Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. MIÉRCOLES a D E M A R Z O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 20. la Constitución- -añade- -no dice que la persona del ministro de la Guerra sea sagrada e inviolable. Y como, además, es falible, tiene que ser combatido. E l ministro de la Guerra- -agrega- -tiene la ley de Defensa de la. República y puede suspender indefinidamente periódicos y castigar a los autores de artículos con arreglo a dicha ley; pero lo que no tiene derecho es a suprimirlos por los ataques que dirigena su señoría. E l presidente del C O N S E J O Pero eso es porque lo supone así su señoría. E l Sr. F A N J U L Y o tengo derecho a hacer suposiciones, mientras no se explique la razón de este proyecto. Pide al ministro de l a Guerra que medite mucho antes de aprobar esta ley, y, sobre todo, que piense en el dolor de los militares que puedan ser víctimas de ella. Ruega que se añada un artículo, en virtud del cual no asciendan en las vacantes que puedan producirse los compañeros de los castigados, que no se considerarán satisfechos si se les obligara a sustituir a los generales sancionados. por la Constitución; pero no haría una ley IPO y el bolcheviquismo. E l primero ha acacomo ésta. bado con l a Prensa que no le era grata, y es H o y están los periódicos amordazados y el camino que lleva l a República acabando atemorizados. (Protestas. con los periódicos, llamados militares. E s ¡Y no han de estarlo, si tres de ellos lletima que los ¿erechos pasivos de los m i l i van suspendidos un mes! tares constituyen una propiedad como cual (E n los socialistas: Porque se aboga en quiera otra. P a r a privarlos de ello yo pro del atentado personal. pediré- -dice- -que l a ley sea votada por l a E l Sr. R O Y O V I L L A N O V A También mitad, m á s uno de los diputados. lo predicasteis vosotros. E l Sr. O S S Ó R I O Y G A L L A R D O E v i (E n los socialistas: Eso es una infamia. dente. Garantía, pero expediente y voluntad E l Sr. R O Y O V I L L A N O V A L o que en la resolución. ocurre es que D Antonio Maura no suspen E l S r R O Y O V I L L A N O V A L a medidió periódicos, porque era m á s liberal que da que intentáis contra l a Prensa, es peor este Gobierno. (Nuevas protestas. Los proque l a ley de Jurisdicciones. (Protesta de l a fesores de Derecho no debemos armarnos un lío. (U n socialista: ¡Como se lo arman mayoría. Creo que no debéis dar l a impresiempre! Protestas de varios diputados, ensión de que tenéis miedo a l a libertad. (Nuevas interrupciones. ¡tre ellos el Sr. Ayuso, que grita al interruptor Es un indocumentado. Entre continuas interrupciones de los raE l Sr. R O Y O V I L L A N O V A Vosotros dicales- socialistas habla d e las libertades de habéis, dicho que la Constitución no se pueSagasta. de reformar sino por acuerdos de dos tercios E l Sr. L L U H I interrumpe, y el señor de l a Cámara. R O Y O dice: ¡P e r o si entonces su señoría Y recuerda que en las mismas narices estaba en el Bachillerato! del dictador dijo, en cierta ocasión, que Sigue el Sr. Royo Villanova defendienno podía oponerse a lo que determinado la libertad de la Prensa. ba l a Constitución, que él estimaba v i E n la m a y o r í a S i no se suprimen los gente por lo cual tiene ahora que adverperiódicos. tir al ministro de Instrucción Pública que E l S r R O Y O V I L L A N O V A Los suscuando se halle otra vez, frente a sus alumpendéis, que es lo mismo. nos tendrá que expresarse ante éstos con Recuerda que votó l a ley de Defensa de peores conceptos que entonces, frente a la la República con las salvedades que hizo en Constitución actual. (Rumores. pro de la Prensa, porque la consideró como E l Sr. F A N J U L consume otro turno en un arma necesaria de Gobierno en estas circontra. Pregunta al Gobierno qué peligro cunstancias. Pero estima que el Gobierno se alza frente a l a República, para presenno debió aplicarla, sino en contadísimos catar este proyecto de ley. Manifiesta que esta sos y sostenerle como una amenaza, porque interrogación no ha sido contestada. como el lema toledano debe decirse de e l l a Afirma que en ninguno de los periódicos N o la saquéis sin razón, ni l a envainéis militares ha encontrado j a m á s ataque al sin honor régimen, republicano, sino censuras m á s o U n Gobierno inglés, para defender el r é menos agrias al ministro de l a Guerra. Y gimen, saltaría, si lo considerara necesario, El señor Pérez Madrigal, en pro E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L interviene para decir que el amable transcurrir de las sesiones ha hecho que algunos diputados olviden en el ambiente actual cuál es la misión de estas Cortes. Cree que no se pueden recordar los tiempos en que se realizaba en el Parlamento una baja y sucia política militar. E l orador, hombre de l a- calle, tiene l a impresión de que existe un plan militar que va a tener su continuación, y ante él, con bizantinismo personal, se trata de oponer, ciertas dificultades. Dice que el S r A z a ñ a ha venido a liquidar un E j é r c i t o digno de Epaminondas y VALIOSA Eli ILUSTREíPOCTOR A P R E S T A PRESIDENTE D E L A COMISIÓN DIRECTIVA D E LOS DISPENSARIOS D E L P A T R O N A T O D E C A T A L C S A P A R A TiA L U C H A C O N T R A L A T U- B E R O Ü L O S I S H A E M I T I D O E L CERTIFICAD S I G t! T E N T E i Que de ios numerosísimos ensayos practicados durante años en los enfermos concurrentes a los mismos con el producto farmacéutico Histógeno Llopis se desprende la alta utilidad del mismo en e! tratamiento de dichos enfermos, de manifiesta efigaeja en los inapetentes y depauperados. E S T A RERgnFICACION- D E M U E S T R A L A CONVENIENCIA D E L E M P L E O D E L HISTÓGENO LLOPIS E N T O D O S L O S CASOS D E T U B E R C. ttíL OSIS T, E S T A D O S OSOS, A N É M I C O S C A T A 1 RROSOS, E T C S. A B O R? A- T O R I O V O P I S? 8 A S E O D, E ROSALES, 8 1 2. A D. U I U