Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S n DE M A R Z O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 20. jo que imponen los jurados mixtos, sino dé aquellas otras que ellos mismos firman. Así, como caso concreto, podía citar l o que ocurre en la provincia de Jaén, donde los patronos se niegan a aceptar obreros para las faenas, salvo uno o dos, con lo que quedan invalidadas las bases de trabajo que se acordaron hace unos días. E l gobernador; le ha dado cuenta al ministro de lo que ocurre, y el Sr. L a r g o Caballero se ha d e cidido porque se imponga a los propietarios el laboreo forzoso de las tierras. A g r e g ó el Sr. L a r g o Caballero que en las bases que se firmaron había una muy liberal y de espíritu comprensivo, que ha sido tergiversada por los elementos patronales. Se decía en ella que l a revisión de los salarios se haría por unos Jurados mixtos, que serían designados en momento oportuno. A h o r a los patronos dicen que hasta que esos J u r a dos se constituyan, ellos no se consideran obligados a admitir los obreros. -Esta ofensiva- -siguió el ministro- -adquiere caracteres m á s graves, cuando se considera que hay autoridades judiciales que no apoyan las resoluciones de l a legislación social y de los organismos encargados de hacerlas efectivas. Así tenemos el caso de Córdoba, donde un Jurado mixto dictó una resolución, e l patrono no recurrió ante el ministerio y. ahora se ha querellado contra el Jurado mixto, admitiéndole el juez l a querella. D i j o por último el ministro que este mismo caso se ha dado en M a d r i d con los redactores de El Imparcial, y ha tenido que intervenir el ministro de Justicia, enviando el asunto al fiscal. T Sobre el mismo asunto, el ilustre director de El Debate, ID. Ángel H e r r e r a ha enviado la siguiente carta a El Socialista S e ñ o r director de El Socialista. M a d r i d M u y señor m í o Como carezco en estos instantes por causas ajenas a m i voluntad, de medio 2 comunicarme con l a opinión pública, y en el suelto que con el título Juna defensa desesperada ha publicado el diario de su dirección, fecha 8 del corriente, deslizan sobre algunos actos míos inexactitudes que me importa aclarar, le agradeceré l a publicación de las presentes l í n e a s Cuando el general P r i m o de Rivera i m puso a La Época una suspensión y multa de veinticinco m i l pesetas, me presté a cuanto fuera preciso llevar a cabo en beneficio del colega, salvo a convertir el movimiento de solidaridad en un acto político contra el Gobierno. Cierto es que me manifesté contrario al acuerdo de suspensión colectiva de los periódicos m a d r i l e ñ o s pero las razones que expuse fueron é s t a s Primera, que no me consideraba autorizado a comprometerme a tal medida sin contar con el Consejo de Administración; segunda, que si el Consejo, del cual formaba yo entonces parte, deliberaba sobre e l asunto, m i voto sería contrario a l a suspensión, por entender que el periódico es un servicio público, y que no podíamos causar a los lectores ese perj u i c i o tercera, porque l a suspensión colectiva era un acto gravísimo de protesta contra el Poder público. N o es exacto que a ñ a d i e r a otra razón alguna, entre varios motivos, porque aquel no era el momento ni el lugar para ello. E n cambio ofrecí el concurso de El Debate para cuanto fuera trabajar eficazmente por la reaparición de La Época. M á s aún. Se puede afirmar rotundamente que los periódicos que en agüella ocasión m á s trabajaron en favor del colega suspendido fueron A B C y El Debate. E l inolvidable D Torcuato L u c a de Tena y yo llevamos el peso de las gestiones. Las dos primeras reuniones de directores se celebraron en l a casa de A B C. Como llegase hasta los reunidos l a especie de que la. Policía consideraba la reunión como clandestina, yo, en nombre de El Debate, ofrecí l a casa de éste para l a reunión próxima, y allí se celebró. F u i yo quien propuso que la multa de La Época se pagase entre todos. Y fuimos los directores de A B C y de El Debate quienes hicimos tres visitas a P r i m o de Rivera, y en honor de l a verdad debo añadir que sobre su habitual manera cordial y caballerosa de recibir a la gente, encontramos al general con ánimo dispuesto a facilitar las gestiones. Rápidamente depuso su primera actitud con respecto a. La Época, y nos manifestó que sólo deseaba salvar el principio de autoridad. P a r a probarlo, rebajó a doce mil quinientas pesetas, o sea a la mitad, la multa, y dijo que e n t r e g a r í a el dinero para fines benéficos en cuanto fuera abonado. Entonces se pagó, y apareció La Época. ara INFORMACIONES YNOTIC 1 AS P O L Í T I C A S En Guerra Dos decretos a ¡a firma M a d r i d 10, 6 tarde. E l ministro de l a Guerra, Sr. Azaña, despachó esta m a ñ a n a con el jefe del Estado Mayor Central, general Goded, recibiendo luego muchas v i sitas. A l hablar con los periodistas les dijo que tenía dispuesto para la firma del presidente de l a