Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
...6. D 3 C; PRXP! DXPC; 8. A 2 D! P R X? 9- T i C D 6 T 10. P 5 A con superioridad de desarrollo y ataque por el peón entregado) 7. C X P A 2 R, etcétera) P 3 A 6. C 3 A D 4 T 7. C 2 D P X P Antes solía jugarse ...7. A 5 C, pero el resultado dé la séptima partida del match de Buenos Aires citado, en que la empleó Alekhine. con mal resultado, contribuyó a su Soluciones de problemas publicados. descrédito. Dicha partida continuó: 8. D 2 A o- o; 9. A 4 T Ü P 4 A (mejor hubiera sido para el negro romper con P 4 R, preparánprincipio mayores iniciativas, y en tales as sáJ gambito de dama rehusado ha dolo con T i R) 10. C 3 C D 5 T 11. pectos pueden citarse las defensas en fianllegado a constituir en la teoría AXQ C X A 12. P X P A C 5 R 13. cheto y la llamada defensa Nimzowitch, que P X P A X C 14. P X A C X P 4 A de las aperturas la rama más frondosa y la rehusan, o aplazan por lo menos, el responmás asiduamente practicada por los maesy Capablanca, aunque tuvo que devolver el tros de la escuela moderna, sobre todo a der con... 1. P 4 D a la salida blanca, repeón conseguido, aprovechó la superioridad partir de la última época de Steinitz (1895) huyendo así establecer en ei centro el conde posición para ganar, desplegando una adExaminando las estadísticas de los torneos tacto de peones. Táctica sutil, parecida a la mirable maestría. puede fácilmente comprobarse el aserto; que en esgrima preconiza evitar- el contac 8. A X C C X C 9. C X P D 2 A 10. pero, sin recurrir a tal expediente, bastaría to de los aceros para mejor encubrir los A 2 R? recordar como índice de l a predilección que pensamientos de ataque que involuntaria (Esta jugada no parece correcta. De i n señalo que en el último match por el carrn mente se escapan por la antena metálica y tentar llevar l a acción del alfil contra el peonato del inundo celebrado en Bueno? pueden ser recogidos por un tacto sensible. flanco de dama, lo natural habría sido h a Aires el año 27, y en el que Alekhme conDentro de estos grupos de variantes se desber formado el fiancheto. P 3 C R y A 2 C. quistó el supremo título que venía usufructacan A 2 R 11. 0- 0, 0- 0; 12. T r A T i D tuando Capablanca desde el año 21, de las B. -Defensa- Este indiana (1. P 4 D 13. D 3 C, A 2 D 14. A 3 A A 1 R 15. 34 partidas jugadas, en 33 se efectuó i n C 3 A R 2. P 4 A D P 3 C R 3- C 3 A D TiD, T D i C 16. P 3 C P 4 C D 17. variablemente un planteo de peón de dama, A 2 C 4- P 4 K, P D s P 4 A etc. C 2 D P 4 R 18. P 5 D P A 19. C 2 D llegándose a diversas posiciones del gambiC. -Defensa Oeste indiana (1. P 4 D 4 R C X C 20. C X C P 5 A 21. D 2 A to rehusado. C R 3 A 2. C R 3 A P 3 C D 3. P 4 A D 3 C 22. P 4 T R, P 4 A R 23. P 6 D No es hoy mi propósito, ni cabría en P 3 R 4- C 3 A A 2 C 5. D 2 A P 4 A A i A 24. C 5 C, P 5 R. (Véase el diauna crónica, efectuar una síntesis ordenaetcétera) grama. da y lo suficientemente esclarecedora de los D. -Defensa Nimzowitch (1. P 4 D C R JCegras: Kashdan (13 fichas) múltiples grupos de variantes a que ha dado A 2 -P 4 A D P 3 R 3- C 3 A A C origen este planteo. Sólo pretendo hablar, pudiéndose continuar por el blanco con vacon. ocasión de la partida Michell- Kashdan, rias jugadas aceptables, D 3 C, D 2 A C 3 A que a continuación comento; de una de las P 3 T D, P 3 R, y, finalmente, A 2 D como defensas más dinámicas que en dicho planjugó el campeón del mundo, contra Kmoch, teo pueden emprenderse por las negras, deen el torneo de San Remo de 1930. nominada defensa Cambridge Pero, Todas estas variantes no dan lugar, como aun así, conviene a su mejor comprensión se ve, al establecimiento de la posición norsituarla d un modo general en el cuadro e mal; pero, aun casi dentro de ella, existe de las variantes principales del gambito de una ingeniosa maniobra, puesta e boga por dama, sobre las que paso a esbozar las líPillsbury en el torneo de Cambridge neas características para fijar algo las ideas (Estados Unidos Americanos) de 1904, que y de aquellos aficionados que por falta de tiemse desarrolla en l a siguiente forma: 1. P 4 D po o de gusto no pueden consagrarse a esP D 2. P A D P 3 R 3. C 3 A D C 3 tudios librescos detallados. A R 4. A 5 C, C D 2 D 5. P 3 R, P 3 A Teniendo. en cuenta la importancia deh 6. C 3 A (a esta posición puede llegarse también con los