Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA Y NOTICIAS D E LIBROS El triunfo de las Uses de Alfonso Danvila, p o r J López P r u dencio. Singladuras de Concha Espina Prisionero de la República del doctor Albiñana. Otros libros. Don A l f o n s o Danvila, con El triunfo- de las Uses, ha engarzado u n nuevo eslabón a l a valiosa cadena de episodios nacionales que viene forjando, bajo el título general de Las ludias fratricidas. Sabido es que el ilustre escritor se propone -y l o va logrando v i c toriosamente- -delinear u n cuadro concienz u d o en el que se refleje, con fiel exactitud, el espectáculo de l a vida nacional en u n momento tari interesante como lo fué el tránsito del siglo X V I I a l siglo x v m T r a n sición profunda en nuestro país, inevitable, porque era ley general a la que no podía substraerse; pero que revistió caracteres de una violencia cruda y sangrienta, y a u n de u n excesivo y pernicioso radicalismo, que acaso no hubiera tenido a no mediar l a c i r cunstancia del cambio de dinastía. T i e n e esta labor del S r D a n v i l a entre otras excelencias, el subido mérito de presentar á nuestra vista todos estos caracteres que ofreció aquella profunda crisis, con exacta y fiel objetividad, sin- que én un solo momento se turbe l a serenidad observadora del espectador. Mediante: la fábula novelesca hábil, fuertemente incrustada en el curso, de la realidad histórica, el escritor v a llevando a sus lectores a los puntos estratégicos de observación desde donde c o n más clara exactitud se descubre l a trayectoria que v a siguiendo, en su turbulento y accidentado desarrollo, aquella profunda metamorfosis de l a v i d a nacional; dejando a l a vista con propia diafanidad los pormenores todos de aquel, peregrinaje del país hacia las nuevas orillas- l o mismo los aciertos en l a orientación a l a s indispensables rectificacionís de rumbo, impuestas por el andar de los tiempos, que las desviaciones lamentables, i m puestas por el exotismo francés, a la marcha de l a v i d a española por l a ruta sana y natural de su propia y peculiar historia. E l nuevo l i b r o del S r D a n v i l a nos ofrece el espectáculo de las postrimerías de l a guerra. E l último desesperado esfuerzo de las aspiraciones de los partidarios del archiduque, y el oGaso de l a preponderancia francesa en la- ontienda ¿mejor dicho, en la crisis de l a vida nacional. F u é Cataluña el Último reducto. Cataluña, -que en l a defensa de l a Casa de A u s t r i a veía el amparo de sus libertades. Y por una paradoja del destino, el ocaso definitivo de esta resistencia de las libertades tradicionales al absolutismo fratíces coincidió con l a caída del más Jirme y poderoso foco impulsor d e l a política triunfadora, q u e se movió siempre en torno y bajo- l a dirección de l a formidable camarera mayor de la Saboyana. E l escritor traza gular destreza. H a y c o m o siempre, e n estos episodios del señor D a n v i l a candores e n l a trama d e l a invención novelesca que nos hacen recordar l a técnica d e los novelistas populares del pasado siglo. Pero sabe manejar l o s resortes d e l interés novelesco c o n u n a maestría i n d i s c u t i ble, logrando, en o c a siones, c a p t a r l a atención con anhelosa impaciencia por descubrir e l desenlace de las atraventes ALFONSO DANVILA escenas y episodios este cuadro c o n s i n- descritos. Y en l a pintura de l a v i d a cortesana de aquellos días ha hecho, en esta novela, páginas verdaderamente admirables. H a y algunas, como son las que ofrecen el espectáculo de los últimos días y l a muerte de l a Reina, que pueden ponerse, s i n desdoro, a l Jado de los grandes aciertos en l a evocación fiel y emocionante de l a realidad vivida. P e r o nada nos admira tanto, en esta labor del S r D a n v i l a como el acierto c o n que elige siempre el punto de m i r a para poner a l a vista del lector el m á s interesante aspecto de la orientación política que determina el desenvolvimiento de aquella crisis, y sobre todo l a austera sinceridad Con- que traza las líneas. y rasgos del alma española, en todas las zonas de su vida, sin abultamientos apasionados ni. atenuaciones indiscretas, n i menos deformidades de mal gusto. Se coloca sinceramente en el momento, y traslada a l lienzo su visión con honrada s i n ceridad. Y éste es- -lo repetimos- -y entre todos, el más alto merecimiento que adorna a esta labor del S r D a n v i l a Lopes Prudencio. SINGLADURAS, por Concha E s p i n a -L a pluma privilegiada de Concha E s p i n a acaba de producir un nuevo t r a b a j o Singladuras. Como el título advierte, es u n libro de viajes. L a autora recoge en estas páginas sus impresiones transoceánicas p