Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. La unificación VIERNES ¿DE M A R Z O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G de la figura de Jovellanos y de los llamados patriotas, afrancesados y liberales. Se extiende en consideraciones sobre la petición a convocar Cortes por Jovellanos, que lo hizo por espíritu conservador, y otra petición hubo para la misma, en que se hablan de grandes reformas y que una vez reunidas esas Cortes elaborar una Constitución nueva. Esta convocatoria de Cortes se llevó de modo distinto a como la pedía Jovellanos. España estaba en poder de los invasores franceses, haciendo de aquella elección una verdadera ficción. Habla después el orador de cómo se edificaron aquellas Cortes. Napoleón logró sentar en el trono de España a su hermano J o sé, dando a España la Constitución en B a yona. Se detiene a examinar esas Cortes y el manifiesto de Chamartin, del que dice que fué el principio de la política liberal en nuestra patria. Trata de lo que se legisló en aquella época; desamortización eclesiástica, abolición del Santo Oficio, reducción de conventos y supresión del voto de Santiago. E l criterio de la convocatoria de las Cortes de Cádiz trajo, a juicio del orador, el primer conato del sufragio universal. L a característica de las Cortes de Cádiz dice el conferenciante que fué la hipocresía, y para demostrarlo lee un trozo del discurso preliminar de Arguelles. Trata también de la división de poderes y de las derechas individuales. P o r último habla el orador del ambiente de aquella época en que se publicaban periódicos procaces y toda clase de escritos injuriosos, provocando ello la reacción fernandina, ya que se había herido gravemente la conciencia católica del país. Anuncia que en su conferencia próxima tratará hasta la primera República española. Muchos aplausos y felicitaciones recibió el ilustre conferenciante del distmgiudo público, que acudió a escucharle. i b e r o a m e r i c a n a del D e- j E n la A g r u p a c i ó n de P a d r e s de F a m i l i a r e c h o mercantil M a d r i d 4. E l Sr. P u i g de Asprer, presidente de la Sociedad Matritense de Amigos del País y diputado a Cortes, dio ayer en l a Unión Iberoamericana una conferencia, acerca del tema que antecede. Expuso que la labor del iberoaniericanismo debía descansar en una intensificción de los vínculos culturales y económicos entre los países s de l a Unión Iberoamericana. Añadió que la unificación del derecho en general entre España y los pueblos iberoamericanos no es fácil n i necesaria, y que, en cambio, es sumamente fácil, y de suma conveniencia la unificación del Derecho mercantil, por los caracteres de uniformidad, universalidad y cosmopolitismo que revisten. D i j o que a la unificación del Derecho mercantil para todo el mundo civilizado, ideal que se debe perseguir constantemente, hay que ir mediante l a unificación de grupos de naciones, entre las cuales destaca, desde luego, Iberoamérica. Terminó manifestando que más que por obra de políticos y diplomáticos, hay que llegar a la unificación iberoamericana del Derecho mercantil por e l esfuerzo de los elementos mercantiles y jurídicos de los pueblos ds Iberoamérica, y que a España incumbiría la gloria de convocar, por parte de los mismos, un Congreso o Asamblea, merced a cuya celebración pudiese ser una realidad la pronta existencia de un Código mercantil único para todos los pueblos iberoamericanos, el cual facilitaría la intensificación de sus relaciones económicas, al propio tiempo que constituiría un nuevo vínculo cultural entre los mismos. E l conferenciante fué muy aplaudido. E n eJ Instituto Francés M a d r i d 3, 2 madrugada. A y e r dio el señor Demangeon l a primera de sus anunciadas conferencias, en l a que trató de L a casa del campesino francés. Comienza diciendo que el estudio de la casa rural no es; como se suele creer, cuestiones reservadas a la arquitectura y arte campesinos. E n la caisadel campesino nada está dispuesto a capricho. E l campesino concibe su casa, para su propia utilidad cotidiana. E n ella resguarda sus bienes, cosechas, útiles, añado, hogar y familia. Pueden estudiarse los elementos de su construcción: materiales, tejados, adornos, muebles; pero lo que más importa es l a disposición interna. Fijándonos en estos principios podemos distinguir en F r a n c i a cuatro tipos de habitación r u r a l primero, l a casa elemental, en l a cual todo está agrupado en una misma construcción y bajo un mismo tejado: casa del pequeño labrador, muy multiplicada en F r a n c i a segundo, la casa estrictamente ordenada, en que todas las construcciones están dispuestas alrededor de una plazoleta interior; tercero, l a casa de orden suelto, cuyas construcciones están esparcidas en medio de una pradera plantada de manzanos; cuarto- l a c a s a de varios pisos, en que todo está también bajo un mismo tejado, pero en la. cual la diferencia de los tres tipos anteriores, cuya