Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 25 D E F E B R E R O D E 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G aa. N o juzga admisible el aplazamiento pedí- I L o votación se ha producido en la misma do. D i c e al S n A l b a que éste conoce íntima- ¡forma que la anterior. mente el Presupuesto, y le invita a que maE l Sr. B A E Z A M E D I N A explica el voto nifieste si cree que una poda, una economía de los radicales socialistas. Dice que no es hecha cercenando gastos, de 50, de 60 milloel momento de debatir n i votar l a propuesta nes, podría evitar la reforma tributaria, del Sr. Niembro, y cuando se discuta el precambiando la estructura del Presupuesto. supuesto de gastos, así como la cuestión de (M u y bien en la mayoría. las dietas, será l a ocasión de tratar de este Afirma que el Presupuesto se nivela, en asunto. Entonces se verá que los radicalesparte, con la cuenta de Tesorería, porque socialistas son partidarios de la incompatien él se incluyen obligaciones atrasa das. bilidad de- los diputados, no sólo con sueldos del Estado, sino con cargos ejercidos en S i hemos de tener Presupuesto- -añade- -Compañías relacionadas con servicios públipara el primero de abril, es preciso aprobar cos. (M u y bien. la reforma tributaria. A l Sr. A l b a no le cierra el camino para hacer un nuevo P r e Y estima que se debe decretar la misma supuesto. incompatibilidad de los concejales con carE l Sr. Alba, al levantarse a rectificar, es gos en sociedades que tienen a su cargo seracogido con rumores de los socialistas. vicios municipales. E l Sr. A L B A Espero que los que me i n terrumpan hagan compatible su cortesía con L a s dietas d e los d i p u t a d o s sus entusiasmos por el Gobierno. Respecto de las dietas de los diputados- -E l P R E S I D E N T E recomienda orden. sigue diciendo el Sr. Baeza Medina- -es E l Sr. A L B A dice que no ha tocado otros otra cosa, porque éstos viven en provincias puntos que los necesarios; y recuerda al y tienen que desatender sus negocios. A d e ministro de Hacienda que gracias a la- intermás, toda la economía que se podría obtevención del orador, durante el debate de ner sería la de 800.000 pesetas al año. Constitución, se pudo adoptar un medio para que hubiera Presupuesto, en previsión de P o r último- -añade- el Tesoro admite lo ocurrido. donativos y nadie sabe que el Sr. Niembro Cree que hay que exigir sacrificios al país, haya entregado la totalidad o parte de sus pero estima que en el fondo de esto hay un mil pesetas mensuales; por lo cual es eviproblema de ética política (rumores) pordente que hace incompatible su doctrina con que el pueblo necesita saber lo que es el su conducta. (M u y bien, en diversos sectores presupuesto de gastos antes de votar las de la Cámara. leyes tributarias. Cree haber cumplido con E l Sr. G Ó M E Z (D. Trifón) cree que los su deber y con los dictados de su conciencia diputados que no están conformes cqn. las al hablar como lo ha hecho. dietas de los diputados debieron, reglamentariamente, presentar una proposición para V o t o p a r t i c u l a r de l o s f e d e r a l e s que la Cámara la votara. E l P R E S I D E N T E somete a discusión E l P R E S I D E N T E (Sr. Besteiro) estima otro voto particular del Sr. Niembro, que que no es correcto introducir en un voto dice así: particular una propuesta sobre dietas de d i Primero. Que sea retirado el referido putados, pero declara que 110 está en las proyecto hasta que se conozca y se estudie atribuciones de la presidencia modificar un el- presupuesto de gastos. voto particular. P o r esto estima que el seSegundo. Que, previamente a todo auñor Castrillo, que ocupaba l a presidencia, mento en los actuales tributos, se revisen toprocedió rectamente. E n todo caso, su i n dos los gastos del Estado, empezando por tervención era obligada si se hubiera votareducir en el 25 por 100 los sueldos o diedo el voto por partes, al someterse a la Cátas de los diputados y suprimiendo todos mara Ja referente a las dietas. los organismos, Juntas o Consejos creados E l Sr. C A S T R I L L O explica también su desde el 13 de septiembre de 1923. intervención, y como presidente. Tercero. Que igualmente se acuerde que E l S r G Ó M E Z (D Trifón) hace constar ningún funcionario público, diputado o goV que él se acercó a la presidencia para adverheñíante, pueda cobrar por más de un sotirla del carácter antirreglamentario de la- lo concepto, bien sea de sueldo, remunera- votación sobre dicho extremo. ción, gratificación o dieta de la nación, proE l Sr. A Z Ó R I N de la Comisión, abunda vincia, Generalidad; Ayuntamientos o E m en el mismo criterio. presas subvencionadas, intervenidas o deE l Si N I E M B R O estima que la cuestión pendientes económica y socialmcutc del E s de las dictas es tan importante, económicatado, Generalidad, provincia o Municipio. mente, que consideró conveniente tratarla, E l Sr. N I E M B R O (federal) manifiesta porque las clases contribuyentes podrían haque en estas Cortes no se ha dado l a im ber sido descargadas de una importante