Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE PARÍS (Dibujos de Carlos S. de Tejada. ATENCIÓN, HE AQUÍ LA M O D A S i sí, atención, y m u c h a atención, porque la moda ha cambiado tan notablemente, que debemos conocerla lo antes posible para evitar errores y pasos falsos. L a alta costura, haciendo un gran, esfuerzo, ha presentado su moda en condiciones difíciles, bien estudiada, con cortes nuevos y detalles desconocidos. Con un frío de seis o siete grados bajo cero hemos visto lo que llevaremos cuando el termómetro marque veinticinco grados a la. sombra. Síganme paso a paso en mis visitas; aseguro a ustedes que son instructivas. W o r t h resume las grandes líneas de su, colección en tres palabras: sencillez, comodidad, elegancia. U n a nota predominante consiste en la aplicación de pasamanerías y bordados, reproducción de antiguos uniformes militares, adaptados cotí gusto seguro, que despierta gran interés, L a silueta es delgada; se dibujan las caderas; cuellos y chales se encargan de ensanchar los hombros con gracia y vaporosidad incomparables, y las mangas acusan un movimiento nuevo, ensanchándose por los codos para subrayar la estrechez de. los puños- Las de algunos abrigos se, rematan con grandes carteras de fieltro blanco; los trajes sastre tienen carteras cubiertas de plunvitas blancas pegadas. Efectos diagonales en los cuerpos, que tienen cada manga de distinto color. Los cinturones son netamente militares, sobre todo para abrigos: placas, sardinetas, botones de brillo metálico imprimen un sello sorprendente a los modelos. Boleros muy cortos pava los trajes de tarde, de tela igual o diferente. Citemos el empleo de tejidos inspirados en los cachemires de Persia, de las Indias, como adorno de vestidos obscuros y. de abrigos de noche. Las sedas se aproximan a las lanas, y éstas ascienden hasta los trajes de noche, utilizando paño blanco para los abrigos orlados de pieles. L o s vestidos de baile, en casa d e W o r t h hacen siempre sensación; este año sorprenden por la sobriedad y ptireza de sus líneas; algunos apenas están escotados- en redondo, cuadrados o diagonales. L a esbeltez de la s i lueta tiene un aire noble innegable. Numerosos y diversos detalles, de rara finura, completo estudio de la linea, desde la más perfecta sencillez a la elegancia más sublime, se. encuentran en la moda de Jenny para 1932. E l deporte está b r i llantemente representado por telas de punto, rayadas transversal mente, en todos los colores del arco i r i s para a t e n u a r t a n t a audacia, apresurémonos a decir que están combinados con lanas obscuras o n e u t r a s E l abrigo está estudiado en todas sus fases; le vemos con cinturón ancho o e s t r e c h o y sin él; cruzado y abrochado en la cadera, o recto y a b i e r t o con airé de libertad. L o s trajes dé tarde son de una variedad insospechada: el número es impresionante y ninguno se parece a otro; en g e n e r a l son azul marino o negrd, a d o r n a d o s con b l a n c o U n o s muy s e n c i l l o s con algún detalle e x q u i s i t o
 // Cambio Nodo4-Sevilla