Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mucha sencillez para los trajes de noche, aun los más lujosos; los escotes son modestos; insumí traspasa los límites correctos. Una serie de boleros, manti- lrtas y esclavinas de terciopelo, de pieles y de tisú metálico acompañan los trajes estivales. E l largo se acentúa de día, y en algunos modelos de noche se inicia una tendencia a acortarse. Hemos admirado un magnífico conjunto de raso verde con abrigo de cola, como el vestido. E n resumen, el gusto encantador de Redfern pone al servicio de las señoras los modelos que ellas esperaban. Jane Regny es siempre el pintor de la juventud. Sus pyjamas inauguran utilizar el tricot, fórmula muy bonita. Sus trajes de baño son muy ligeritos. E l traje de viaje debe, ser agradable, compuesto de falda, sweater y amplio abrigo, todo agrisado, con una bufanda chartreux. Los trajes sastre son severos de corte; las faldas, más largas que las corrientes, y la- chaqueta, cortísima, parece un bolero un poco largo; sin embargo, la presencia de una sardineta, que abrocha los delanteros, recuerda a la verdadera chaqueta. Los botones hacen un gran papel en esta colección (de metal, oro, plata o níquel) alegran los modelos; por una exquisitez delicada se les agregan incrustaciones de esmalte que hacen juego con el color del vestido, V emos también cinturones y hombreras de cadenas metálicas, inspiradas en los uniformes militares, que imprimen un sello muy caballeresco a chaquetas y gabanes. Simpáticos boleros, cortos descubren la blusa clara; algunos tienen detrás una presilla de tela, por la cual pasa el ciuturón, que se anuda sencillamente. Hay canesúes en forma de pelerina, que se incrustan en los cuerpos, repitiendo igual efecto en la falda. Los estampados son. raros, y los. que hay son de dibujos escoceses, especialmente en blanco y negro. Bonita lencería muy trabajada no excluye la sencillez obligatoria de este adorno. U n modelo precioso es de muselina negra; el cuerpo se raya por delante, con bandas transversales de raso eirá. Mientras que la espalda es toda de raso, la falda, amplia y de largo medio, permite llevarse de día y de noche. Los vestidos escotados son exquisitos, con el talle alto; las faldas, adornadas, cortadas en forma, se ciñen a las caderas, y después caen en canalones. L a muselina de seda violácea, la pean d ange blanca, los colores pastel, nacarados y cobrizos son la base de esas preciosas toilettes. Produjo gran sensación un conjunto de paño blanco con abrigo largo, y. un. vestido de pean d ange blanco, cubierto por inmenso gabán de crespón de China violeta fuerte. He dicho más arriba que la juventud estaba bien servida en esta, colección, y advierto que la no juventud lo está igualmente. r TERESA CLEMENCEAU T R A J E D E SEDA FANTASÍA B L A N C A P L A S T R Ó N Y M A N C A S B O R D A D A S T E UNA. E C H A R P E CON PUNTAS AZULES. (MODELO MAGGY- KOUFF)