Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A L I M E N T O IDEAL PARA N I Ñ O S A N C I A N O S Y ENFERMOS EFECTOS INMEDIATOS: Curación de los estados escorbúticos, anemia, etc. Desaparición de vómitos y diarreas. Aumento de peso muy notable. Perfecta digestión. Sueños tranquilos. Facilita la erupción dentaría sin trastornos digestivos. El profesor FINKELSTE 1 N, director del Hospital de Niños, de Berlín, en 24 de marzo de 1929, dice: C o n m o t i v o de haber tratado con N A T E L u n caso de c o l i t i s pertinaz, y logrado hacer desaparecer con sorprendente rapidez los trastornos intestinales, empleamos N A T E L en este H o s p i t a l de Niños, de Berlín, c o n regularidad, para el tratamiento de l a colitis crónica (disentería) así como para el de otras afecciones similares. Desde entonces hemos logrado en casos similares, especialmente e n niños en l a época de l a lactancia y de uno- dos años, que padecían disentería, y en los cuales, después de vencer e l estado agudo, persistían invariables, a pesar de todos los intentos de tratamiento, las diarreas mucosas o muco- sanguinolentas, l a curación p o r N A T E L a veces a los pocos d í a s en los demás pacientes, después de dostres semanas. C o m o detalle interesante, desde el punto de vista clínico, hago observar que l a dosis de N A T E L no h a de ser demasiado reducida. Nosotros damos seis cucharadas de las de t é a l d í a unos 40 a 50 gramos. El profesor Dr. J. CASASAYAS de la Facultad de Medicina y dé la Inclusa de Barcelona, emite el juicio siguiente: N A T E L constituye u n poderoso coadyuvante terapéutico en aquellas dispepsias debidas a l a lactancia a r t i ficial que, por ser resistida defectuosamente p o r e l organismo, perturba los procesos íntimos d ¡e nutrición y c o n duce a la atrepsia, obrando a manera de catalizador y f a voreciendo, p o r tanto, l a nutrición y l a síntesis calcica, tan importante en esta época de l a vida. Durante e l destete, sus efectos son a ú n más brillantes, mejora el aspecto de los niños, pasando del pálido acentuado a l sonrosado del niño sano, más ganas de j u g a r y de moverse y sobre todo, mayor apetito y tolerancia del alimento. N A T E L merece igual indicación e n l o s estados de desnutrición debidos a procesos infectivos graves o de larga duración, y sobre todo, está indicado e n aquellos síndromes claramente avitaminósicos, como el escorbuto, cada día más frecuente, a medida que se utilizan más las leches profundamente modificadas, como s o n las homogeneizadas, maternizadas, etc. LABORATORIO LLOPIS P A S E O DE ROSALES, 8 y 12. -MADRID El Dr. MUÑO YERRO, profesor clínico de la Inclusa de Madrid y de la Institución Municipal de Puericultura, de Madrid, manifiesta: E n l a g r a n mayoría de los casos en que hemos empleado e l N A T E L la curva de peso ascendió en p r o porciones notables, marcándose de modo evidente el contraste con las observaciones anteriores. N o hemos observado ningún caso de intoxicación por hidrocarbonados (harinas) en los niños pequeños, en quienes hemos empezado a administrar N A T E L A l contrario, e l peso sube en proporciones superiores a l o que venía sucediendo. E n los niños destetados, el N A T E L produce u n efecto admirable, teniendo en la actualidad muchos en l a I n clusa, cuyo exclusivo alimento es N A T E L L E A E L PROSPECTO Q U E ACOMPAÑA A C A D A B O T E ANTES DE PRESOPAS, PARAR LOS BIBERONES, ETCÉTERA, DE NATEL Ei profesor G. VIDAL JORDANA, de la Facultad de Medicina y de la Inclusa de Valladolid, comunica: S i g o obteniendo m u y brillantes resultados con el empleo de N A T E L siendo t a n sorprendentes sus resultados, que tengo el decidido propósito de emplearlo sistemáticamente en l a alimentación de los niños.