Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 31 D E M A R Z O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 16. las organizadas por la Federación Económica de Andalucía, según hubo de anunciarse oportunamente en la Prensa local. La- i invitaciones para dicho acto puedc. tí solicitarse en la secretaría de la Federación Económica de Andalucía, Sierpes, 32 (altos de la Unión Comercial) de diez a una, y de cuatro a ocho de la tarde, a partir de hoy, jueves 30 del actual. El señor Gil Robles llegó ds mente dejó celebrar el acto sindicalista, que se celebra hoy, y la conferencia del conde de Vallellano, de mañana, porque estos actos los tenía ya autorizados personalmente. U n a nota de los progresistas villanos s o b r e l a situación d e la p r o v i n c i a a L a economía de S e v i l l a y sus p u e b l o s en trance de ser destrozada p o r bandas snarquizantes, sin l e y ni f r e n o al amparo de las autoridades E l diputado a Cortes por Sevilla D Federico Fernández Castillejo nos ruega la publicación de la siguiente npta oficiosa del partido republicano progresista: E l Comité provincial del partido republicano progresista ha decidido hacer públicos determinados hechos acaecidos, para que de ellas conozca y enjuicie la pública opinión, porque entiende que revelan un grave síntoma de l a perpetuación al través de aires políticos sedicientes, nuevos, de llagas sociales, que en interés de todos han de darse al aire, por si su difusión y la impresión que produzcan pueden contribuir a que se inicie un movimiento espiritual, encaminado a corregir el perfil de la República, una de cuyas esperanzas se cifraba en el áninio de quienes la aman en acabar con determinados métodos, mal llamados políticos, dentro de los cuales se encerraban nefandos atentados a la libertad y al patrimonio individuales. E l hecho ocurre en el pueblo de M a r i n a leda, entregado, como otros tantos de la provincia, a la voracidad socialista, entronizada en los cargos dirigentes de su Municipio. Allá en julio pasado, un tropel de obreros enviados por su Centro local, se presentó, motu propio e impositivamente, a trabajar en sendas fincas, sin anuencia ni consentimiento y sin necesidad; destrozaron unas palmas, descansadero de ganados, rompieron unas alambradas y holgaron al sol. De ello hay acta notarial. L a Alcaldía amparó el desmán y tomó a su cargo la tarea complementaria: sacar a los propieatrios los jornales devengados, y ante la negativa de los propietarios a abonarlos, acudieron al Gobierno civil. Resistieron los dueños al tono de las cartas que les. fueron dirigidas por el Sr. Sol Sánchez, que conservan; argüyeron el atropello y el destrozo y lanzaron su sospecha entre la desproporción del mal trabajo realizado y la cuantía dineraria de la exigencia, recelando de un margen a favor del valimiento. E l alcalde de Marinaleda, ante la infructuosidad de la vía gubernativa, meditó, consultó, recibió consejo de sus dirigentes correligionarios, y quien, por muy ducho en habilidades curialescas, le dio la solución adecuada. ¿N o existía un decreto ordenando el laboreo forzoso de las tierras? pues bastaba acogerse a él y fabricar un expediente acomodado a sus preceptos. Manos a lá obra: Informó, propicia, la comisión de Policía Rural, estimando mal cultivadas determinadas fincas y ordenando en ellas trabajos. Había qué notificar el dictado a los propietarios, para que realizaran lo que va. estaba hecho; y siendo vecinos de otros términos, había de llevarse a cabo por intermedio de las Alcaldías de sus domicilios; pero, ¿quién dijo dificultades? Con fingir que hallándose en sus fincas se les i n tentó dar la noticia y se negaron a firmar, con dos testigos dóciles a afirmarlo y firmarlo así, el trance estaba salvado. A partir de ahí no hubo sino coser y cantar; presentar listas de jornales, todo lo desmesuradas que fuese preciso, para que cuantas ansias aguardaban quedaran saciadas. Y un buen día el Juzgado municipal apareció ante los asombrados propietarios con v se- social unos, expedientes irreprochables y una conminación de embargo para el pago de bien nutridas cifras de jornales. Recurrieron al juzgado de Estepa, y el Juzgado se inhibió, señalando la competencia para corregir irregularidades en la Sección Agronómica Provincial. Recurrieron al ingeniero jefe, quien se delaró incompetente. Recurrieron al gobernador, quien pidió informe al abogado del Estado, y la Abogacía, sin oír a los dolidos, con esa alegre confianza del que cumple su función defendiendo el principio y las hazañas de la autoridad, dictaminó que todo estaba en regla. Y el señor gobernador, aun persuadido del expolio, temeroso de la presión socialista, se rindió y dejó hacer: embargos, vejaciones... y triunfo de los métodos socialistas. Y no para ahí el m a l abierto el fácil portillo, el camino está expedito, esplendoroso. Ahora, en marzo de este año, acaban de aparecer a los ojos asombrados ele los mismos propietarios, otros expedientes de tan perfecta factura como los anteriores, que