Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Deportivo Alavés, Jrún, o i Unión de labor de la lina media, que ha jugado sober- V i t o r i a 3. Se ha jugado, en medio de una expectación indescriptible, el partido Alavés- Irún, que decidía el puesto de colista, ganando los alaveses, muy merecidamente, por uno a cero. L o s equipos se alinearon así: -Irún: E m e r y Goyeneche, MancLsidor; Regueiro, Sotes, M a y a Azcona, Echezarreta, A l z a Rene, Amunárriz. Alavés: U r r e t a Arana, D e v a U r q u i r i Antero, Fede; Paco, Trillo, Sañudo, Lecue, Juanito Echevarría. Los comienzos del partido se jugaron a gran tren, pero con bastante impresión en los dos equipos, viéndose fútbol muy pobre. A l minuto y medio lograba el Alavés su primer comer, que estuvo á punto de traducirse en goal, al recoger Sañudo la pelota desde la línea de kick y bombearla ante el marco. E n los primeros instantes dominó durante unos minutos el equipo local, realizando dos avances brillantes. A los nueve minutos realiza Rene una j u gada maestra, pasando a Amunárriz, completamente desmarcado, aprovechando elvextremo para chutar magníficamente, pasando la pelota rozando el larguero. Se realiza fútbol impreciso, viéndose algunas jugadas sueltas, pero sin que fueran precedidas de combinaciones brillantes. A los veinticinco minutos lanza el Alavés un nuevo comer, y comienza el equipo local a presionar y unificarse mejor, ofreciendo cierta superioridad sobre los iruneses. P r o ducto de este dominio es una gran jugada de Lecue, que termina en chut formidable, por bajo, parando colosalmente el meta i r u nés. A los treinta y un minutos vuelve el Deportivo a realizar una jugada peligrosísima, llevada por su delantero centro, quien sortea habilidosamente a los dos defensas y deja la pelota inmejorablemente a los pies de P a co, el cual falla ante e l marco un goal seguro. Persiste el mejor juego del Alavés, que no ofrece variación en el tanteador. A los trinta y cinco minutos saca el Irún un comer, estando A l z a a punto de convertir la jugada en goal. Seguidamente a esta jugada, realizan los alaveses un avance peligrosísimo, cortado por E m e r y en formidable parada, convirtiéndose en comer. Faltando medio minuto, lanza el Alavés otro saque del ángulo contra el Irún, y termina esta parte con empate a cero. E n el segundo tiempo el Deportivo realiza un juego muy superior al del Irún, dominando constantemente, pero los delanteros no precisan los remates, y esto aumenta el nerviosismo y la emoción entre el público. E n los trece primeros minutos hay tres corners contra el Irún y uno contra el A l a vés, y poco después se repite el castigo contra el once fronterizo, acudiendo al remate incluso el defensa. Deva. Amunárriz, a los veintidós minutos, recibe un pase franco, y en magnífica posición falla el remate. Seguidamente hay una j u gada producida por Fede, que E m e r y resuelve enviando la pelota a comer. A los veinticinco minutos se reproduce el único goal de la tarde. Paco recoge la pelota y centra por alto. E l balón es detenido por Emery, lanzándose al suelo en la misma línea de goal, y Juanito Echevarría se apresura a rematar, consiguiendo arrebatar el balón a Emery e introduciéndolo en el marca E l público no pue. de contener el entusiasmo y en medio de clamorosa ovación abraza a los jugadores entusiásticamente. E l goal anima mucho a los jugadores locales, quienes realizan un final de tiempo lleno de vigor y energía, destacando la gran biamente en esta segunda mitad, sobre todo Fede y Antero. Faltando un minuto se castiga al Irún con comer; pero el marcador no sufre alteración y finaliza el encuentro que proporciona al Deportivo Alavés su continuidad en la primera división y el descenso de los i r u neses. Cuando los jugadores se dirigían a la caseta el irunés Amunárriz agredió al arbitro, y éste contestó con gran energía a la agresión, teniendo que ser sujetado por varios compañeros del once irunes, pues de lo contrario, hubiera sido un espectáculo lamentabilísimo. E l público se indignó e hizo patente su protesta por este acto provocativo, ya que Ostalé había realizado un gran arbitraje, hasta el punto de que el presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol fué a felicitarle a la caseta al terminar el partido, y a consignar su protesta por la actitud incomprensible de Amunárriz. Afortunadamente no hubo más que este incidente, pues el público se dio cuenta exacta de lo sucedido y se limitó a condenar, eso sí, con energía, semejante proceder. Ostalé logró desasirse de los que le sujetaban, e intentó buscar de nuevo al jugador, siendo sujetado para iue no continuara la agresión. Volviendo sobre el partido, hay que reconocer que el Alavés jugó mucho más que el Irún, y que el incomprensible nerviosismo entre los jugadores, por el momento trascendental que pasaba el Club, puede disculpar l a falta de goles a favor del once vitoriano. E n este destacó mucho l a actuación del trío defensivo, especialmente Arana, que hizo jugadas de verdadero equipier de categoría, sin fallar nadie en los despejes. L a línea media fué el artífice de la vieto ia, logrando imponerse netamente