planta sirve de alojamiento al campesino, se aloja en el primer piso; es un tipo esencialmente meridional. A s í es como el estudio de la habitación rural nos demuestra una adaptación a la economía rural y a la posición social del campesino. L a conferencia fué amenizada por pro 3 ecciones. E l conferenciante fué muy aplaudido. E l martes 8, en el Instituto Francés, dará- su segunda conferencia M r Demangeon, sobre l,o s fiueblos y caseríos de Francia. M a d r i d 4, 3 madrugada. E n el salón de actos de esta Agrupación pronunció la primera conferencia semanal del ciclo organizado por dicha Agrupación, D. Ricardo Gómez Roji. É l orador empezó agradeciendo la delicadeza de la Agrupación al invitarle a sentar las bases de los ciclos de conferencias que para la ilustración de los asociados se están celebrando, con carácter de lecciones, de las que afirma ser sólo discípulo aficionado y no maestro. Basa toda su disertación en la siguiente pregunta: Ha terminado el papel de la Iglesia en la sociedad moderna? Contra las afirmaciones periodísticas de seudofilósofos y clubs de sabios, tanto más cacareados cuanto más ignorantes, la Iglesia cumple y debe cumplir y cumplirá sus nobilísimos fines en la sociedad moderna hasta la consumación de los siglos. E l gran papel de la Iglesia en épocas anteriores es innegable a través de la historia. A l Estado le presenta como enemigo de las obras sociales, y mucho más a un Estado socializante, por no decir socialista, como el actual. Contra los abusos del Estado, sólo la Iglesia se levantó, sin doblegarse ante ellos, y sin temor a las persecusiones, que son la mayor gloria, y prueba que contra los abusos en la gobernación de los pueblos, contra la esclavitud romana, contra la inmoralidad y la pobreza se levantó el Poder de la Iglesia. Contra el feudalismo abusivo se levanta la Iglesia, que obligó al señor de horca y cuchillo a doblar su rodilla y a ablandar su corazón. E l absolutismo abusivo de los reyes lo condenó la Iglesia y jamás les ungió, como se atrevió a decir Melquíades Alvarez, con el Oleo Sagrado que reservó sólo a sus sacerdotes. L a Iglesia respeta al Estado, porque tiene autoridad de siempre y sólo emana de D i o s pero contra el abuso de ese Poder gritará siempre l a Iglesia. Combate el germen evolucionario, base de sociedades y causa ael desequilibrio universal, y sienta los principios económicos y sociales mantenidos por la Iglesia. Los amores al pobre, las reconvenciones al rico, la condenación de la usura constituyen el último párrafo de la conferencia. E l conferenciante fué muy aplaudido. L a soberanía nacional? V a r i o s sucesos Una denuncia por estafa Madrid 4, 2 madrugada. D Antonio C i llero Duro, que vive en Escosura, 33, planeó un negocio con el subdito alemán A d o l fo Rais, quien vivía de huésped en una pensión de Alcalá, 30. Ambos depositaron en el Banco Central 5.000 pesetas, para atender a los primeros gastos de la industria, y el subdito español firmó un cheque de 600 pesetas, que entregó al alemán, para que las hiciera efectiva, pero éste, dispuesto a realizar el primer negocio con ganancia, antepuso a dicha cantidad un tres, y estas pesetas fué las que cobró, desapareciendo i n mediatamente. E l Sr. Cillero formuló ayer la correspondiente denuncia. M a d r i d 4. A y e r tarde, y en los locales de Acción Española, dio l a segunda conferencia del cursillo sobre L o evolución de la España contemporánea, desarrollando el tema que encabeza estas líneas el catedrático de la Universidad Central, D Pedro Sáinz Rodríguez. Comenzó el conferenciante hablando de las ideas del siglo x v m que se l l a m a n e n ciclopedismo, v de la característica de ese período de l a Historia de España, en el que se ausentaran los poderes tradicionales. E s to, y la defeneción de las clases directoras, fueron cansa de que los espíritus revolucionarios se lo encontraran todo hecho. Seguidamente trata de la guerra de la I n dependencia, diciendo que fué una guerra religiosa. Había de l a política de Napoleón, Y otra por robo Madrid 4, 2 madrugada. E n la Comisaria de Buenavista denunció anoche D Joaquín Eusenet Spley, que vive en un hotel de Principe de Vergara, 86, que hace varios días tomó a su servicio a un criado, que dijo llamarse Pascual M u r i l l o quien, sin causa que lo justificara, se despidió de la casa. A poco de marchar, la señora de Eusenet notó la falta de una pulsera con brillantes, un reloj de pulsera de oro y un alfiler de oro y brillantes. E l denunciante, antes de presentarse en la Comisaría, efectuó algunas averiguaciones, logrando saber que el criado se llama Pascual Morcillo y que está fichado en la Dirección de Seguridad como conocido maleante. L a Brigada de Investigación Criminal realiza las indagaciones pporüuias, La utilización de ¡es aceites pesados en los automóviles E s t a d i v u l g a c i ó n científica se p u b l i c a e n e l p r ó x i m o n ú m e r o de BLANCO Y NEGRO