Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALGO TURA DE DE AGRICULSECANO Montes, oteros y vallejos valencianos Espero que habrá de sorprender a no poeos. que yo diga que la provincia de Valencia no es, ni con mucho, lo que las gentes se figuran: tierra llana, de naranjos y de flores, de palmeras y de jardines, de ubérrimas huertas. N o no es eso. Esas afamadas huertas y huertos que tantos con motivo celebran y que muchos conocen; las extensas del Júcar y del T u r i a las dos que nacen a los pies de los primeros cerros de la provincia, y que se detienen ante el Mediterráneo, cuyas de ordinario mansas olas las lamen casi de continuo, sin perjuicio de azotarlas con rabiosa furia cuando se enfurruñan en compañía de los fuertes vientos de Levante, sólo representan una quinta parte de la superficie de la provincia de Valencia. Esta quinta parte, de tierras al parecer de promisión, en tiempos del Rey D Jaime I de Aragón en grandes extensiones eran aún marismas, pestilentes charcas, bajas y acidas tierras, que al través de los tiempos, con. los afanes y con los sudores de innumerables generaciones de valencianos, han llegado a constituir una bendición de Dios, bendición conseguida como reza el refrán: a Dios rogando y con el mazo dando. V i v e n en craso, error los que creen que con disponer de buena tierra y de aguas más o menos abundantes se crea en seguida a agricultura lucrativa y próspera; hace falta más, muchísimo más; es principalísimo factor, indispensable, el elemento agricultor inteligente e instruido, que no es po- tensión de viñedos y sembraduras del exsible crearlo de golpe y porrazo, y por ello tenso campo de Requería y de Utiel está enpara llegar a plena y fructífera producción tre los 600 metros y los 700 y los 800 cualquier vieja zona secana convertida rámetros. pidamente en regadío, cuando tan importantes y trascendentales transformaciones se E l típico valle de Albaida tiene sus fellevan a cabo en zonas lejanas de- grandes races campos entre los 200 a 300 y bastantes más metros de altitud, y mucho más a l núcleos viejos y prósperos regadíos, se hace tas las montañas que lo delimitan. E n este precisa una previa y muy intensa educación importante valle se asienta Ludiente, en. práctica de la masa labradora. cuyas cercanías, según cuentan las crónicas, T a n quebrada es la provincia de V a l e n ocurrió el hecho que hoy se. conoce por el cia que en plena planicie, entre arrozales milagro de los corporales de Daroca. 3 naranjos, flores y palmeras, se alza, entre N o sabrán muchas gentes que la provinotros, el monte de las Zorras, adentrándose cia de Valencia tiene cinco pueblos de a g r i en el mar para formar el cabo de Cullera. cultores, asentados entre tierras de cultivo, E n la falda de este monte, muy cerca de a cerca de Seo metros de altitud; otros c i n algarrobos y de pinos, se asienta la vieja e co a bastante más de 800 metros, c u a t r o a histórica Cullera. L a cúspide del monte de cerca de m i l metros y dos pueblos a más las Zorras, desde la cual se descubre esde mil metros. pléndido panorama, se ele va cerca de trescientos metros sobre el mar, distando en E n el campo de L i r i a sequísimo. campo línea recta de la orilla de éste poco más por la extrema escasez de lluvias (que sude mil metros. M u y cerca también del mar pera en esto a la cuna de Dry Farming) céestán las montañitas de! P u i g que sirvielebre por la batalla en l a que Sertorio venron para atalaya y campamento de las huesció a Pompeyo, hay viñedos, algarrobos, tes del Rey D Jaime I de Aragón cuando olivos, almendros, nogales, higueras que la conquista de Valencia. vegetan entre los 150 a 200 y a bastantes más de 400 metros sobre el mar. P o r todas partes hay en la provincia de E l macizo montañoso Benagever- DomeValencia enhiestos picachos más o menos ño, que en parte ha de nutrir el pantano cercanos al mar, siendo los principales ende Benagever, tiene unos 850 metros de altre ellos los siguientes: el Monduber (montitud. Los altos llanos de Alpuente se extiente redondo de los romanos) que se alza a den a m i l metros de altitud; los de Sinar 841 metros, y desde donde se contemplan los cas, a 850- metros; los de Alcublas y los de feraces campos de Gandía, llenos de recuerdos históricos, por ser cuna Gandía del los Alhorines, a 700 y más metros. santo duque Francisco de B o r j a la montaE l valle de Montesa, en donde, coronanña Revalsadores, que alcanza los 789 medo una montaña, se alzan los restos de l a tros de altitud; la Cazoleta, con 865 metros; que fué inexpugnable fortaleza de los ínla Salada, con 1.586 metros; Sierra M a r clitos caballeros de la Orden de ese nombre, tés, con 1.085 metros; Pico Tejo, con 1.300 castillo que abatió el terremoto de 1748; el metros; Pico Caroche, con 1.124 metros; valle de Barig, el valle de A y o r a y la alta Pico de Chelva, con 1.048 metros; la A t a vega de Ademuz, tienen tierras a 200 y laya, con 1.161 metros, y el collado de la bastantes más metros de altitud, pues alguCalderona, con 1.300 metros. L a gran exnas de ellas alcanzan los 600 metros. E n AGRICULTURA DÉ SECANO l ista franorémica desde el rastillo de Ayora de la carretera que une este pueblo con. Ahnmsa, de cultivos v ofroi echamie tos de secano. (Poto J. Moragi es. con profusión