presión de la defensa del contribuyente y de la clase media productora; y estima que E l P R E S I D E N T E Cuando el Sr. N i e m el proyecto de Presupuesto viene a agravar bro tenga otra iniciativa análoga deberá utila situación de estos ciudadanos. lizar el camino que marca el Reglamento. A n a l i z a los datos contenidos en el proyecto de ley que se discute y enumera los auO t r o voto particular de los agramentos que ha sufrido durante los años últimos la contribución industrial. rios Manifiesta que el sacrificio que. se pide E l señor A L O N S O A R M I Ñ O defiende al contribuyente es excesivo y dice que no otro voto particular, pidiendo la supresión será posible obtenerlo. de los aumentos en las contribuciones terriNiega que se hayan realizado economías torial, industrial y derechos reales, y los aren los presupuestos, pues por el contrario, tículos 14 y s i del proyecto. hay algunos que aumentan en cincuenta m i Habla del desnivel enorme producido en llones de pesetas. Pone como ejemplo el la Economía por la guerra europea que represupuesto de Justicia. Apoya la petición presentó en una crisis económica, que en de economías en las dietas de los diputados, España se tradujo en el decreto de alquileque deben reducirse en un 25 por 100. Termina retirando la primera parte de su voto particular, por haber sido ya prejuzgada por la votación de la propuesta del seEXPOSICION AVÍCOLA E N PAñor Marracó. (Ocupa la presidencia el Sr. Castrillo. A petición de los federales se. procede a votación nominal, siendo rechazado el. voto del Sr. Niembro por 53 votos contra 157. res. Censura las altas cifras de los gravámenes sobre las transiciones, pues basta, en las herencias de hermanos se ha cargado excesivamente el tipo de imposición. Declara que la nivelación, tal como l a persigue el ministro de Hacienda, es impo sible. Termina solicitando la aprobación de su voto. L e contesta el ministro de H A C I E N D A Recoge la argumentación del Sr. Alonso de; Armiño, que pide que se supriman los grava- menes sobre las clases capitalistas; pero ¿qué autoridad tendría yo- -dice- -para pedir el sacrificio a las clases modestas? Y si no se las pido ni a aquéllas n i a éstas, ¿qué ha- remos? (Risas. N o se olvide que España está atravesando una revolución. H a y que pagar deudas que apremian a la Tesorería. Y o- -d i c e- -quiero pagar; pero quiero que l a República pague, porque creo en ella; quizás los que no creen en ella sueñen con un presupuesto indotado. Pero los que tenemos fe en la República no podemos ir por ese camino. (M u y bien. ¿Puede afirmar el Sr. Alonso de Armiño que la riqueza rústica haga en España una relación con l a venta que produce? ¿Cree que no se le puede aumentar el diez por ciento? L o mismo ocurre con el dos y medio sobre la urbana. Habla de la contribución industrial, que ha sufrido aumentos en cincuenta años de 200 a 215 pesetas por 100; pero es que la renta de los negocios ha aumentado gratir demente y lo que en tiempos del Sr. Manvende representaba el cinco por ciento, hoy no pasará del seis. Está convencido de que el sacrificio es posible, que la República debe pedirlo y el país debe prestarlo. N o hay comparación posible con los gravámenes que pesan sobre los presupuestes extranjeros. Se dice que España no. ha sufrido la guerra, pero ha pasado por cosas peores que la guerra. (Muy bien. Tiene crisis y heridas peores que la guerra. P o r eso lo que se pide al contribuyante puede y debe hacerse. E l Sr. A L O N S O D E A R M I Ñ O rechaza la imputación que le hizo el Sr. Carner, de que su discurso tuvo carácter, político. P o r el contrario estima que de esto adolecen las palabras del Sr. Carner. Entiende que España, que no ha pasado por la guerra, está pasando por algo peor. (Protestas y voces de ¡no, no! Os invito- -dice- -a aceptar mi voto, que despertaría hacia vosotros un eco de simpatía. Os brindo un éxito y no lo aceptáis. (Risas. Insiste en que los propietarios del campo no están en situación de sufrir un gravamen de un diez por ciento. Rechaza los au- mentes, de tipo fijo, de la contribución ín- dustriaí, pues nadie creerá que tiene los mismos ingresos un abogado ilustre como el Sr. Carner, y el orador, que es modesto letrado. Se ocupa de nuevo de la contribución territorial, y es interrumpido por los radicalessocialistas. Cuando carguen la contribución sobre fincas que pagan menos de cinco pesetas, ya me diréis- -dice- -si los aumentos van a recaer sobre los pobres o sobre los ricos. Y sobre los pobres recaerán también los aumentos por transportes e industrial, que encarecerán la vida. E l ministro de H A C I E N D A dice que si el Sr. Alonso Armiño le ofrece sustituir los nuevos ingresos con otros que no graven a los contribuyentes que defiende el orador agrario, está dispuesto a aceptar su propiteiu RÍS. -Crónica de M o n t e- C r i s t o con ta. Tiene- -dice- -tiempo de pensarlo. (Risas. interesantes fotografías. E n el próxiTerminada la discusión de la totalidad, se, mo número de B L A N C O Y N E G R O levanta la sesión a las diez y. cisca,