Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 20 D E M A R Z O D E 1932. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G á LINEAS GENERALES D E L PROYECTO D E LEY E L E C T O R A L Se conoce ya el alcance de las líneas ge- de la Constitución. Como es sabido, es muy amplio, pues sólo marca la edad y situación nerales del anteproyecto de ley electoral, de ios españoles que tienen estos derechos. que son las siguientes: L a ley electoral no establece modalidades peculiares. L a novedad es que las mujeres, El régimen proporcional con arreglo a la interpretación electoral, tieDestaquemos como nota saliente de la nen derecho a votar y a ser elegidas dipuobra realizada que se. ha elegido el sistema tados. de régimen proporcional y sobre él con las E n cuanto al Censo electoral, se precepaplicaciones peculiares al panorama espatúa cómo ha d? hacerse. Se marcan lps cañol se ha edificado toda la ley. L a estrucminos a seguir para la rectificación y la retura de ésta no es semejante a ninguna otra novación del Censo. Se ha llevado a la proextranjera, pero si quisiera- precisarse el puesta un espíritu más razonable y amplio acercamiento a. alguna otra ley electoral que el que hasta ahora, regía. habría que citar la alemana, basada en el Cédula electoral y tarjeta de voto. Aquí sistema automático de Badén. Como es sahay dos incorporaciones nuevas al sistema bido, Alemania, al hacer su Código electoespañol. L a cédula electoral será un carnet ral, eligió es S sistema. A él es al que más se paque justifica la condición de elector, con la rece lo que ahora se propone para España. finalidad de suprimir trámites y contratiemL a Comisión Asesora se encontró con pos en el momento de la emisión del voto. varios sistemas para elegir: el de distritos, Es, en realidad, la otorgación del titulo dé el de Colegio Nacional Único, el de mayoelector. Se establece sólo con carácter de rías y minorías y el proporcional. E l sisteensayo. Desde luego, se señala que. será poma de distritos no lo defendía nadie. N o testativo y se practicará en el primer motiene defensa. E s el que tradicionalme nte mento sólo en poblaciones mayores de 10.000 ha venido rigiendo la representación parlaalmas. mentaria española y puede afirmarse que en L a tarjeta de voto tiene otra finalidad él estribaban los vicios fundamentales del práctica para evitar que el desplazamiento sistema parlamentario. S i algún sistema puede la población de residencia pueda privar de favorecer el caciquismo y vincular en un del derecho, y. el que se ausente con esa tarapellido una representación ficticia y permajeta podrá emitir su sufragio en otra locanente, es el de distrito. F u é lógicamente lidad. L a sola presentación del citado docudesechado desde el primer momento. mento le dará derecho a presentarse én cualSe pensó en el sistema de Colegio Elecquier colegio y votar. toral t í n i c o Es el sistema más perfecto, el Se da en la ley una nueva estructura a las que podría titularse procedimiento idejal; Juntas electorales. Las funciones serán dispero la Comisión, atenta siempre a la realitintas de las que ahora tienen. Al. modificardad nacional, advirtió pronto la falta de se fundamentalmente el sistema, es natural, preparación que tenemos para l a adopción que resulte transformada la misión. Se crean Juntas municipales para ensanchar y facide ese régimen. litar la acción de estos organismos. E n cuanto al sistema de mayorías y minorías se estimó desde el primer instante arE l título quinto, como queda enunciado bitrario. L a República lo utilizó al preparar más arriba, marca las circunscripciones electorales. Este es uno de los puntos principalas elecciones para las Constituyentes, porles del proyecto, puesto que en él se basa que ni era ocasión n i había tiempo de hael nuevo sistema. L a representación proporcer una nueva ley, y en el deseo de abancional se asienta precisamente sobre ese rédonar el régimen de distritos pareció lo gimen de circunscripciones. H a y tina novem á s adecuado. L a Comisión ha entendido dad interesante. Algunas provincias se unen que debía también desecharlo. Con ese sisa otras, cuando son de escasa población. Los tema siempre había ausencias en la reprecasos son los siguientes: Álava se funde, con sentación. S i se dice, por ejemplo, en el caso Guipúzcoa, A v i l a con Segovia, Burgos con de siete diputados, que se den cinco a las Logroño, Soria con Guadalajara y Palencia mayorías y dos a las minorías cabe preguncon Valladolid. L a razón de estas agrupa- tar: ¿Y por qué no seis y ano o cuatro y ciones provinciales es que hay provincias tres? Esas combinaciones son un poco arque constituidas en circunscripción sólo elebitrarias y tienen el inconveniente de que girían dos diputados, como Álava. Se desea en lugar de obedecer a una estructuración que cada circuscripción pueda dar a las Corautomática los ha de establecer previamente tes cinco, o sei- s, por lo menos, y, sobre todo, el Gobierno en cada caso. Y se ha ido por que haya una mayor unidad en la represenello derechamente