Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B CVIERNES 12 DE FEBRERO DE 1932. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. P A G 22. E n Madrid U n discurso del señor Lerroux en el banquete de la minoría parlamentaría radical Madrid 12, 2 madrugada. Anoche se celebró en el hotel F l o r i d a el banquete que, con motivo de l a conmemoración del aniversario de la República del 73, ofrecía el grupo parlamentario republicano radical al jefe del partido, D Alejandro Lerroux. Este ocupó l a presidencia, sentando a su derecha a l Sr. Martínez Barrios y. a su izquierda al Sr. Guerra del Río. Concurrieron unos sesenta diputados, y enviaron sus adhesiones otros, así como distintas personalidades políticas, cuya relación fué leída por el Sr. Cámara. A l finalizar el banquete, el Sr. L e r r o u x fué insistentemente requerido para que hablase, lo que al fin hizo el jefe del partido radical, en un tono familiar. E v o c a c i ó n d e l a República d e l 73 mientos para liegar al corazón de los que me escuchen, y temo que ante la espectación que mi discurso ha despertado surja el desencanto. Para g o b e r n a r buscaré a las personas d o n d e las h a y a E l señor M a r t í n e z B a r r i o s lee una nota sobre la votación d e a y e r en la Cámara E l Sr. L e r r o u x se refiere luego al día en que haya de formar Gobierno, y dice que en el partido radical hay un plantel de hombres para gobernar, que no debe cerrar l a puerta a aquellos otros que se unan. S i les cerráis la puerta, os reduciréis a la impotencia; yo supongo que vosotros no deseáis la duplicidad de cargos, para evitar que en vosotros caiga eso que ahora se llama enchufismo E l partido radical será el que d i r i j a el Gobierno; en esto no admito variación de pensamiento; pero las personas las buscaré donde las haya, estén donde estén, aun cuando tenga para ello que desafiar a la opinión. D i c e que formará u n G o b i e r n o de c o n centración r e p u b l i c a n a Nadie se acordaba- -comenzó diciendo- -del 11 de febrero, como aniversario de la República del 73, hasta que yo sugerí l a idea de que hoy fuese declarado día de fiesta nacional. Y esta mañana, cuando he oído los veintiún cañonazos, que anunciaban la festividad del día, me he sentido un poco padre de esta República, por haber sido yo testigo presencial de aquella otra del 73. Refirió su primera actuación revolucionaria, que tuvo lugar el año 86, con motivo de l a sublevación del general Villacampa, en cuya ocasión fué portador el Sr. L e r r o u x de tinos pliegos cuyo contenido ignoraba, y que entregó al comandante del cantón de Alcalá de Henares. Recordó después los sacrificios que por la revolución hicieron Mangada, en Badajoz; el teniente Cebrián, en Santo Domingo de la Calzada, y los tenientes Ferrándiz y Valles, fusilados en Gerona. Después no hubo ya fusilamientos; pero sí sacrificios crueles. A l general V i l l a campa no se le fusiló por la intervención piadosa de la entonces Reina regente; pero se le prolongó su martirio, hasta morir, recluido en Chafarinas. U n p r e m i o paira los supervivientes r e p u blicanos d e entonces N o diré que voy a formar un Gobierno nacional, pero sí de concentración republicana. L a gente joven radical será apta para gobernar cuando se adiestre, y yo la pondré en sitios donde adquiera experienica. Y a veis que me estoy definiendo, y me anticipo a deciros que no me pongáis malas caras el día de mañana, si no os veis en plantilla. H a y q u e ser tolerante H a y muchos que no os conocéis todavía, aun cuando yo os conozco a todos. Y a M a drid habéis venido muchos no sólo al Parlamento, sino al carabet. N o me parece mal Siendo humano se es una cosa que no son los jabalíes: tolerantes, y sólo con tolerancia podéis gobernar a los hombres, a la Patria y al pueblo Recomienda al grupo parlamentario radical que continúe la misma táctica política que viene observando de seriedad y serenidad. L a República, si se hace todo lo que yo llevo en el corazón, imprimiría carácter a la política que ha de hacerse entre los pueblos. H a y pueblos más allá del mar que m i ran en nosotros una dirección y no digo una hegemonía. H a y otros momentos en que cada uno de nosotros estará solicitado por compromisos lócales: pues yo os digo, que hay que anteponer el compromiso con la Re pública y con el país. E s menester que sigáis desmintiendo también la bellaquería con que se me ha combatido, y que procedáis con una unidad espiritual y política. N o hay minoría que tenga conciencia exacta de su responsabilidad, comp la del partido radical. L a expectación por mi discurso no es sólo por mí sino por vosotros. S i no permanecemos en esa disciplina moral y política, no seremos nadie. Cuando yo digo y o sumo a todos vosotros. H a y algo que desborda a todos los partidos y es esa masa que acudió a las urnas electorales. N o cerremos las puertas de. la República a esa gente y si les cerrarais l a puerta sabed que yo haré dos partidas radicales uno, ortodoxo, y