Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 7 DE ABRIL DE 1932. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G vo Conchita Oliver la gentileza de regalarnos el Lamento de Soledad de l a Vida breve de Falla, p á g i n a conmovedora da punzante tristeza, que l e v a n t ó una tempes- tad de aplausos. E l maestro J o s é del Castillo, que aconjp a ñ ó al piano en las dos tardes, lo hizo como gran artista, contribuyendo eficazmente a l é x i t o A las innumerables felicitaciones que r e c i b i ó la directiva de la Sevillana de Con- ciertos unimos la nuestra, m á s sincera y entusiasta. L o s conciertos de la O r q u e s t a Sinfónica Madri. 7. Se c e l e b r ó ayer el tercero de los conciertos de la C o r p o r a c i ó n que dirige el maestro A r b ó s en el teatro de C a l d e r ó n con la sala muy concurrida y brillante. Sin embargo, creemos que a la S i n f ó n i c a estas reuniones, como a la F i l a r m ó n i c a las del E s p a ñ o l sólo le valen gloria. Si no fuese por la s u b v e n c i ó n oficia! la m ú s i c a en E s p a ñ a se v e r í a en trance de s u s p e n s i ó n de pagos. L a p r o d u c c i ó n es p e q u e ñ a y, por a ñ a d i dura, pobre de i n s p i r a c i ó n escasa de no- vedad y subversiva a r t í s t i c a m e n t e consi derada. E n el programa figuraron obras de Mussorsgky, Mozart, Falla, Pittaluga y Mos- solow. Tampoco ia admirable orquesta decana ha tenido un rinconcito para un homenaje a Haydn en el bicentenario del natalicio del inmortal maestro. Lo ha tenido para Mossolow con su F u n d i c i ó n de acero algo s i m b ó l i c o en estos momentos de e v o c a c i ó n de Haydn, algo que parezca una losa o un bloque sobre la memoria del autor de tantas s i n f o n í a s L o ha tenido, en fin, la R o m e r í a de los cornudos la que Saco del V a lle, al ponerla por vez. primera en los programas de su orquesta, l l a m ó de Los burlados m á s en a r m o n í a con la é t i c a y l a conciencia popular. L o ruso del programa c o n s i s t i ó en el preludio de Kowantchina y l a Segunda sinf o n í a de Borodin, obras que, cual siempre, gustaron y se aplaudieron. E n la segunda parte, y para lucimiento del solista de clarinete, J u l i á n M e l é n d e z f u é interpretado el Concierto en la m a yor de Mozart, p á g i n a de ingenuos encantos, en cuya e j e c u c i ó n m o s t r ó su m a e s t r í a insuperable el Sr. M e l é n d e z aclamado y, aplaudido con entusiasmo por el auditorio. T a m b i é n en esta parte del programa i n tervino aisladamente, aunque a c o m p a ñ a d a al piano, una solista: la mediosoprano Conchita V e l á z q u e z que i n t e r p r e t ó cinco canciones de Falla y una m á s Nana como propina. L a s facultades de esta cantante se prestan m á s al g é n e r o d r a m á t i c o teatral, en el que, s e g ú n parece, ha alcanzado feliz é x i t o cantando ó p e r a s entre ellas Carmen C a n t ó t a m b i é n en la tercera parte, un canto intercalado en el ballet de Pittaluga, L a R o m e r í a de los Cornudos y obtuvo nuevos y m á s efusivos aplausos. L a obra de este joven y notable compositor f u é interpretada en toda su integridad, y el é x i t o f u é bueno, y en algunos pasajes, clamoroso. Pittaluga- -lo dijimos cuando la Orquesta C l á s i c a e j e c u t ó algunos fragmentos de l a o b r a- -i n c u r r i r á probablemente en anatema de sus correligionarios de vanguardismo, porque dentro del dogma es derechista. R e curre, en momentos de a l u c i n a c i ó n a la d i- sonancia, pero los de lucidez son los m á s Desde luego, es de los compositores de su secta el que menos imita a Falla, y en. el movimiento final, el m á s inspirado y gracioso, emplea con feliz acierto la frase mel ó d i c a vigorosa encomendada a la cuerda, con fraseo de pronunciado arrastre sobre las cuerdas cuarta y tercera. A l p ú b l i c o le gustaron mucho estos detalles. E s probable que al K a t i p u n á n no. E l autor c o m p a r e c i ó en el proscenio, para recibir el justo homenaje de la concurrencia. L a labor de la orquesta, sencillamente estupenda. D e s t a c ó mucho su trabajo la pianista Luisa P e q u e ñ o excelente a c o m p a ñ a- dora t a m b i é n de la s e ñ o r a V e l á z q u e z en la i n t e r p r e t a c i ó n de las canciones de Falla. Cerró el programa el poema F u n d i c i ó n de Acero de Mossolow. Parte del auditorio desfiló al sonar los primeros chirridos Nosotros, t a m b i é n Af, 1 N FORMA C I O N E S DE TEATROS Y CINEMATÓGRAFOS F i n déla autobiografía de A d o l f o M e n j o u E n la s e c c i ó n c i n e m a t o g r á f i c a del p r ó x i mo n ú m e r o de Blanco y Negro (Figuras áe l a pantalla) termina la p u b l i c a c i ó n de las notas a u t o b i o g r á f i c a s de Adolfo Menjou. L a H e r m a n a Blanca V é a s e en la. s e c c i ó n c i n e m a t o g r á f i c a del p r ó x i m o n ú m e r o de Blanco y Negro la d e s c r i p c i ó n de la olvidada p e l í c u l a L a H e r mana Blanca L a escultora de estrellas d i c e Venid a mí, gordas y