Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 2 D E M A R Z O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31. el proyecto recibió la aprobación de los p a dres del Reino, con sólo doce votos en contra, y, en menos tiempo de lo que se cuenta, obtuvo l a regia sanción, y pasó a ser inscrito en el libro de los Estatutos. L a Gran Bretaña ha entrado, por consiguiente, en el período más rígido de nueva política arancelaría, y a que ésta no consiente excepciones n i tratos de favor para, nación extranjera alguna hasta que, finalice la Conferencia de Ottawa, y, firmados en ella los acuerdos que se preparan para fortalecer la situación económica de- Inglaterra con sus dominios, exista un estado de hecho y de derecho dentro del Imperio, que permita iniciar las conversacionesWflüe se estimen procedentes con los países deseosos de obtener y otorgar concesiones en sus relaciones comerciales con este país. H a empezado, pues, una etapa durante l a cual el nuevo sistema será ensayado con l a mayor rigidez. Y este período servirá para demostrar cómo funciona y qué ventajas reporta a la nación. P o r de pronto, se habla, con insistencia cada vez mayor, de una posible rebaja del impuesto sobre l a renta, de la que, como nuestros lectores recordarán, y a nos hemos ocupado hace tiempo. Desde principios de año, los ingleses han satisfecho por aquel concepto cerca del equivalente, al cambio actual, de siete millones de pesetas, pero este esfuerzo sin precedentís, que en esta nación será el factor decisivo que permita nivelar los presupuestos, no es susceptible de ser repetido nuevamente, y, para poder ser soportado en adelante, l a carga ha de ser reducida. E n tanto, es satisfactorio notar que el optimismo de los ingleses crece de día en día, y, a l par que. i a libra se cotiza con más firmeza, aumenta el dinero disponible, hasta el punto de que un empréstSp de dos millones de libras, emitido por una colonia inglesa, h a sido cubierto veinte veces, apenas fueron abiertas las listas de suscripciones al mismo. -Bolin. INFORMACIONES DEL Y NOTICIAS EXTRANJERO B C en París y Londres. E) ex presidente Irigoyen se niega A aceptar e) perdón. Acuerdo comercial francoitaliano. Notas varias de Portugal. A B C E N PARÍS Negociaciones para un acuerdo sobre el Mediterráneo. Pruebas de un moderno sistema de locomoción finidamente, l a era librecambista en esta nación. N o pocos consiguieron echar anclas a tiempo para librar su carga del nuevo impuesto: jtan sólo en el puerto de L o n dres, fondearon, en el corto plazo de cua. renta y ocho horas, 130 vapores, y el número de los que atracaron en los restantes puertos ingleses debió igualar esta cifra, y quizá llegó a superarla. Pero, como en otras París 2, 1 madrugada. (Crónica telefóocasiones históricas, la suerte favoreció esta nica de nuestro redactor. Se anuncia para vez a los propósitos del Gobierno británico; hoy la firma de un modus vivendi comercial entre Italia y Francia, en términos que re- un temporal furioso del Norte retrasó l a travesía de numerosos buques, e imposibiviste este acuerdo entre las dos naciones litó que arribaran a los puertos antes de que (mediterráneas de un interesante carácter sonara la hora fijada para que el protecciode cordialidad. E l acuerdo durará seis menismo entrase en vigor. Cincuenta buques ses, manteniendo los derechos de Aduanas que se dirigían a la embocadura del T á actuales, pero otorga a ambos Gobiernos mesis sufrieron las consecuencias del temg r a n libertad en cuanto concierne a l a cues. tión de contingentes y a l a cuestión de ta- poral. Otros muchos que navegaban con rumbo a puertos diferentes, se vieron igualrifas. L a s postreras dificultades suscitadas mente retrasados, en consecuencia, la A r por determinados regímenes vigentes serán mada del dumplig quedó reducida a un 40 resueltas en un plazo de horas. Previsora, y por ciento de su efectiva potencialidad, y hasta si se quiere precaria, l a coincidencia las arcas del. fisco se engrosarán con el prode. ambos Estados en l a reglamentación de ducto del gravamen que rindan esos cargasu intercambio comercial, es extraordinamentos. Mientras llegaba a su fin esa emor i a m e n t e importante, como síntoma de nueva cionante carrera, lord Snowden, en l a Cáera diplomática. mara de los Lores, libraba la última