Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
dida por ésta rama de la cerámica de arte, a estas horas no quedaría de tal industria otra cosa que un recuerdo erudito, un concepto vago de las obras ejecutadas, y quizá, para honra nuestra de carácter histórico y L a n u e v a sala d e cerámica vergüenza actual, el haber surgido en extrañas tierras un coleccionista, un historiador, del B u e n R e t i r o que redescubriese tan importante materia de nuestra historia del arte industrial. M a d r i d no ha contado hasta hace pocos L a sala Laiglesia, que ahora se inauguaños con Museo propio, en el que se recora perteneciendo al Museo Municipal es magsiesen ordenadamente los recuerdos históricos y artísticos de la villa. A u n cuando con nífica, primorosa, y su instalación verdagran retrasó, el Municipio madrileño ha rederamente ejemplar. Los reñores conde de parado la falta, y justo es confesar que los Casal, B o i x y Ezquerr a del Bayo merecen, elementos directores del nuevo organismo no sólo elogio caluroso, sino gratitud corvan logrando recuperar el tiempo perdido dial de cuantos tenemos conciencia de la im- ¡muchos años de demora! -incorporando portancia de tal sala. Ahí está ya, como al Museo interesantísimos objetos que a buen ejemplo de días mejores en nuestra vitaliseguro se perderían para siempre. Grabados dad artísticoindustrial, y cual fermento que narrativos, más importantes- que los docupuede ser fecundo, sirviendo para crear almentos escritos; cuadros, muebles, orfebregún día una gran manufactura nacional de ría, armas, tapices, relojes; libros de contecerámica que nos sitúe en condiciones de nido interesante, de tipografía admirable, no tener que avergonzarnos ante las prode encuademación primorosa, ejecutado todo ducciones del resto de Europa. en Madrid. Recuerdos evocadores de un paUnas vitrinas tan ricas como sencillas, sado de artesanía, mejor que el presente, concebidas con la intención fundamental de aun cuando bueno es reconocer que desde que las piezas rindan el máximo valor, perhace unos años- -no más que tres lustros- -miten examinar los ejemplares desde cualse registra un renacimiento de nuestras i n quier punto de vista, incluso en tocante al dustrias de arte: primero, reproduciendo los estudio de las marcas. E l fondo de la hatipos antiguos; luego, exteriorizando iniciabitación ha sido decorado a l servicio de la th as de modernidad. Todo al margen del cerámica buscando, ante todo, su exaltaEstado, al que rio interesó, ni parece intereción. E n alto, unos medallones pintados resar, el arte ni las industrias artísticas. producen los bustos de Carlos I I I fundador de la fábrica, el año 1760, y de su esposa, Ejemplo doloroso, por lo que hemos perMaría Amalia, hija del famoso elector de dido, pónese de manifiesto con la inauguraSajonia Federico Augusto I I Rey de Poción de la espléndida sala de cerámica de la lonia, al. que se debe el descubrimiento del Fábrica de la China, o del Buen Retiro, del kaolín de Aiie y la. fundación de la manuMuseo Municipal, magnífica colección de factura de Meissen. E n otro medallón, una piezas supervivientes de una época de granvista del Buen Retiro, tomada de un cuadro deza artísticoindustrial, iniciada y mantede la época, única referencia gráfica hasta nida por el Estado a partir de los días ahora de tal edificio, que, como es sabido, culturalmente gloriosos del buen Carlos ITT. fué derrumbado por las tropas ingleses el B i e n hizo el Municipio madrileño adquiriendo de los herederos de D. Francisco de. año 1812, cumpliendo órdenes un tanto extrañas de lord Wellington. Laiglesia la rica colección de piezas forN o intento en estos comentarios del momada con tanto trabajo como inteligencia y mento describir las piezas de esta imporsacrificio por este espíritu procer. De no tantísima coiección, incorporada definitivahaber tenido el Si Laiglesia vocación deci- EN EL MUSEO MUNICIPAL mente al Museo Municipal. Quien desee conocer en detalle ía. interesantísima, historia de la fábrica, encontrará abundante manantial en que saciar su noble curiosidad en la excelente monografía de D Manuel Pérez- Vilíamil Artes e Industrias del Buen Retiro, enterándose de paso de la gran importancia y extensión de tan notable manufactura, magna escuela. de Artes y Oficios, en Ja que se ejecutaban ricos trabajos de mosaico- -recuérdense los hermosos ejemplares de mesas del Museo del P r a d o- de bronces artísticos y de talla de marfiles. Y quien guste de estudiar en detalle la colección Laiglesia, repase el Catálogo de porcelanas del Buen Retiro, escrito por el propio coleccionista el año igoS, -en el que se registran 0382 piezas, si bien en la sala que ahora se inauguró el número acreció hasta muy cerca de óoo. El Museo Municipal, con el ingreso de tan rica colección, gana altura, y seguramente estimulará la visita del buen madrileño, del madrileño castizo, eterno pascante, frecuentador de cafés, que en muchos casos. muere sin. haber sentido la curiosidad de visitar un Museo... E n el M u seo Municipal hallará- -si no siente terror a penetrar en él- -miles de recuerdos que le salen sin cesar al paso; rincones expresivos, cosas que desaparecieron por ley natural de evolución urbana, tipos evocadores de la infancia que se aleja, m i l y m i l sorpresas en serie inagotable... E l director, mi ilustre amigo Manuel Machado, auténtico poeta de raza y cumplido caballero, ha dado reiteradas órdenes para que el público pueda contemplar a su antojo la historia gráfica de Madrid, y el inteligente y activo secretario, Joaquín Enríquez, a pesar de su juventud, es excelente repertorio vivo de arte, que informará al visitante ávido de explicaciones, que no en balde intervino como actor, o cuando menos como testigo inteligente, en todas las manifestaciones artísticas importantes celebradas en España en los últimos veinte años. ANTONIO M É N D E Z CASAL LOS OJOS DECI mspiI los secre- L A B E L L E Z A DE L A L a misteriosa mirada de la mujer ra extraordinario interés. P o r e- io tos que tiendan a realzar ojos serán preferidos p o r con 1O S ¡CL (HJRM S ER i IIIV PESAVÍS AVL Con PASTIMEL se arquean, e if, egrecen grosan rápidamente las pésimas (3,56) enCon los POLVOS COMPACTOS se sombrean los párpados, aumentando la seducción de la mirada (2 ptas. y. M Con PASTEL se orlan exqfl tamente se prolonga el rasgado if ¿Be acentúa nación (3,7 S f Con LAPIC 1 qnillan los tera 0 f, m los ojos, la fasci- y se malalle, etcé- POIiVOS- COMP A C T O S JUGO DE ROSAS P a r a el rápido m a q u i l l a s e de las mejillas. PERFUMERÍA FLORALIA
 // Cambio Nodo4-Sevilla