a la de los fronterizos, distinguiéndose Fede, Antero y U r quiri, por el orden citado. E n los delanteros, muy destacado, Sañudo, y el interior Lecue, por su juego de defensa en colaboración con la línea media. Los extremos estuvieron bien, desluciendo Paco su actuación por algunas entradas feas que tuvo en la segunda parte, y por su imperdonable indecisión en dos momentos decisivos. E l equipo del Irún jugó con gran entusiasmo, teniendo Emery una gran tarde, secundándole la defensa, si bien ésta no tuvo la seguridad que la de los alaveses. Destacó Goyeneche, en la línea media; Sotes, que a pesar de no ser su puesto el de eje de la misma, actuó con mucho entusiasmo toda la tarde. E n la delantera merece citarse la actuación de Rene, por su inteligencia y entusiasmo, si bien hay que lamentar algunas cosas feas que hizo en la segunda parte y que el público protestó. Los extremos poco dieron de sí. E l arbitraje de Ostalé, excelente, estando ayudado por jueces de línea y goal pertenecientes al Club de Vizcaya. Racing de Santander, 2 Athletic de B i l b a o o Santander. Ante enorme expectación se celebró el último encuentro del torneo de L i g a A pesar de estar muy lluvioso el tiempo, las localidades se. agotaron por completo. Los equipos fueron recibidos con grandes ovaciones, alineándose así: Racing: S o l a Ceballos y Mendaro; García, Baragaño y L a r r i n o a Santi, Loredo, Osear, Larrinaga y Cisco. Athletic: Aspizúa; Castellanos y U r q u i z u Petreñas, Muguerza y Roberto; Lafuente, Iraragorri, Bata, C h i r r i y Gorostiza. Comienza el juego sin gran precisión, no sólo por la nerviosidad de los muchachos, sino por el fuerte viento. Dominan los locales, que a los trece minutos lanzan un comer. que Loredo. recoge de cabeza y está a punto de ser goal. Poco después, el mismo juga- j dor pierde un tanto machacado. E l Athletic está a punto de hacer tanto en una salida absurda de Sola; pero Ceballos, cubriendo la portería, evita el goal. i E l juego es de escasa calidad por ambosi bandos. U n a mano de Muguerza cerca del área la tira Osear sin resultado. Momentos después, el Racing mejora srt juego y domina completamente. Aspizúa tie- j lie que devolver numerosos schots de los santanderinos y el público se emociona. Luego hay un córner contra cada meta y concluye el primer. tiempo con empate a cero. 1 A l comenzar la segunda parte, el teléfo- no comunica que el Barcelona tiene un goal de ventaja sobre el Madrid, y esto anima a los atléticos; pero en seguida se conocen noticias del empate y los bilbaínos vuelven a jugar sin ilusión. E n los minutos de enardecimiento del Athletic todo el equipo se emplea a fondo. E n un comer. Roberto remata y el balón da en el poste. Todavía los atléticos atacan y; C h i r r i hace grandes driblings, hasta que e Rácmg reacciona y, con esa extraordinarias movilidad, imposible de contener, de todas sus líneas, renueva los avances peligrosísimos, achicándose el Athletic, que queda a la deriva. A los quince minutos llega el primer tanto uno de los frecuentes avances lo corona Larrinaga con un tiro imponente, que contiene Aspizúa, ¡pero despejando débilmente, de lo que se aprovecha Osear para rematar imparablemente, estallando una formidable ovación. El Racing sigue dominando completamente, sin que los atléticos logren mejorar su juego, hasta que Gorostiza, pasa a interior y C h i r r i al extremo. Lafuente hace algunas escapadas peligrosas, pero es contenido por, los defensas. L a meta atlética sigue continuamente amenazada y Cisco hace su mejor jugada de la tarde: dribla a varios contrarios, se acerca a la puerta y atrae al portero, pero luego pasa a los interiores, qué no encuentran el facilísimo rematador. A los veintisiete minutos, en unos instantes de presión santanderina, Urquizu hace un despeje flojo y Osear lanza un disparo i m ponente. A partir de este momento sólo queda en el campo un equipo, que es el Racing, cuyos delanteros están a punto de marcar vanas veces, terminando el partido con el resultado indicado. L a primera parte fué de juego sobrio por las dos partes. E n la segunda mejoró ei juego del Racing, cuya rapidez desconcertante anulo el esfuerzo atlético. E l triunfo fué justo, aunque la victoria pudo haber sido por mayor número de goals. De los vencedores, los mejores Sola y la defensa, especialmente Ceballos; muy bien, los medios, y del ataque todos con mucho brío. D e l Athletic, Aspizúa estuvo inseguro, como la defensa; bien, Muguerza, mejor en la primera parte, y los delanteros, a tono con los medios E l arbitraje de Arribas, con pequeños lunares, aceptable. D o n o s t i a 5; Español. 2 San Sebastián 4, 11 mañana. Con tieni po regular, lloviendo en algunos momentos, se celebró ayer el partido de fútbol último de campeonato de L i g a contendiendo los primeros equipos del Español, de Barcelona, y el Donostia, de San Sebastián. A las órdenes del colegiado santanderiuo Polidura, se alinearon los equipos en la forma siguiente: Donostia: Beristain; Ilundain, A r a n a Amadeo, Ayestarán, Marculeta; P Bienzobas, Chivero, Cholín, Insausti y Garmendía. Español: Florenz a; Arater, Moliné; T r a-
 // Cambio Nodo4-Sevilla