batalla Manifestaciones de este mismo espíritu contra el proyecto que ha puesto fin a l librevenían y continúan registrándose; de algucambio en Inglaterra; pero, pese a la fuerza nos meses. a esta parte, ha cedido l a hostide su oratoria, a la vez fría y apasionada, lidad de l a Prensa y de los, hombres de l a izquierda de Francia- contra el fascismo. L o s comentarios a l a política ultráalpina, ALEMANIA ya- que no rayan en el ditirambo, aparecen LA TOS DESAPARECE CON- templados con una moderación, que en ciertos casos es freno, y en otros prudencia. E l Gobierno acuerda la aplicación E l multimillonario Patrnotre, cuyas afinide las tarifas extraordinarias dades con el partido socialista francés son harto públicas, no sólo visitó recientemente Berlín 1, 12 mañana. D e acuerdo con l a a Mussolini, sino que no ha vacilado, a su orden del presidente de Reich, referente a las regrso a París, en propugnar por la convemedidas extraordinarias que se adoptarán en niencia de un acuerdo. los derechos de Aduanas, de fecha de 18 de enero pasado, el Gobierno ha decidido apliComisionados al efecto por el ministerio car tarifas extraordinarias a las mercancías de Obras Públicas, los Sres. Usariaga y procedentes de países que no tengan tratado Soto Redondo presenciaron ayer tarde las de comercio con Alemania y de los países en pruebas de un coche- -Micheline A u t o- -r a i l que las mercancías alemanas tengan el trato sobre neumáticos, construido especialmente de país menos favorecido. para líneas secundarias, con ventajas de Las listas de los países, cuyas mercancías entretenimiento, tiempo y velocidad sobre serán sometidas a las tarifas extraordinarias, el ferrocarril. Fueron invitados los represenserán publicadas en una orden especial. tantes de J a Prensa de Madrid y Buenos A i r e s y los Sres. Rollino y Giraldo, de l a ARGENTINA Embajada argentina. -Daranas. ABC E N LONDRES L a implantación del proteccionismo Londres I, II noche. (Crónica telefónica de nuestro redactor. A partir de hoy, primero de marzo, el mercado inglés está protegido por un arancel con el diez por ciento sobre el valor de todo producto importado en el país, excepción hecha de aquellos que por su especial naturaleza satisfagan un t r i buto todavía mayor, o de algunas materias totalmente exceptuadas de gravamen, y que por cierto constituyen una lista bastante numerosa. L a implantación del proteccionismo ha dado lugar a una dramática carrera náutica, en la que han participado los numerosos buques que, abarrotados de mercancías gravadas por el nuevo arancel, forzaron las máquinas para llegar a puerto antes de que terminase para siempre, o al menos inde- E l ex presidente Irigoyen se niega a aceptar el perdón Ef amuelo del amor Para el amor no hay mejor anzuelo que los ojos, y si éstos tienen largas y rizadas pestañas, no hay hombre Que resista su poder. Por algo dijo el poeta: De tus ojos las negras pestañas, prendieron sutiles, mis ansias de amor Ko lo dudéis, bellas lectoras; haced más bellas las pestañas, pues ellas solas pueden convertir unos ojos insignificantes en irresistibles anzuelos do corazones enamorados. Para lograrlo, hay que usar el eficacísimo Bálsamo Isabel, moderna creación de la Casa INTEA, que en poco tiempo hace crecer prodigiosamente las pestañas más espesas, más negras y lindamente arqueadas. E l Bálsamo Isabel no perjudica en absoluto a la vista. Si no se hallase en la perfumería, pídase a INTEA, Apartado S 2, Santander, y se recibirá discretamente. Cuesta 4,5.0, con gasto de envío. Buenos- A i r e s 1, 12 mañana. E l e x presidente Irigoyen ha comunicado a l T r i b u nal Supremo de l a nación que se niega, a aceptar el perdón que le concedió el general Uriburu el día 20 del pasado mes de febrero. E l Sr. Irigoyen afirma que, acusado de haber tolerado ciertas irregularidades en l a administración de la Lotería Nacional, él no solicitó el perdón, n i lo necesita, puesto que el único. que puede juzgar mis actos es el Congreso Insisto, por tanto, en na admitir el perdón y en que siga su curso legal el proceso contra mí instruido. E l Congreso no ha aprobado la oferta hecha ayer por el S r Irigoyen de abandonar la República argentina, con el fin de que se restableciese el orden público. E l Congreso ha estimado que las medidas adoptadas ayer por el Gobierno son stt-