o r Cuba y los Estados Unidos. P e r o s o n impresiones l í r i c a s en que lo objetivo está supeditado á lo subjetivo y personal del contemplador. Estas mismas cosas de l a H a b a n a y d e N u e v a Y o r k nos han sido dichas por infinitos v i a j e r o s que quisieron consignar en el papel las novedades que aquellos escenarios l e s gunos viajeros añadieron a l a mera descripción de los ambientes, sus reacciones espirituales frente a los espectáculos que presenciaban. E n libro alguno tiene tanta parte l a divagación filosófica sobre los temas que plantea el viaje como en el libro de Concha E s p i na. Y en ningún otro tienen las sugerencias un punto de vista más original y un desarrollo más trascendente que en estas Singladuras de nuestra ilustre novelista. E l carácter cubano y l a v i d a norteamericana son analizados por- el juicio de C o n cha E s p i n a con finura de disección. Menos el carácter cubano, por menos complejo. Con más detenimiento l a vida yanqui, c u yos varios aspectos contradictorios con E u ropa son escalpelados por el crítico con profunda visión y valentía de criterio, tanto a l forjar l a alabanza como al consignar l a censura o l a condenación. Reúne el libro de l a señora E s p i n a el atractivo de toda narración de viajes con las sugestiones del filósofo que desentraña el sentido oculto de las cosas. el doctor Albiñana por supuesta culpabilidad en el asalto a las oficinas de un semaPRISIONHRO D E LA R E P Ú B L I C A -D e t e n i d o CONCHA ESPINA iban ofreciendo. A l- nario, el juez decretó su excarcelación; pero fué retenido- por otra supuesta participación en otro delito político. N u e a mente decretó su l i bertad el juzgado, y de nuevo la confirmó, resolviendo un recurso del Ministerio público, l a A u diencia provin c i a 1. P e r o no bastaron estos m a n d a m i e n t o s p a r a que el d o c t o r Albiñana volviera a la calle, p o r q u e l a Dirección de S e g u r i d a d le r e t u v o en la cárcel, a título de detenido l a f r i o DOCTOR ALBINANA lera de siete meses, es decir, un plazo equivalente a l mínimo de prisión correccional. F u e r o n baldíos todos los. recursos y estériles todas las gestiones. E l doctor Albiñana llamó a todas las puertas, s i n resultado. Erí algunas se le escuchó y apoyó; en otras, se limitó l a cortesía, a oírle; otras, n i a u n se entreabrieron para escucharle. E l libro que registramos- -erí cuya portada aparecen, por cierto, las palabras O c tava edición- ¿es el memorándum de esos meses de encierro. A s í pues, el doctor A l biñana h a escrito esas páginas en su celda, para expresar sus impresiones y sensaciones, para dejar l a huella de sus afanes, de sus protestas y de sus momentos de esperanza, siempre fallida. E l estilo, sosegado, irónico y cáustico unas veces, casi burlón y alegré otras, y otras irritado y temante, da l a certeza de l a espontánea sinceridad con que las cuartillas se escribían. E n conjunto, el l i b r o constituye u n aleg- ato d e realidades que da cabal idea del c a s o y constituye también, en g r a n parte, un vigoroso t u r n o polémico contra los procedimientos de persecución, empleados por l a acción gubernativa. ÁNGELUS. -í- En los tiempos de industrialismo que corremos, e l hecho de publicar un l i b r o de versos representa p o r sí solo u n rasgo plausible de espiritualidad. S i a esto se agrega que el verso lírico del S r C e n teno Güell, autor del libro de poemas Á N GELUS, está henchido de ternura, amor y belleza, hallaremos que l a obra que nos ocupa reúne méritos suficientes, que serán seguramente apreciados por los amantes de la forma poética. T PARA 1932. -Por primera vez aparece a l a luz pública esta importante publicación, d i r i g i d a por D L u i s G Manegat, que responde a u n a necesidad hondamente sentida por E s paña y por las Repúblicas americanas de arraigados sentimientos católicos. que ha sido acogido con entusiasmo p o r el Episcopado, ofrece á sus lectores el doble i n terés ele l a utilidad y de l a amenidad, toda vez que el eclesiástico, el religioso y el c a tólico pueden hallar los datos que más pueden interesarle, por ser l a obra peculiar del hogar cristiano. F i g u r a n en el A L M A N A Q U E valiosos trabajos literarios de autorizadas firmas, amenizando el texto numerosos grabados, que prestan a l a obra extraordinaria variedad e i n terés. HISPANOAMERICANO obtenga brillantísimo éxito entre los católicos de España y de América, éxito que aumentará en años sucesivos merced a l concurso y apoyo de toda la f a m i l i a cristiana. E s de esperar que el A L M A N A Q U E CATÓLICO A L M A N A Q U E CATÓLICO HISPANOAMERICANO. A L M A N A Q U E CATÓLICO HISPANOAMERICANO