Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
acontecimiento que tiene nada menos que por rivales dos grandes teatros representativos de dos tendencias opuestas: el naturalismo, que propugna y defiende Stanislawski en el suyo, y el teatro condicional de M e y é r- H o l d Su a c i e r t o es estar en medio, autónomo e independiente. Neganilo a uno por estar domeñado por la literatura y al otro por estar esclavizado por la pintura. Su: teoría es: el teatro por el teatro. Y el teatro para el actor... Su ideal es que el teatro absorba la l a b o r literaria y la pictórica, tan diversas, pero que jamás se someta a ninguna, de ellas. E l personaje más importante de todo el teatro es aquel sin el cual no puede existir: esto es, el actor ha exclamado repetidas veces. Pero el actor, que quiere Tairof f. no es el del tipo actual. Quiere crear un nuevo tipo de actor que sea dueño y señor de si mismo en absoluto; un actor rítmico si pudiéramos decir, armónico, capaz de emocionar por sí, por su carácter, universalista, por sus conocimientos amplios y por sus facultades de elasticidad insospechada. U n actor. del teatro de cámara- -gritaba Tairoff- -debe saber hacer todo. Melodramas, operetas, comedias, dramas, tragedias... Todo. Con frecuencia también se le ha oído exclamar: L a verdadera acción teatral gira entre estos dos polos: el misterio y la arlequinada Y a f e que, llevando a la práctica sus prédicas, ha logrado y bien, que su compañía representara desde el misterio de Paúl Claudel La anunciación a la arlequinada de Hoffmann La princesa Brambila, desde la tragedia de Ráeme Fedra a la mediocre opereta de Lecocq Giroflé- Giroflé. Con. este inverosímil repertorio, nutrido, variadísimo, que lo mismo comprende a Shakespeare que a O Neill. a Beaumarchais que a Hasenclever, a Goldoni que a Bernard Shaw, la Salomé, de Osear Wilde, o Boite a Joujoux, de Debussy... muestra, no solamente la insospechada flexibilidad de sus actores, sino su mentalidad extraordinaria y su sensibilidad exquisita... ¿Cómo son las representaciones en el teatro de Tairoff? Siempre diversas, porque él, hombre inteligente, no ha tenido preferencias de escuelas ni de sistemas. Por lo r SALOME D E W I L D E PUESTA E N ESCENA POR TAIROFF ALEJANDRO TAIROFF que no transige, desde luego, es por el viejo escenario de bambalinas y de decorado de papel o tela. L a escena para él no puede estar limitada por las candilejas. (Ha de ser construida que no pintada, procurando que no sea una cosa fingida; es un espacio o varios espacios sometidos a los mejores efectos de luz, pero construida con todo detalle y con una aparente solidez extraordinaria. Los interiores han de ser interiores de verdad; los muros y. las escaleras, muros y escaleras construidos. Algunas veces, como en Salomé, de Wilde, por ejemplo, los actores actúan entre cortinajes casi a lo Gordon Craig, y, como preconizaba el gran mette- w en scene inglés, la escena aparece dividida en varios planos, a diferente altura, unidos por simples escalones. Otras veces, como en Giroflé- Giroflá, la escena es una viva y animada orgía, en la que los actores se desenvuelven animadamente, con aire de ballet, por un complicado escenario magníficamente entonado y, desde luego, construido. Otra de las. principales preocupaciones de Tairoff es que sus comediantes sean extraordinariamente expresivos y que sepan agruparse en escena. De tal modo cuida en este punto la representación, que puede decirse que cada instante, que cada momento, es un cuadro plástico de admirable composición. Cuida de todo detalle, ensaya muchas veces, y así, a la postre, resultan esas magníficas representaciones en las que nada se deja a la inspiración momentánea, sino que todo aparece ordenado y regido por una suprema dirección rígida que ha sabido lograr una disciplina rigurosa e inflexible entre los actores. -E. ESTE. VEZ- ORTEGA ORGIA D E L PRIMER ACTO DE ANTIGONA D E HASENCLEVER UNA ESCENA D E E L DESEO BAJO LOS OLMOS D E O N E I L L
 // Cambio Nodo4-Sevilla