o las N o f a l t a- -c l a r o e s t á- -q u i e n asegure que el e x a g e r ó Detalló l a propues ta n o r t e a m e r i c a público presente esta mañana en l a C o n f e n a e h i z o resaltar que l a solución del p r o r e n c i a es recusable y que no debemos fiarb l e m a dependía de l a p r o n t i t u d y buen deseo nos mucho de sus e x t e r i o r i z a c i o n e s porque p a r a a r r o j a r las armas y las t r a d i c i o n e s del había en él u n c r e c i d o porcentaje de alepasado. manes. N o s o t r o s no sabemos que h a y a h a U n a reducción de a r m a m e n t o s- -d i j o- -s u bido ningún tren especial c a r g a d o de aleficiente p a r a g a r a n t i z a r el o r d e n i n t e r i o r y manes. L a s personas que ocupaban las t r i l a defensa e x t e r i o r c o n t r a invasiones. H e bunas eran como siempre gentes venidas de aquí las líneas generales. todas las partes del m u n d o ingleses, f r a n E l S r B r ü n i n g por su parte, fué frecuentemente i n t e r r u m p i d o p o r aplausos, y s u disceses, japoneses, muchos japoneses y hasta c u r s o se caracterizó p o r l a l ó g i c a de las afirg i n e b r i n o s Y los aplausos al c a n c i l l e r B r ü maciones. n i n g estaban en todas las manos. H u b o una frase que el p u b l i c o h i z o s u y a por esa f o r D e s a r m e radica! igualdad de derecho m a de e x p r e s i ó n en todos los p a í s e s- -d i j o L a s conclusiones p r i n c i p a l e s s o n L l e g a r el c a n c i l l e r- -l o s mejores hombres, que se a u n desarme r a d i c a l basado en l a perfecta cuentan p o r millones, h a n puesto sus espei g u a l d a d de derechos y deberes y a una paz ranzas en nuestras deliberaciones y en el basada en l a j u s t i c i a resultado que alcancen. L o que rías- ta aho R e c a l c ó que A l e m a n i a pide que a su p r o- r a parecía común ideal habrá de realizarse p i o desarme s i g a e! desarme general, porque en una ley solemne del derecho de gentes. este es un derecho que nadie podrá negar. E n adelante no será cada país e l que decida A g r e g ó que A l e m a n i a consideraba que por sí m i s m o i a i m p o r t a n c i a de sus a r m a había lagunas en el proyecto de convenio de mentos, sino que quedarán fijados en u n a L a P r e n s a de L o n d r e s al hablar de l a propuesta de sir J o h n Simón, l a califica de eminentemente práctica, y, por tanto, c o n f o r m e a l a i d i o s i n c r a s i a nacional. C a d a u n a de las aspiraciones inglesas puede ser d i s cutida, aceptada o rechazada por sus m é r i tos s i n p r e j u z g a r n i n g u n a de las restantes; y tanto separadamente, como en conjunto, están l i b r e s de toda m a n i o b r a política. S o n el resultado de cuatro años de trabajo arduo y representan l a ordenación de p r i n c i p i o s sostenidos, p o r l a G r a n B r e t a ñ a en diversas conferencias celebradas después de l a g u e r r a E n l o que se refiere a los submarinos, I n g l a t e r r a reconoce abiertamente que la a b o l i ción de estos buques l a f a v o r e r e c í a más que a n i n g ú n o t r o p a í s pero. es de esperar que las consideraciones h u m a n i t a r i a s basadas tanto en los recuerdos de los h o r r o r e s de i a guer r a europea, como en el deseo de evitar a c c i dentes t a n espantosos como el o c u r r i d o hace días a u n s u b m a r i n o inglés, con l a pérdida de sesenta v i d a s tengan m a y o r peso que el hecho de que l a abolición de esta a r m a r e s u l te especialmente ventajosa p a r a Jos- intereses navales británicos. D e todos modos es edificante que E s t a l l o s U n i d o s l a apoye espontáneamente y con e n t e r a independencia. -Bolin.
 // Cambio Nodo4-Sevilla