al sistema de representatación numérica de todas las circunscripción proporcional sobre la base de grandes ciones. Se necesita, para la pureza del sistecircunscripciones. ma proporcional que éstas sean grandes y que elijan copioso número de diputados. La estructura de la ley Los títulos relativos a l a proclamación de candidatos y a la elección, son los que Como hemos dicho, la ley tiene 12 títulos. Sus epígrafes son los siguientes: 1, Electores y elegibles; 2, Censo electoral (renovación y rectificación) 3, Cédula electoral y tarjeta de voto; 4, juntas electorales; 5, Circunscripciones electorales; 6, Proclamación de candidatos; 7, Elección; 8, Escrutinio; 9, Elecciones parciales; 10, Sanciones penales (delitos, faltas y disposiciones comunes; 11, Recursos y reclamaciones Moneda 20 dólares. 259 Ptas. electorales; 12, Disposiciones generales. Onza, española... 195 Lilíra esterlina. i... 61,50 Los electores y los elegidos. E l Moáed s Alfóñsináá, 61,5.0 Moneda Isstbeliná 61,50 carnet electoral. Circunscripcio- Moneda 20 francos 49 5,50 Gralño nes. Veinte mil votos para ser Oro caja reloj 5, Za Oro cadena encierran el nervio del sistema. H a y quií adelantar que éste no va a ser el régimea proporcional rígido. Se persiguen dos finalidades fundamentales: L a primera es qué se voten las ideas y no las personas. L a segunda, que se logre para los p. artidos políticos la mayor potencialidad posible, incorporando con esto a España a las corrientes modernas del mundo. M u y interesante es la forma de hacer l a propuesta de candidatos. Los podrán proponer los partidos, las asociaciones de intereses (por ejemplo, las sociedades agrícolas, vitivinícolas, industriales, remolachérás, del fomento, del trabajo, etc. siempre que cuenten con más de: mil socios, y, por último, se establece la candidatura de tipo individual. Para esta última se exige que l a presentación se haga con todas las garantías notariales o del carácter que sea pred i o Con esto se tiende a q u é l a s personalidades de verdadero prestigio comarcal, que no estén afiliadas a un partido, puedan seguir teniendo representación. Este es uno de los aspectos en que se rompe l a pureza estricta del sistema proporcional; pero se ha tenido en cuenta, en cambio, la realidad española. Por ejemplo: Castrovido, en M a d r i d Unamuno, en. Salamanca; el marqués de Valdecilla, en Santander. L a manera alemana rígida, es la de las listas de los partidos. Los votantes van a las urnas a votar exclusivamente un ideario. Esta es la tendencia de la ley, pero suavizada. Con los nombres individuales se neutraliza un poco ese régimen. H a y personalidades ilustres que pueden y deben sen elegidas. Es una transigencia que se hace con la realidad. Sabemos, sin embargo, que en el seno de la Comisión había bastantes partidarios de mantener en todo el rigor el sistema, y, como consecuencia de ello, habrá en éste aspecto concreto algunos votos particulares. Uno dé ellos lo suscribirá, pro- Dablemente, el propio presidente dé, la comisión Asesora Jurídica, Sr. Jiménez de Ásúa. E l segundo aspecto importante de los t í tulos cuarto y quinto, es el de la determinación del cociente. L a comisión ha estudiado dos trayectorias: o la fijación del número de votos que el candidato ha de tener se hacía a poste ripri, en relción con el número de electores, o se fijaba a priori él número, de v o tos, en cuyo caso resultaba incierto el de. diputados que compondrían el Parlamento. Se ha optado por este sistema, y, a tal efecto, se ha fijado en veinte mil los votos que cada candidato tiene que lograr para ser elegido. Se ha preferido sacrificar la seguridad del número de diputados del Parlamento, y no sacrificar, en cambio, l a seguridad del que lucha, para conocer en qué c- aso triunfa y cuándo no, sin tener que esperar a que se haga el cómputo. Así se sabe ya que el que tenga veinte mil votos es diputado. L a fijación de esa cifra de veinte mil votos se ha hecho con arreglo al cálculo de votantes españoles. E n Alemania, cada d i putado ha dé alcanzar sesenta mil votos para ser diputado. Aquí, las posibilidades, como. es natural, sé reducen mucho. Según el Censo de 1930, la población española se acerca a veinticuatro millones. D é ellos, doce millones- tendían la condición dé electores, y. es- talleciendo un porcentaje prudente, se puede, calcular que votarán ocho millones. S i votasen todos, con arreglo a los veinte mil sufragios obligatorios, saldrían seiscientos d i putados. Votando sólo el cincuenta por cien- to, serían trescientos. En, el cálculo normal que- se Ha h í s h o la C á m a r a vendrá a estar cunsíiru da por cuatrocientos cincuenta a quinientos representantes. Ésta, corno se v é es una de las novedades de interés. H a s t a ahora, los Parlamentos tenían fijada de antemano su? composición. D e ahora en te, éste dependerá de l a propia elección elegido diputado JET primer título, Electores y elegibles desenvuelve lo que dispone el artículo 36 1.4 CASA Sil BALC 01 ES A ESTOS PRECIOS PACÍA
 // Cambio Nodo4-Sevilla