Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
esta en Una nueva terapéutica en las enfermedades de la sangre y de! ertritfsmo. -Wlarav llosas curaciones en millares de casos de eczema, acné, de herpes, de psoriasis, de eritema, de reumatismos, de dolores de arteriesclerosis, de dolores de piernas, de varices y de trastornos en la edad crítica de la mujer. -Numerosas pruebas de curaciones y de agradecimiento. t a sangre es un líquido precioso, el cual, lanzado por el corazón, va a regar las m á s pequeñas células de nuestro organismo y darle así salud y vida. Pero si la sangre lleva los elementos d. e la nutrición y el sustento de nuestras células y de nuestros ó r g a n o s en cambio se recarga de todas las impurezas y de todas las mermas, de las cuales, a su vez, tiene que separarse. L o hace depositando y fijando esos productos perjudiciales en uno o varios órganos, provocando en ellos lesiones importantes y a veces de suma gravedad. L a piel y el cuero cabelludo, m á s sensibles, son los primeros atacados por esta descarga; el eczema, el acné, el salpullido, los forúnculos, herpes que reaparecen la psoriasis, el eritema, la pelada, la psicosis se desenvuelven allí con más o menos crueldad. Casi siempre estas enfermedades de la piel están precedidas o acompañadas de comezones, muy penosas por su repetición o irritación. Así se explica mejor el fracaso de los tratamientos externos y los fáciles resultados obtenidos, al contrario, por un tratamiento racional y enérgico qué hace desaparecer la causa: l a infección o intoxicación de ¡a sangre. E l aparato circulatorio y el sistema nervioso no tardan en ser invadidos y obstruidos; de ahí las varices, las flebitis y sus peligrosas complicaciones (embolia, úlceras interminables) de ahí la arteriosclerosis y sus consecuencias (dolores de cabeza, pérdidas de las ideas, turbaciones del lenguaje, insomnios, congojas y vejez prematura) E l ácido úrico, encontrándose casi siempre en exceso en una sangre turbia, se acumula m á s especialmente en las coyunturas, en los músculos, en los nervios, produciendo el reumatismo, las neuralgias, la ciática. E n casos graves, visceras importantes son muy lastimadas, y entonces el enfermo sufre enfisema, asma, nefritis, litiasis renal o biliar con crisis repetidas y muy dolorosas. Conmovido por estas consideraciones, y, después de largos y minuciosos estudios de laboratorio, el muy renombrado especialista Sr. L Richelet ha conseguido establecer la fórmula realizada prácticamente con un método y un depurativo que o b r a e n los órganos encargados de purificar la sangre y proporcionarle los elementos propios a su perfecta e íntegra reconstitución. Penetrando en todo el organismo por el movimiento de l a circulación, el Depurativo Richelet cura la piel y en pocos días borra, sin dejar la menor huella, las llagas m á s viejas y, más rebeldes, cierra y cicatriza las úlceras m á s profundas, deshincha las venas y suprime los trayectos varicosos. Poderoso disolvente del ácido úrico, despeja las articulaciones, calma y hace desaparecer casi instantáneamente los dolores, el dolor de espalda, la ciática y el reumatismo, favoreciendo las funciones renales y hepáticas. L a acción del Depurativo Richelet es todavía más rápida cuando se trata de combatir en la mujer los fenómenos congestivos y los accidentes que no dejan de producirse en el momento de la pubertad o de l a menopausia. Fibromas y tumores han sido atajados en su evolución y en su desarrollo. Estos incomparables resultados, confirmados, como j a veremos, con algunas cartas de agradecimiento tomadas al acaso, dan razón del. bienestar indecible que cada adepto del Depurativo Richelet siente ya desde el primer frasco. Todo cuanto precede explica mejor ahora la influencia de este feliz descubrimiento sobre nuestra generación actual, la cual ve desaparecer cada vez más las enfermedades de la sangre, los. trastornos de la circulación y los defectos artríticos, para disfrutar de una longevidad media, que asombra ya a nuestros es tadistas oficiales. Herpes y comezones desaparecen Dos frascos del Depurativo Richelet han sido suficientes para quitar a mi mujer los granos y las comezones Que tanto le inquietaban. Todos sus malestares también han desaparecido Ssu salud es excelente. M i l gracias. Sus muy