mismos movimientos efectuasentido posiciónal que lo informa y l a enorme cuantía de su Sv varían tes y subvariantes, dos en otro orden) D 4 T Con esta salida de l a dama, preconizada por Pillsbury, el podríamos calificar el gambito de dama renegro indica su propósito de no limitarse a husado de apertura madre, con mayor funBlancas: MicheU (13 fichas) una defensa pasiva, sino que, por el condamento que el que tuvo el célebre artista Posición después de la jugada 24 de las trario, y aunque pudiera parecer prematude la cocina Gouffé para calificar de salnegi as. ro, se lanza a formar un ataque sobre el casa madre aquella combinación complejísima (Desde la buena posición de la jugada ballo de dama enemigo, en el que habrán de Í K sabores delicados obtenida con la suma novena el blanco ha estado maniobrando cooperar el alfil y el caballo de rey negros. dé una serie casi indefinida de términos, sin rumbo y su volubilidad ha permitido L a temprana salida de la dama, sólo para que luego empleaba como materia prima clavar una pieza enemiga bien sostenida, que el negro le gane un peón, le bloquee en sus geniales preparaciones. Así, para eviel alfil y haya alcanzado el mayor espacio. parece contrariar los principios clásicos, y tar la confusión y. el análisis, cuantitativo Vamos a ver cómo Kashdan, ayudado por por ello los teóricos se han esforzado en dede esta salsa madre ajedrecística, debe emla desesperación de su contrario, realiza fensa de estos principios y de las prerrogapezarse por señalar el elementó preponderápidamente estas ventajas en forma i m tivas del- ataque en demostrar la inocuidad rante, o sea la variante A que conduce a la pecable. de semejante amenaza. Pero no puede dellamada posición normal. cirse que l o hayan conseguido, n i mucho 25. A X P P X A 26. D X P R A 3 C A (1 P 4 D P 4 D 2. P 4 A D P 3 R menos, y cada, día la práctica confirma el 2 7 D 5 D R i T 28. P 7 D A 2 R 29. 3. C R 3 A C R 3 A 4. C 3 A C D 2 D C 3 A A 3 A 30. CAD, T 2 C 31. P T Í. A 5 C, A 2 R 6. P 3 R, 0- 0; 7. T D 1 A valor ele la pauta que observan muchos maestros de evitar con las blancas el planteaT 2 C X P 5 32. P A A 2 A 33. P 6 T P 3 A) E n esta llamada posición normal miento de la Cambridge- cosa faciAXC; 34- P X A D X P T 35. Abande la defensa ortodoxa, aunque indudablelísima, como indicaré en los comentarios que donan. mente tienen las negras elementos suficienexpongo a continuación; señalando también tes de resistencia, carecen de iniciativa, y S O L U C I O N E S Problema número 37, las líneas más recomendables pai a neutraespecialmente el alfil de dama tropieza con 2 S por Schitrufer. -LzL clave de este lizar el contraataque negro. dificultades para efectuar un desarrollo ráprofundo y poco conocido problema es; pido y tranquilo. L o s libros de aperturas Gambito de la dama rehusado. Defensa 1. P 5 C! jugada bellísima, porque envuely las disquisiciones de los teóricos están lleCambridge- Blancas, M i c h e l neve la entrega de la pieza, más potente que nos de ejemplos que justifican esta apredisponiendo de un amplísimo campo de acgras, Kashdan: 1. P 4 D C R 3 A 2. P 4 ciación. Para continuar con éxito el juego ción- -16 casillas accesibles con múltiples A D P 3 R s- C j A D P D 4. A 5 C, a partir de la posición normal se requiere amenazas- viene, sin embargo, a ofrecerC D 2 D 5. P 3 E por parte del jugador que conduzca las nese de este modo en sorprendente sacrificio. (Cuando se quiere, con las blancas, e v i gras mucha sangre fría y habilidad defenLas combinaciones que se derivan son n u tar la Cambridge- es conveniente siva, pues las impaciencias que han renido merosas y elegantes, a saber: hacer ahora, si antes no se ha hecho: 5; C R algunos temperamentos violentos por l i I, 1. C X D 2. R 7 A R X C o P- 5 C í A para después de ...5. P 3 A continuar brarse pronto de la presión de las blancas 3; A 6 C- I- -I I 1. C X D 2. R 7 A con 6. P X P. o D 2 A o T 1 A o P 3 T- D han solido ser funestas a la defensa. P o r P- X C r P 4 C- fI I I 1. C X D que es la que prefiero, aunque Taftakover estos motivos se han intentado líneas de recomienda como más emprendedora: 6. P 2. R 7 A C 3 R i C X C- I- -I V juego que permitiesen al negro desde un 4 R con la continuación ...ó. P X E S- A C X P i R 7 A C X J 3- C. 3 C, -rb AJEDREZ 7 L GA 1 TO D E D A M A á 3 4 3 S 1 m 4 4 3 3 4 1 S 2