figuran confeccionados en el verano último, claro es que para que no les comprenda la nueva legislación, y tan bien conservados que surgen en esta primavera en plena lozanía, sorprendiendo a quienes n i noción tenían de sus existencias... Y sendos embargos por cantidades ingentes, fantásticas, han dado fe y primeras noticias de sus preciosas vidas. Los propietarios pagan y aguardan nuevas y milagrosas apariciones. ¡Alcaldes de la provincia! he aquí el huevo de Colón descubierto. N o más penuria municipal, mientras haya propietarios propiciatorios. ¡Sus, y a ellos! E l Juzgado se inhibirá, el ingeniero agrónomo se descargará, el abogado del Estado informará que todo se halla bien y el gobernador se rendirá a la evidencia y a la presión socialista. ¡E s tan sencillo fabricar un expediente... U n a sola reflexión se nos ocurre. L a trágica odisea del español expoliado y vilipendiado, demandando justicia ante una y otra puerta, n o h a concluido con la implantación de la República socializante que nos cobija. L a pepa al decirlo nos desborda hasta hacer partícipe de nuestro sentimiento a la pública opinión. E l Comité del partido republicano progresista de Sevilla quiere salvar públicamente su responsabilidad, sin otorgar la complicidad del silencio, ante la situación que atraviesa Sevilla y su provincia, en trance de ser destrozada en su economía por la actuación de verdaderas bandas de anarquizantes sin ley ni freno, amparadas unas veces por las autoridades de su calaña, que soportan esos desgraciados pueblos, y siempre por la lenidad de una actuación gubernativa claudicante. M i t i n tradicionalista L a Comisión organizadora del mitin tradicionalista anunciado nos ruega hagamos saber a los lectores que, en efecto, dicho mitin se celebrará hoy en el Pathé Cinema, debidamente autorizado, a las tres y media de la tarde. Federación Económica de lucía Anda- África y marchó a M a d r i d De regreso de su viaje de África llegó ayer a Sevilla el diputado a Cortes Si G i l Robles, quien continuó anoche su viaje a Madrid, en el expreso, siendo despedido por. numerosos amigos y correligionarios. E l m i t i n d e c l a u s u r a d e la A s a m b l e a d e la C o n f e d e r a c i ó n nal d e l T r a b a j o d e Regioy Andalucía E l próximo domingo, día 3 de abril, en el teatro Lloráis, a las once y media de la mañana, el ex ministro Sr. Ventosa desarrollará una conferencia sobre el tema La reforma agraria. Esta conferencia corresponde al ciclo de l a información gráfica d e l presente número continúa CP fa penúltima página. Extremadura Anoche, en el Monumental Cinema de! barrio de San Bernardo, se celebró el acto de clausura de la Asamblea de la Confederación Regional del Trabajo de Andalucía y. Extremadura. 1 E l local estaba totalmente ocupado de publico, entre el que se veían muchas mujeres. Presidió Miguel Mendiola, quien abrió el acto diciendo que representaba la llegada A la meta en las tareas del pleno regional de Federaciones locales y comarcales de las provincias andaluzas y extremeñas, y explicando que tenía por objeto dar a conocer a la clase trabajadora sevillana los acuerdos y posición que debe adoptar el proletariado en este momento político. A continuación habló Basilio Torralvo, de la comarcal de Jerez. D i o a conocer la i m portancia de la Federación jerezana, eminentemente agrícola, señalando la compenetración existente entre los campesinos y el proletariado industrial. Elogió la presencia de las mujeres, a las que dirigió un saludo. Juan Pérez, de Bujalance; José Sedaño, de la comarcal del Campo de Gibraltar, y Pedro Algaba, por la provincial de campesinos de Córdoba, pusieron de relieve las gestas del proletariado campesino de sus comarcas respectivas, censurando la incomprensión del Gobierno ante los problemas que estaba obligado a resolver. Francisco Crespo, de la local de Granad a José Margaíef, de Morón, y Gabriel González, de Nerva, hablaron del imperativo que tiene la clase trabajadora para ir a l hecho revolucionario, propugnando la necesidad de que los trabaj adores lo lleven a efecto para lograr su emancipación total. Carlos Zimmermán, del. Comité pro presos local y regional, habló de los deportados, poniendo de relien? l a injusticia de la medida, y asegunrando que no habrá tranquilidad hasta tanto no se reintegren a sus hogares. Paulino Diez, de la Federación local de Melilla, censuró la política del actual Gobierno y al partido socialista. Combatió el frente único preconizado por los comunistas, y puso de relieve í engaña que esto representa. Culpó a los comunistas de la división existente entre la clase trabajadora. A este fin hizo numerosas citas. Propugnó por la sociedad comunista l i bertaria, organizada y controlada por la propia clase trabajadora. E l presiente, Miguel Mendiola, hizo ira breve resumen, aconsejando a los trabajadofe que se incorporen a los Sindicatos de ia Confederación Nacional del Trabaje. E l acto se terminó sin incidentes, dándose muchos vivas a la C. N T y a la
 // Cambio Nodo4-Sevilla