Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRITICA CINEMATOGRÁFICA Ariana, mocita rusa A l adquirir por l a intervención del verbo una categoría literaria el cine ha tenido que afrontar los riesgos de la crítica. E r a inevitable. Mientras ese arte se limitó a ser una sucesión de anécdotas visuales, engarzadas por el hilo de una íábula, apenas ofrecía pretexto al escritor para curiosear en él desde fuera; pero en cuanto sé i m puso al público, a título de rival del teatro, l a crítica reivindicó su derecho a examinar las obras, con l a misma solemnidad con que actúa en el arte dramático. A h o r a bien, ¿cuál será l a influencia de la crítica en l a cinematografía? A m i modo de ver eso depende en uno y otro caso del talento del escritor m á s que del genero juzgado o de l a sensibilidad del público. U n crítico inteligente no suele i r a un espectáculo armado de prejuicios o de reservas de escuela. Generalmente v a en una disposición de espíritu imparcial, y el que vacile algunas veces entre l a indulgencia y la severidad obedece a las vicisitudes de su humor. S i es culto y sabe decir las cosas se asegura una clientela que le admira, sin que eso quiera decir que le siga dócilmente. E l crítico disector de conciencias o moralista es casi desconocido en nuestro tiempo, y no porque falten escritores con autoridad para el ejercicio de esa nobilísima función, sino porque l a gente, por inveterado amor a la independencia, se resiste a ser guiada. -Puede ocurrir, sin embargo, que la crítica influya en el destina de una obra, sobre todo si varios escritores coinciden en la opinión y el fallo; pero eso no es frecuente. L o corriente es que el lector lea por afición al crítico y siga luego su propio gusto. N o es l a crítica m á s afortunada en sus ambiciones docentes. P o d r á ilustrar, pero no educa. E s un bien o un m a l? E s un hecho y basta. A h o r a en Francia los escritores de m á s fuste no se consideran rebajados de categoría por ocuparse ele l a cinematografía. Sus observaciones, lejos de ir en menoscabo del género, lo dignifican, elevándolo al rango de una. provincia de l a literatura. E s una beligerancia que a m u chos parecerá, por- lo menos, prematura. ¿P o r q u é? Porque, a despecho de sus evidentes progresos, el cinc no está todavía, según m i opinión, al nivel del arte d r a m á tico. L e aventaja por el expresivis mó externo, pero le cede en densidad psicológica y en vibración intelectual. L a adaptación de Ariana, mocita rusa a la pantalla no ha tenido buena crítica. I g- HOLLYWOOD. La rúbita Ginger Rogers y el director Mervyn Le Roy, que emprenderán pronto una excursión, vía aérea, a Yunta, Arisona, sitio favorito de los recién casados d e la pantalla. (Foto Vidal. LOS ANGELES, -Jean. Bennett, hermana menor de la rubia Constance, durante la ceremonia de su enlace con el escritor Gene Markey, de Chicago. HONOLULÚ. -Lily Damita y Sidney Smith a bordo del City of L o s Angeles. No se trata de un viaje de luna de miel: Lily lia desmentido muchas veces sus relaciones con Sidney Smith. (Fotos Ortis- Keystone.