otro, heterodoxo, y tendré que estar en contacto con ellos aun cuando no fuera para gobernar. E l Sr. Lerroux, que fué ovacionado en varios momentos de su discurso, terminó éste levantando su copa para brindar por la República del 73, progenitura de la actual; por el jefe del Estado, que representa a l a P a t r i a por el Parlamento, que representa a la soberanía nacional, y por el partido republicano radical, lo mejor del Parlamento y del país. E l jefe del partido radical fué ovacionado largamente al término de su discurso. Terminado el banquete, el ex ministro de Comunicaciones Sr. Martínez Barrios leyó a los periodistas la siguiente nota: Evidentemente, el resultado de la votación recaída acerca de la proposición incidental que presentó el grupo de extrema izquierda de la Cámara justifica los apasionados comentarios que se han hecho. L a confianza al Gobierno la votaron 159 diputados, o sea, l a tercera parte de la Cámara, aproximadamente. H e aquí la clasificación política de esos 159 votos socialistas, 75 radicales- socialistas, 22; Federación Republicana Gallega, 4 Acción Republicana, 13; radicales, 27; conservadores de la República, 7; Agrupación al Servicio de la República, 6; independientes, 3, y catalanes, o. E s decir, que de los grupos representantes del Gobierno solamente emitieron su voto 114 diputados; los 45 restantes correspondieron a ministeriales honorarios, y muy especialmente a la minoría radical, de la cual votaron 27. E n la clasificación de los 14 votos en contra del Gobierno, fueron seis de los extremistas de la izquierda; dos, federales; uno, de la Federación Republicana Gallega; uno, independiente; uno, catalán, y tres, socialistas. Hubo, pues, algunos votos contrarios a: la confianza del Gobierno salidos del seno de agrupaciones representadas en el Gabinete, no así de las minorías radical, progresista, maurisía y Agrupación al Servicio de l a República, que votaron a favor del m i nisterio o, en escaso número, se ausentaron del salón. E n Barcelona Banquete de antiguos radicales Barcelona 12, 3 madrugada. E n el salón de fiestas del hotel Oriente se ha celebrado un banquete, organizado por un g r u po de antiguos radicales para conmemorar el 59 aniversario de la proclamación de l a primera República. H a n asL- ido unos 250 comensales, presidiendo D. Emiliano Iglesias, que al entrar en el salón fué ovacionado. Después de breves palabras pronunciadas por el secretario de la comisión organizadora, el Sr. Iglesias comenzó recordando que hoy debía hablar en Barcelona el Sr. L e rroux, pero que el Gobierno, que desconoce a Barcelona y no sabe lo que es el partido radical, por el temor de perturbaciones, que 110 se hubieran producido en modo alguno, ha procurado que el acto se suspenda. P o r la decisión del Gobierno se ha quedado E s paña sin oír la voz autorizada de Lerroux, pero ello demuestra que en las alturas sigue desconociendo a Cataluña. Antes el Poder público se contrataba en Barcelona, en la plaza de la Cucurulla (alusión al local social de la L l i g a) ahora se contrata en un partido que, al calor de la emoción republicana del 14 de abril y con la ayuda del P o der centra viene ejerciendo una verdadera dictadura. Dice a continuación que es preciso i r a unas elecciones para que el pueblo catalán exprese su voluntad, matizándola voto por voto y no como en la farsa del E s tatuto, que fué una conspiración que ha querido tener la apariencia, de una legalidad contra la unidad española. E l S r Iglesias continuó su discurso refiriéndose; al desarrollo de Ta política general de Cataluña y a la intervención en ella de los diferentes elementos republicanos, y, de manera muy especial de los radieaks cuyos puntos de vista expuso, Fué muy aplaudido. H a y que recordar- -dice -a esos otros que están por ahí, viendo cómo se premia a los republicanos actuales, que han ayudado a la revolución, tales como Gandarias, ayudante que fué de Villacampa. Llegarán a una veintena los supervivientes, y yo os propongo que se haga sobre la marcha una investigación, y con ella l a minoría radical presente una proposición de ley, para que el Gobierno, si quiere, la convierta en proyecto de ley, p -enriando a los que se encontraron en aquellas tragedias revolucionarias. Está bien- -exclama- -que se premie a. los revolucionarios actuales, pero sin olvidar a los antiguos! Y o os brindo esta iniciativa, para que sea la minoría radical la que proponga esta ley en favor de los supervivientes y también de algunas viudas de aquellos hombres. S i la iniciativa logra el éxito, nosotros les costearemos el viaje a Madrid, y en una fiesta les entregaremos los premios. U n a n t i c i p o d e l discurso d e l 21 M e pedís un anticipo del discurso que he de pronunciar el próximo día 2 1 ¡pero si todos los días esos enemigos del género humano (por los periodistas) por los que yo siento debilidad, me están arrancando en i n terviús algo de ese discurso! N o sé si el día 21 acertaré a dar solemnidad a mis pensa-
 // Cambio Nodo4-Sevilla