Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO DO. 10 ILUSTRAV 1 GENUMERO DIARIO DO. SI 10 M ILUSTRAVI G E- AÑO AÑO CTS. SIMOCTAVO GTS. OCTAVO NUMERO F U N D A D O E L i D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U G A D E T E N A cosa más lógica que el entrelazamiento de l a democracia y el naturalismo? Antes de escribir el Contrato social, había hecho Rousseau la apología del hombre natural. A n tes de arrancar la revolución el Poder público a las clases gobernantes de Francia, las había persuadido de que el pueblo podía gobernar lo mismo que ellas. E l naturalismo es el fundamento de la democracia. L a m i tología del siglo X V I I I consistió esencialmente en proclamar l a superioridad del hombre salvaje sobre el civilizado. nos en sí mismos, y que aún conservan en remotas provincias las minorías superiores, ha desaparecido entre los espíritus inteligentes. E s posible que en la actual noche de las almas se esté incubando un gran despertar religioso. Pero la hora presente es la del poder de las tinieblas. RAMIRO. DE MAEZTU E L NIÑO ROBADO Nadie conoce a la hora actual el paradero del nene de Lindbergh. L a inmensa popularidad de su padre, el tiempo transcurrido desde que fué substraído, y, el hecho de buscarlo la Policía pública y privada del país y los contrabandistas y criminales más famosos, empezando por Salva. tere Spitale, el rey de la raqueta de M a n hattan, que es el nombre indio de. la isla de Nueva Y o r k han enterado al mundo de lo que antes sólo sabían unos cuantos, y aun esos pocos no querían creerlo, y es que en los Estados Unidos hay, por lo menos, dos poderes supremos: el normal y el del hampa, y n o sabemos si. será la Policía del Estado o la de los criminales la que hallará al niño secuestrado, si es que llega a encontrársele. Los Estados Unidos son la obra de una minoría puritana. E r a n hombres buenos, sencillos, virtuosos, que salieron de Inglaterra huyendo de una persecución religiosa. U n a teología elemental y equivocada les había convencido de que eran espíritus elegidos y poseedores de la divina gracia. L a prueba de ello la veían en sus actos: su laboriosidad, su honestidad, su fe sencilla. D u Edgar Wallace, el folletinista muerto rerante dos, o tres, o cuatro generaciones mancientemente en Hollywood, había imaginatuvieron la pureza de costumbres. Se muldo la más genial de las raquetas: que los tiplicaron, como los patriarcas de Israel, y ricos tuvieran que pagar una suma a las las riquezas del suelo americano hicieron organizaciones criminales, para que éstas prosperar sus colonias. A medida que se enles permitieran v i v i r tranquilamente. A l leer riquecían se iban convirtiendo en una arissu idea se figuraron sus lectores anglosajotocracia, que guiaba por sus propios camines que no podría realizarse, porque de i n nos a las multitudes inmigrantes que se le tentarlo se uniría la opinión pública en conincorporaban. Pero estas multitudes advetra de los criminales. Ignoro lo que la opinión pública habrá hecho; pero muchos r i- nedizas traían otras ideas y otros sentimientos. Y entonces surgió la tentación. cos norteamericanos han empezado a pagar tributo por sus vidas. A u n así, parecía i m América es una extensión inacabable. Los posible que se atrevieran los secuestradores Estados Unidos son un desierto aún, a pecon el hijo de Lindbergh, porque Lindbergh sar de sus grandes ciudades, y por ellas. L a es el hombre más popular de los Estados inmensidad de la Naturaleza parece decir a Unidos, y parecía cierto que el pueblo norlos hombres: Dejaos llevar de vuestros i m teamericano aplastaría inmediatamente las pulsos: el mundo es grande y estrecho vuesorganizaciones que han osado lo que paretro espíritu Las multitudes inmigrantes cía un sacrilegio. N o ha sucedido nada de pensaban lo mismo. E n La letra escarlata ha eso, y los periódicos norteamericanos esmostrado Hawthorne el momento en que el tán llenos de protestas de criminales y conviejo puritanismo se deja llevar de la tentatrabandistas, que se proclaman admiradores ción naturalista. A las multitudes inmigrande L i n d b e r g h y simpatizadores con su pena. tes les era insoportable el yugo puritano. Para incorporarlas al país hubo que funEntre tanto, nos enteramos de que las radar organizaciones como el Tamany Halls, quetas de Chicago produjeron el año pade Nueva Y o r k a base de caridad y de cosado 130 millones de dólares, que su jefe, rrupción socorros a los necesitados y taA l Capone, aunque actualmente preso, tiene bernas y casas de juego y mala vida, en una guardia personal de 185 