Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
n a no puede invocar el Pacto, aunque figure como nación firmante de él y, como tal, esté representada en el Consejo de la L i g a! Todo esto parecería absurdo si no supiéramos que existe l a misión, dada al J a p ó n de realizar en el Extremo Oriente lo que F r a n c i a con l a Petite Entente y los países bálticos, y l a Gran Bretaña con l a India y Persia han concebido ante el peligro comunista. E l objetivo del J a p ó n en Manchuria forma parte del mismo plan. Pero, entonces- -preguntará alg ún lector- ¿p o r q u é desembarcan ¡os soldados japoneses en Shanghai y bombardean N a n k í n? E n Shanghai está el precio que el Gobierno de T o k i o pone a la misión que le han confiado. Y de ahí las notas que Estados Unidos e Inglaterra han presentado en Tokio, limitadas a las operaciones en Shanghai. Estados U n i dos y l a Gran Bretaña entienden que el Japón pide demasiado (convertir la ciudad china de Chapei en concesión japonesa) y regatean. Francia está conforme en el precio y asiente con su silencio. E l ataque a N a n k í n es, al mismo tiempo, precio y presión sobre China para que deje hacer en M a n c h u r i a es decir, para que se avenga a crear un Estado independiente bajo l a protección del Japón, a los fines del plan conjunto contra la U R. S. S. Cree el J a p ó n que las dificultades y resistencias que encuentra en Manchuria para crear ese E s tado independiente vienen de la asistencia que presta el Kuomiñtang al pueblo manchú, aunque, por otra parte, afirme que el Kuomiñtang- no tiene autoridad ni control en la expresión geográfica china, de la que forma parte Manchuria. E s posible que la actitud del K u o m i ñ t a n g fortalezca a los manchúés contra la invasión japonesa; pero les bastaría saber el régimen de opresión y t i r a n í a que el Japón ha establecido en Corea para que se defiendan. Y así el mundo marcha hacia la solución de una gran incógnita... AXTO. VIO AZPEITUA Incidentes en M a d r i d con motivo d e un intento de huelga general. A las cuatro de la madrugada de ayer, en- el paseo de la Virgen del Puerto, ¡unto a la. columna de un tfcq- nvía, hizo explosión un petardo. Estado en que quedó la columna: Tres cuartos de hora después, en la calle. de Bravo Murillo, frente a la estación del tranvía, y en las agujas de salida de los coches, estalló otro petardo, muy cargado de materias explosivas. A consecuencm de la explosión se rompieron todbs los cristales de las casas inmediatas. Próximamente a las siete de la mañana, cuatro individuos armados de pistolas, pe- nctrando rápidamente por las plataformas, obligaron a los viajeros de un tranvía de la línea Atocha- Norte a abandonar el coche. He aquí el sitio del Portillo de Embajadores donde ocurrió el suceso. Cuándo los viajeros del tranvía desalojaron éste, los cuatro sujetos que lo habían asaltado colocaron un petardo en la plataforma, al lado del regulador. La explosión sobrevino inmediatamente, quedando rotos los cristales del coche, destrosado el motor y abierto un gran boquete, en el piso de madera de la plataforma. (Fotos Días Casariego.
 // Cambio Nodo4-Sevilla