flacas Sylvia, la famosa masajista, ha publicado el segundo c a p í t u l o de sus consejos para conservar l a línea V é a s e el p r ó x i m o n ú m e r o de Blanco y Negro significante al parecer, pero de inmensas proporciones en el marco del arte sonoro. Á r b o l frondoso por d e m á s nuestro acervo p o é t i c o antiguo y moderno, ha dado motivos a b u n d a n t í s i m o s de i n s p i r a c i ó n a nuestros m ú s i c o s y con inmensa s a t i s f a c c i ó n vemos figurar en les programas, tanto de E s p a ñ a como del extranjero, las firmas de nuestros compositores, que aportan al g é n e ro algo nuevo y de hondo y sujestivo sabor racial. Las Canciones e s p a ñ o l a s de Manuel de Falla son populares en el mundo entero; J o a q u í n Nin ha enriquecido, de manera prodigiosa, nuestro caudal lírico con sus aplaudidos Cantos populares J o a q u í n Turina, a quien tanto debe el arte e s p a ñ o l y en especial el andaluz, prodiga su exquisito arte, tan puro y castizo, en exquisitas joyas de incalculable valor, y Vives y Granados, y otros muchos, contribuyeron a ennoblecer este g é n e r o hasta ayer olvidado y mirado con d e s d é n En Provincias F e s t i v a l benéfico e n H u e l v a Huclva G, 12 noche. Patrocinado por las autoridades se ha celebrado en el Gran Teatro, esta noche, un festival de c a r á c t e r benéfico, organizado por elementos escolares de. la F U E Fueron puestas en escena las comedias Ciencias exactas de Vital Aza, y Los señ o r i t o s de Hamos Carrión, obteniendo sus i n t é r p r e t e s un gran é x i t o L a fiesta t e r m i n ó con la p r e s e n t a c i ó n del Si G á m e z que c a n t ó varios tangos argentinos, y del joven tenor onubense Sr. Mesa, que i n t e r p r e t ó varios trozos de ó p e r a s y de zarzuelas. Todos fueron muy aplaudidos. Cartelera sevillana Teatro L l o r é n s (C i n e sonoro. Sistema Western Electric. Desde las 6,30, Noticiario Fox y V é r t i g o del tango por Lois Moran; Estreno. Coliseo E s p a ñ a (E m p r e s a Sage. T e l é f o no 5375. Estreno de P a r í s B e g u í n Desde las 0,30 en adelante. Butacas, 1,50. Pathé Cinema. Academia de baile (dibujo) Cielo robado por Nancy C a rroll. Informaciones musicales Sociedad Sevillana de Conciertos Conchita II Oliver E l hecho de haber confeccionado esta gran artista sus programas incluyendo en ellos numerosas composiciones de autores e s p a ñ o l e s nos obliga, como prometimos en la anterior c r ó n i c a a estudiar brevemente el desarrollo de esta manera del arte lírico. L a m ú s i c a vocal de concierto no e x i s t i ó en E s p a ñ a hasta hace pocos a ñ o s No hay que confundir la antigua y melosa romanza a la italiana, sin valor alguno i n t r í n s e c o con el Heder p e q u e ñ o poema, corto de extens i ó n mas p i c t ó r i c o de vida y de arte, y de tan alto m é r i t o como para poderse parangonar con las m á s grandes obras s i n f ó n i c a s Italia nos i m p o r t ó en cantidades fabulosas las m e l o d í a s de Tosti, Deuza y Tito M a tei, de un tan falso sentimiento, como carentes de verdadero m é r i t o a r t í s t i c o en tanto eran a q u í desconocidas las sublimes p á g i nas de Schubert y Schuma nn, y ni por asomo se t e n í a noticia de los encantadores lieilevs de Lizst, Brahms y Hugo Wolff. F u é necesario que Francia entrara de lleno en esto g é n e r o y que F a u r é y Duparc compusieran sus maravillosas colecciones, tan diferentes y originales dentro del parentesco con las de sus antecesores a l e m a n é s para que nuestros m á s preclaros maestros empegaran a trabajar este g é n e r o p e q u e ñ o e i n Unidos a é s t o s y por caminos diferentes, van cooperando a la a c c i ó n cultural de E s p a ñ a en el e x r a n j é r o los maestros de la nueva g e n e r a c i ó n Ernesto Halffter nos ha proporcionado momentos de inefable deleite con sus lieders sobrios, de intenso y reconcentrado lirismo e í n t i m a p a s i ó n que forman contraste con los de Carlos Pedrell, vigorosos, fuertes y audaces; del otro lado dos valencianos, Manuel Palau, sencillo y claró, y de atrayente elegancia, y J o a q u í n Rodrigo, nuevo Homero de quien ha dicho Paul Dukas que es un ciego con m á s poderosa v i s i ó n de la belleza de los sonidos que los que. mejor ven. Podemos, pues, gracias a estos h é r o e s de la m ú s i c a nacional, permitirnos el lujo de exportar nuestra producción, que, por su i n t r í n s e c a bondad, se abre paso y toma carta de naturaleza en todos los p a í s e s civilizados. Como a u g u r á b a m o s en nuestra c r ó n i c a anterior, Conchita Oliver c o n f i r m ó sobrep a s á n d o l o en gran manera, el é x i t o obtenido en su primer concierto. Su arte verdad, las esplendideces de su hermosa voz, el dominio absoluto de sus facultades, todo cont r i b u y ó a que el p ú b l i c o quedara como preso de aquellos sonidos ideales que brotaban argentinos de su privilegiada garganta. T u- ÜLss ii f 3 B Íén gráfica 3 e 9 presente en sráfSBes cosaíisaúa 8 a gsenáítáiiima p á g i n a