Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
timos por toda la colonia y. Centros españoles y e x t r a n j e r o s sino que todas las noticias de España que tienen a l g ú n interés para los españoles las difundimos en seguida, con rapidez, por medio de nuestra organización. ¿Sanatorios? -U n o magnífico, ya construido, y otro, modernísimo, en construcción, que está terminándose. E s t e nos c o s t a r á s e g ú n los c á l c u l o s ün millón ochocientos m i l pesos. ¿L a s fiestas de Covadonga? -S o n tradicionales. Todos los años celebramos nuestras fiestas de Covadonga, que son muy españolas, y a. las que acude, no solamente la c o l o n i a española, sino muchos mejicanos. Damos romerías, que nos producen bastante dinero, para ayudar a los gastos que tenemos. -Y ahora, dígame: ¿qué ha pasado con el Banco de Crédito E s pañol? El presidente de E l Sr. L o i z a g a animándose, me dice: -A causa de la crisis mundial, el Banco de Crédito Español se vio precisado a suspender pagos. ¿Cuándo? -En 31 de julio del año antepasado: del 30. -S i g a usted. -T e n i a el Banco siete m i l depositantes, que representaban unos ocho millones y medio de pesos. Allí tenían sus ahorros muchísimos españoles que durante muchos añes habían trabajado aquí. ¡Figúrese usted la catástrofe! ITubo un gran pánico en Méjico y, como siempre, se dividieron las opiniones sobre el porvenir del Banco y nada hubiese ocurrido. Todos han salvado su dinero, y el Banco, perfectamente reivindicado, trabaja con más crédito que nunca. -Magnifico. L e felicito- -exclamé- Así se hace patria en el extranjero. Después de una pausa pregunté: Supongo que el Gobierno pasará a esta maravillosa C á m a r a de Comercio española una buena subvención. E l Sr. Loizaga sonrió, escéptico. -i Por qué r i e? -l e pregunté. ¿Sabe usted los gastos que tiene esta Cámara de Comercio? -me dijo. -No. -P u e s esta Cámara de Comercio tiene de gastos generales unos sesenta m i l pesos al año, que al cambio actual hacen unas dos- cientas setenta mil pesetas. ¿Y cuánto da el Gobierno de subvención a la Cámara de Comercio? -E l Sr. Loizagame la Cámara de Comercio Española de Méjico (x) hablando respondió secamente: con el Sr. Fernández Arias. -P u e s ocho mil pesetas al año! sobre los procedimientos a seguir. EntonU n silencio solemne nos envolvió. N o caces, la Cámara de Comercio se reunió y, en bía comentario alguno. M e atreví a presesión extraordinaria, acordó intervenir en guntar ese asunto. Se convocó a todos los acreedo- -Y el resto, ¿cómo lo recaudan? res, del Banco y aquí se reunieron. Y o les- -C o n cuotas entre los socios; con fiestas, dirigí la palabra; estuve hablándolcs duentre ellas las de Covadonga... rante varias horas, y tuve tanta suerte que- -Admirable- -exclamé, conmovido- adconseguí que de allí saliese formado un mirable... ¡Qué lástima que estas gestas heComité para estudiar c! caso y remediar la roicas de los españoles en el extranjero no situacién. Se me nombró a mí también prese conozcan en España! sidente Je ese Comité, v... Y... ADELARDO F E R N A N D E Z A R I A S- -Q u e desde el día 23 de diciembre paMéjico, enero, 1932. sado el Banco opera regularmente, como si Fuente de las ranas de parque de Chapultepec, en Méjico.