Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cesa de sus sueños, y hasta el día de la boda viene a Dueñas, para volver, después de casado, a pasar la luna de mielj un poco amarga, de unos desposados que, aunque son príncipes y luego serán los Reyes mas gloriosos de España, han de acogerse a la casa h o s p i t a l a r i a de un amigo, más rico en buen d e s e o que en bienes, enajenados m u c h o s de e l l o s para atender y sufragar el gasto de la gentil pareja, que allí tiene, en la casa amiga, el fruto p r i m e r o de sus amores. Entrad en el pueblo, atravesad ese arco, y calle arriba- ¡c a lí e s evocadoras de D u e ñas! -llegaréis al a n tiguo palacio, casa de labradores hoy, en el que nació la infantina Isabel, primogénita de los Reyes Católicos, y en el que- la alegría y el dolor se abrazan en l a v i d a- -e l joven contrayente D F e r nando estuvo a punto de morir, en peligro de frustrarse el nacimiento glorioso de España. reparar en el exterior, adentraros en sus naves, y sobre el arco toral leed la inscripción votiva auténtica que os dirá su histor i a Precursor del Señor, mártir Bautista Juan, posee en eterno don esta basílica para t i construida, la cual, devoto yo, R e cesvinto Rey, amador de tu nombre, te he dedicado, erigiéndola y dotándola a expensas mías, dentro del territorio de m i propia h e r e d a d en la E r a 699, año décimo después de aquel en que se contaba el déc i m o d e m i padre Chindasvihto y el tercero de m i glorioso correinado. Estáis dentro de la iglesia más antigua de España; no con antigüedad supuesta, sino real y efectiva. N o s lo aseguran, sin error, el documento y el monumento. F e c h a de su c o n s t rucción: el año 6 o i- ¿P e r o es que antes no hubo otros t e m píos en España? L o s hubo, mas la noticia de ellos está sólo en el papel. Otras huellas han permitido reconstrucciones ideales. ¿Serían de este modo? ¿D e estotro? E n la iglesia parroquial, unas tumbas góticas os m o s t r a r á n dónde yacen los condes de Buendía, los Y llega el siglo v i r amigos leales de aqueY de las basílicas de llos Reyes, fieles serla centuria se lleva vidores en el infortul a palma en antigüenio, d e s i n t e r e s a d o s dad San Juan de B a amigos en el triunfo. ños. Ahorremos comL a villa vive el reprobaciones. L a m p é cuerdo de tan ínclitos rez dejó sentado, en príncipes en sus tiemdefinitiva, el argumenpos moceriles cuando, to y pronunciada la en l a desgracia, unió ú l t i m a palabra. L a sus vidas un amor j u Academia de San F e r venil frente a todos los nando consagró el tedesignios y contra tom a en las suyas: S a n das las oposiciones del Juan de Baños es el E N E l MAS A N T I G U O (x) R E P O S A E N P A Z L A M A D R E D E A Q U E L L A E X C E L S A R E I N A Rey. más antiguo de los templos cristianos de D E C A S T I L L A JÍARIA D E M O L I N A De nuevo ¡campo España. abierto! D e aquí cerca- -en tierra palentina ya- -está el último ¿Describirle? Enojosa prolijidad. Ganáis antigua de España. Sólo media legua, n i objetivo de nuestra ruta de hoy. Esto se en el cambio con l a fotografía. S i n embaraún eso, nos separa, de ella. Prosigamos l a arregla. Y a el sol brilla esplendorosamente. ruta. Pero, ¿quién se aparta de este rincon- go, el ser breve no ha de impedirnos unas E n el combate cayó, vencida, la niebla, raslíneas más en. servicio de vuestra curiosicito de paraíso que se llama la T r a p a? N o gada por el mandoble del sol. Distinto es dad. Levantó el templo Recesvinto. Y fué en profanemos con nuestra impertinente curioahora el espectáculo. ¡Mañanitas claras del acción de gracias por haberse curado, besidad su interior. E n él moran los caballeinvierno Castellano! O t r a es la cara del biendo del agua que allí mana, del mal de ros del silencio Pero contemplemos el es campo. Y la nuestra, alegre y agradecida piedra que le afligía. L a s crónicas de la pectáculo por de fuera. Telón de fondo, el a la caricia del sol en pleno triunfo. época lo refieren con cuidadoso pormenor. campo de Castilla. Actores, obreros agrícoE l l o es que, atribuido a milagro la cura- r E l gañán que ara aquí, junto a l canal, s i las de hábitos blancos y pardos que transción, la fe del Rey visigodo, que se había gue con otra agilidad y garbo a las muías forman los eriales en vergeles, la tierra mala encomendado a San Juan Bautista, alzó allí que tiran del arado, más retozonas y ligeen buena, arrancándola el secreto dé no canmismo, a, la vera del manantial prodigioso, ras, y hasta el cantar que echa al aire el sarse nunca de producir. mozo es más jovial y menos agresivo que Aquí Hamo yo a capitulo a los que. buscan la basílica, con la dedicatoria, intacta a través de los siglos, que, traducida del. latín, los de antes... para el campo soluciones de. felicidad y acabáis de leer. concordia. P a z j trabajo. ¡Libro abierto, C a d a vez que te veo Y mirad. Junto a l a iglesia existe todavía la Trapa de Dueñas, de las más altas y prom e d a l a risa. el manantial. ¿Conserva el agua aún su cuvechosas enseñanzas! 1 Q u i e n fuera botoncito rativa virtud? L o s análisis dicen que no. N o soñéis aquí con el arte. H a y algo dé t u c a m i s a! P e r o en el simpático pueblecito de la his- que vale más, infinitamente m á s el sacritórica basílica hay- -había hace poco- -quien, ¡Bendito sol, que todo lo alegras y v i ficio, la mortificación, el trabajo voluntario en contrario, podía contestar a esa pregunvificas! y asiduo, en perpetuo silencio, hasta morir... ta categóricamente. A h o r a a caminar placenteramente cogienCon la más rendida reverencia, sin turdo a gusto este buen sol, que decir sol de bar la serenidad de sus escogidos, paseCastilla es gloria pura... tras una mañanita FRANCISCO MENDIZABAL mos por delante de la mansión y lleguemos, como l a de hoy. Y caminar a pie hasta la en fin, a Baños de Cerrato. N o deteneros en iglesia, en cuya busca venimos, la más (Fotos Carvajal. el pueblecito. Derechos, a la basílica. Y sin
 // Cambio Nodo4-Sevilla