Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Patriarca recibió en herencia todos sus l i bros, y entre ellos apareció el Dietario. ¿Cómo había llegado a manos de su último poseedor? No se sabe de una manera cierta, aun cuando se supone que el Sr. Boronat debió sacarlo para sus estudios de algún convento de monjas de la Orden de Santo Domingo, en donde depositarían los frailes exclaustrados algunos de sus libros más preciados al abandonar su convento. Pero, sea lo que fuere, ío cierto es que la mencionada joya histórica se ha recuperado y que esto ha permitido que la A c ción Bibliográfica pueda dar a la estampa tan interesante obra, sobre la cua! venía haciendo concienzudos estudios el doctísimo historiador, director del Centro de Cultura Valenciana y canónigo de esta Catedral, D José Sanchis Sivera, quien, no contento con haber realizado todas! as pesquisas para el hallazgo del manuscrito original, con éxito tan satisfactorio, dedicó una larga temporada a investigar el nombre del anónimo autor por archivos y bibliotecas, llegando en su labor, después de re- gistrados los de Valencia, eí de la Corona de Aragón, de Barcelona, y el Nacional, de Madrid, a embarcarse para Italia y dirigirse a Ñapóles, donde pudo comprobar, en ios documentos procedentes de la casa del duque de Casiano, que el autor de dicho manuscrito era D. Melchor Miralles, sacer- f ALFONSO RETRATOS LENCIA, V D E ARAGÓN. LOS REYES DE PERTENECIENTE D E ARAGÓN LA VALENCIA DIPUTACIÓN A LA GALERÍA PROVINCIAL DE DE DE QUE FUERON DE VA- PROPIEDAD EL M U Y I L U S T R E SR. D. J O S É S A N C Í ITS Y rar Í N E N T E SIVERA, CANÓNIGO H I S T O R IA D O R DE DE LACALA REGIÓN TEDRAL D E VAI: E N C Í A vA L E N CTANA dote que gozó de gran predicamento en la Corte del Rey A l fonso V y que le acompañó en muchos de sus viajes a Italia. Inútil nos parece ponderar la importancia histórica de esta obra, perteneciente al siglo xv, y en la que se determinan día por día muchos de los sucesos del glorioso reinado del Monarca aragonés, que, entre otras cosas, trajo a Valencia, y aquí se conservan, el cuerpo de San Luis de Francia, el santo Cáliz, tradicionalmente considerado como el que utilizó el Señor el día de la Cena, y las cadenas que cerraban el puerto de Marsella, todo ello donado a nuestra Catedral, donde se guarda. Todo elogio para Acción Bibliográfica ha de parecemos poco, librando de la posible contingencia de una pérdida irreparable tantas y tantas obras, que, a la vez que enaltecen nuestra historia, dan una visión clarísima de cómo se desenvolvía la vida valenciana en ¡os tiempos, medievales. L a importancia del Dietario del capellán de Alfonso V lo comprueba el hecho de que también el Instituto de Estudios Catalanes haya emprendido igualmente su impresión, y que se disponga a dedicarle un estudio minuciosísimo, con materiales suministrados por D. José Sanchis Sivera, el incansable investigador de los fastos de la historia valenciana. T. L L Ó R E N T E F A L C O
 // Cambio Nodo4-Sevilla