agradecidos, au Hateau Francia. du Riot, Ohevagnes M. S. R O G E R Curaciones (Allier) Desfigurado por un eczema. Con, sumo gusto le autorizo a usted publique que me ha salvado y me ha devuelto la afición a l a vida. H a c í a varios meses me encontraba desfigurada por un terrible eczema. E n vano h a b í a probado todo. Estaba desesperada, adelgazaba y mi estado general era malo por completo. U n a cura completa de su Depurativo Richelet me ha quitado ese terrible m a l sin dejar el menor vestigio. Este resultado tan rápido, obtenido a tan poca costa, s. in régimen, sin cambiar en nada mis costumbres y sin dejar mis ocupaciones, ha e x t r a ñ a d o a mis vecinos. Su muy agradecida, SKA. OSEZ, Una mujer desesperada. Tenía dolores en el estómago y en el vientre, el corazón l a t í a con p r e c i p i t a c i ó n ya. no dormía. Tenía 2,17 de tensión arterial y, mi estado era desesperado. He seguido su tratamiento Richelet. A l cabo de unos d í a s todo ha desaparecido. MME. G. BERLET, 44, FauVourg du Temple, París (Francialt Las varices me han desaparecido Le comunico m i completa curación. Y a desde l a primera semana pude mover mis piernas, de las cuales no h a b í a podido servirme desde varias semanas. Veinte días mas tarde andaba sin diíicultad. Teniendo una flebitis grave, desesperada; pero su Depurativo Richelet me curó. ¿0, rite de Travel, Francia. St. -Naaaire M. QUEIAED. Su malestar era periódico. llstoy muy satisfecho de aseg- urar a usted, desdo mi cura del Depurativo Richelet, todos mis malestares y todos mis dolores han desaparecido. M i estado general es excelente, la circulación restablecida h a vuelto m i a c tividad, roe siento m á s joven y tengo l a gran alegría de v i v i r de nuevo. MME. J. GOUDJNJ, 232, Grande- rué, Francia. a Saint Maurice Seinc) iLoire- lnf. Casi paralizado y salvado. H a c í a algunos meses que sentía gran malestar, grandes dolores de cabeza, debilidad y una necesidad imperiosa de dormir. Me sentía a veces tan débil que c a í a sin conocimiento m i corazón l a t í a con precipitación y estaba cubierto de sudor. U n d í a mis piernas y mis pies se hincharon y tuve que guardar cama. Habiendo leído que su Depurativo Richelet curaba esos accidentes, hice un ensayo: a l tercer frasco mis piernas se deshinchaban. Desde entonces todos mis trastornos han desaparecido y estoy bien de salud, lo mismo que antes. M. A SOUBE, Route de Lagny, a Noisxel S. -et- M. Francia Reumático desde hace ocho años H a c í a ocho a ñ o s que tenía reumatismos y u n a ciática muy dolorosa. H a b í a ensayado i n ú t i l m e n t e multitud de medicinas; me decidí probar su Depurativo Richelet. T tuve suerte, y a que en el segundo frasco fui a l i viado de mis padecimientos y pude, por fin, dormir y descansar. Después de una cura completa, m i mal no h a reaparecido- y puedo asegurar a usted un ferito total, que sigue persistiendo. M, E. CAMDS, Dos casos graves de artritismo. H a c í a dieciséis a ñ o s tenía la pierna roída, por una úlcera que supuraba tres meses a l año. Kstaba desesperada cuando, felizmente aconsejada por mi doctor, hice una cura de Depurativo Richelet. Desde entonces m i l l a ga está, cicatrizada, m i pierna no e s t á t a n pesada y he vuelto a tomar todas mis ocu- paciones. M i marido, que sufría reumatismos y pequeños pinchazos en las coyunturas, se h a curado también r á p i d a m e n t e d e s p u é s de una cura del Depurativo Richelet. a Villeneuve- te- Boi íSeine- et- Oisé) Francia 8, rué Antoine- Blanc, a Marseille, Francia. a Poudenas íLot- et- Garonne Francia. Estas cartas de agradecimiento que nos han llegado espontáneamente son publicadas con insistencia de sus firmantes. M a n a p i nuestro más sincero agradecimiento. Seremos siempre dichosos de completar nuestra ducumentacién con otros testimonios p e publicaremos en el transcurso del año, pidiéndonoslo expresamente ios eníermos. Tengo t a m b i é n de los consumidores de E s p a ñ a frecuentes testimonios de curaciones maravillosas obtenidas con el uso. de m i Depurativo. No los publico, sin embargo, por sujetarme a l deseo expresado por les mismos de no dar a conocer sus nombres, respetando a s í su natural reserva. P i d a usted hoy mismo un folleto gratuito al laboratorio Richelet, San S e b a s t i á n 2 2 San B a r t o l o m é