República un decreto regulando las d i ierentes situaciones de los jefes y oficiales del Ejército, siendo su principal finalidad determinar l a situación de los disponibles. También tiene el Sr. A z a ñ a redactado otro decreto sobre el acuartelamiento y utensilios de las tropas que, en lo sucesivo, qued a r á de l a incumbencia de los respectivos Cuerpos, dejando de atender ese servicio la Intendencia M i l i t a r E l reclutamiento de la oficialidad Añadió el ministro que ya ha terminado su proyecto sobre el reclutamiento de l a oficialidad, o sea. lo que atañe al régimen de las Academias Militares. T a n pronto sea este proyecto examinado 1 Consejo de ministros será sometido a las Cortes. En Gobernación Las huelgas de C ó r d o b a y J a é n Los evadidos del B u e n o s A i r e s M a d r i d 10, 6 tarde. E l Sr. Casares Q u i roga ha dicho esta tarde que en Córdoba se declaró l a huelga general, según estaba anunciado, pero que los servicios públicos est á n perfectamente atendidos y abastecidos los mercados. De Jaén ha recibido el ministro noticias de que la huelga continúa en igual estado, y en Toledo la tranquilidad es completa. U n periodista preguntó al Sr. Casares si era cierto que del vapor Buenos Aires, habían logrado evadirse dos de los deportados. -E n efecto, contestó el ministro, es cierto que dos de ellos lograron evadirse durante el viaje de ida, al llegar frente a Dakar. Realizaron la evasión, deslizándose por el portalón de una de las anclas. Sin duda- -dijo el S r Casares- -estos dos evadidos prefieren estar a disposición de las autoridades francesas a estar el tiempo que les correspondiera de deportación, bajo la vigilancia de las autoridades españolas. Respecto al tiempo que pueda durar la deportación, dijo el Sr. Casares, en respuesta a la pregunta de otros periodistas, que ya había manifestado en otra ocasión que este plazo estará relacionado con el tanto de culpabilidad de cada uno de los deportados. De la Dirección General de Seguridad a E l director genera! a Barcelona M a d r i d 11, 1 madrugada. Anoche salió para Barcelona, para dar posesión al nuevo jefe superior y despedirse de las autoridades catalanas, el director general de Seguridad, señor Menéndez. El comité ejecutivo del partido conservador de la República Se reunió la minoría conservadora que d i rige el Sr. Maura, con asistencia de los ex gobernadores y. altos cargos del partido. Se n o m b r ó un Comité ejecutivo, q u e j o forman los diputados señores Blanco, Ossorio Florit, y A r r á n s y los ex gobernadores señores Pardo, Urdapilleta y Borrero. Una conferencia del señor Peraar sobre el movimiento intelectual Granada n 1 madrugada. Ante numeroso y selecto auditorio, que llenaba el hermoso teatro Isabel la Católica, pronunció una brillante conferencia D José M a r í a Peman, quien trató del movimiento intelectual, en términos análogos a los vertidos, hace días, en un acto celebrado en M a d r i d D i j o que los intelectuales han sido infieles a su misión; se han pasado, a juicio del orador, los años estudiando las conquistas y los resultados de una civilización, para luego poner esos conocimientos al servicio de las fuerzas, que van rápidamente para destruir esa civilización. Afirma que ahora se nota en E s p a ñ a un formidable renacimiento cultural católico; nunca hicieron las organizaciones católicas de E s p a ñ a actos tan elevados como los celebrados por los estudiantes en M a d r i d nunca tuvieron las derechas en E s p a ñ a una revista que tan bien las represente como Acción Española, y anunció para pronto l a aparición de una revista de alta cultura- Santo y Seña- -que un grupo de intelectuales y estudiantes católicos prepara, en tomo al maestro Eugenio D O r s En Trabajo S e g ú n el ministro se intensifica la ofensiva patronal contra la R e p ú b l i c a M a d r i d 10, 6 tarde. E l Sr. L a r g o Caballero recibió hoy a una comisión de remolacherps de Granada, que le entregó una instancia para que se modifiquen los precios en aquella provincia. E l ministro dijo a los co misionados que estudiará con mucho cuidado el asunto, porque es muy complejo. Luego recibió a varios obreros de Torrecilla (Valladolid) que le denunciaron el i n cumplimiento de las bases de trabajo, firmadas por los patronos, y el Sr. Largo Caballero les prometió que enviará un delegado. Refiriéndose a esta última visita, el ministro dijo a los informadores que se intensificará la ofensiva de la clase patronal, no ya con el incumplimiento de las bases de traba- Como se ve, recibimos en aquella ocasión de Primo de Rivera consideraciones que no siempre hemos recibido, y en el movimiento de solidaridad periodística participaron y estuvieron a l a cabeza A B C y El Debate. Tales son los puntos que me interesa aclarar. Suyo afectísimo. Firmadp, Ángel Herrera, director de El Debate. o de marzo de 1932. L a información gráfica Sel presente n ú m e r o continúa e n la penúltima p á g i n a
 // Cambio Nodo4-Sevilla