pistoleros, pacombinación con la Policía. L a prohibición gados a razón de 300 ó 400 dólares semade las bebidas alcohólicas ha permitido ornales cada uno, y que M r Loesch, que es el ganizar el contrabando en gran escala, y, presidente de la Comisión investigadora de una vez organizada esta violación de la ley, la criminalidad en Chicago, ha escrito al no faltaba sino dedicar esta organización a senador Borah que, a su juicio, cuantas sacar dinero a los comerciantes y a los r i combinaciones políticas se hacen en Chicacos por medio de amenazas. go no tienen otro objeto q u e d a r suficiente número de cargos electivos á hombres asa- Bueno. A Chesterton se le censura en I n lariados por las organizaciones de A l Caglaterra porque hace treinta años combapone. Claro que los secuestradores de n i tía a los puritanos y ahora a los paganos. ños no son criminales afectos a estas acChesterton puede responder que sigue dontividades. Parece que operan por pequeños de estaba, pero que son los puritanos los grupos, pero son criminales sanguinarios. que se han hecho paganos. E l mismo proE l año pasado hubo en todo el país 279 seceso se ha realizado en los Estados U n i d o s cuestros, y trece muertos entre ellos. Estos pero mientras que en Inglaterra se ha l i m i criminales matan para protegerse y para tado a transformar las costumbres, en los poder decir a sus víctimas: N o discuta; Estados. Unidos ha violado las leyes. acuérdese de lo que le ocurrió a Fulano L o grave es que no se sabe de dónde venU n periódico socialista inglés, The New drá la reacción. L a literatura norteamericaStatesman, pregunta si es la moral o el sisna no tiene más musa que el sarcasmo. L o tema de gobierno lo que se ha venido abajo mismo se burla de las malas costumbres. que en los Estados Unidos. Y es que no ha dede los que pretenden reformarlas. Carece de bido, de darse cuenta de la relación que une. ideales positivos. E n el fondo, un hombre la moralidad de los pueblos con su sistema como Sinclair Lewis, el autor de Ehncr de gobierno. L a moral- de los Estados U n i Gantry y de Babbit, no tiene principios modos se va haciendo de año en año más narales distintos que los raqueteros lo que le turalista. A l mismo tiempo se vuelve más diferencia es la sensibilidad y la aptitud lidemocrático su sistema de gobierno. ¿H a y teraria. L a fe de los antiguos norteamerica: ODOS YM. ODA DE M A L DECIR Entrevia y entrevias Uno de los muchos lectores de A B C que se interesan por la pureza y limpieza de la lengua patria opina que es modo de mal decir denominar entrevia ai espacio que queda entre los dos carriles de una vía y que solamente puede llamarse con propiedad entrevias la faja comprendida entre dos vías. Además, el aludido comunicante, que por más señas es granadino, sostiene: que d i cha palabra, aun usada en singular, debe terminar en ese, porque no es posible que haya entrevia con una sola vía E l razonamiento parece irrefutable, pero conviene advertir que, aun andando entre vías, es fácil extra- viarse si no se recuerda que también se llaman v í a s Ios- rieles o carriles de las vías férreas, con lo -cual desaparecen todas las dificultades que ofrece este sencillo problema de propiedad de nuestra lengua materna. E l l o no tiene nada de particular; porque en todas las lenguas literarias se denomina frecuentemente la parte con el nombré del todo, y viceversa. D e acuerdo con esta, significación tropológica, el Diccionario de la Academia dice que entrevia es el espacio libre que queda entre los dos rieles de un camino de hierro De igual manera los técnicos consultados me dicen que usan la palabra entrevia con la misma significación. A mayor abundamiento, son usuales y corrientes, con otras palabras de análoga composición, entreacto, entrefilete, entresuelo, entretela y entrepierna que se halla- n en el mismo caso que entrevia Las lenguas no están sometidas a las leyes de las Ciencias exactas; son, por el contrario, organismos flexibles que a veces no observan siquiera las normas de la Lógica. E l arbitro es siempre el uso autorizado, y por esto no hay modo de oponerse a Ta entrevia n i a otras maneras de hablar, que lógicamente, no son defendibles. Después de lo dicho no hay nada que añadir resoecto al número gramatical de: la entrevia así- se dice en singular para decir entrevias en plural. No están de más las notas precedentes para evitar algún descarrilamiento, siquiera sea lexigráfico, que puede ocurrir, aunque no se ande entre vías. E n los. tiempos que corremos nada más fácil que dar un barquinazo. r U C. D E L A A
 // Cambio Nodo4-Sevilla