Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
una de las damas m á s elegantes de P a r í s tiene un carácter franco, que n alguna ocasión la ha acarreado el rencor de sus modistos; tal Paul Poiret, que en sus Memorias, tituladas En habittant l époqae, relata cierta anécdota, en que l a dama hubo de escuchar una dura sátira del entonces creador de l a moda, que éste no vaciló en lanzar a su aristocrática cliente, pensando, sin duda, como dice la princesa Éibesco en uno de sus l i bros que a las Reinas, aun las de l a hermosura, hay que tratarlas como simples mujeres y a las actrices como verdaderas Remas. L a primera vez que asistí a una recepción en el palacio de la calle de Astorg fué no hace muchos a ñ o s la condesa, siempre bella y elegante, había invitado a tomar el té a algunas notabilidades del mundo intelectual y aristocrático, entre ¡as que se hallaban: su eminencia el cardenal Dubois y. el que fué embajador ele Francia en Madrid y la condesa de Pereiti de la Ro; ca; el insigne purpurado recorría los suntuosos salones, repletos de obras de arte, que constituyen una de las m á s hermosas colecciones particulares de esta capital; las elegancias decorativas del Gran Siglo, sus admirables boisseries, en blanco y oro, formaban marco adecuado a la figura soberanamente distinguida de la princesa belga; la condesa, dando su derecha al cardenal, íbale mostrando los cliauf- auvres de aquella casa, relatando como experta conocedora del arte y de la Historia ios nombres. de los autores de cuadros y retratos y de los altos personajes, cuyas efigies se reproducían en lienzos inmortales, ante la admiración de los visitantes; páginas enteras de la historia de Francia, evocadas por el verbo elocuente de la dama, cautivaban la atención de todos. S u hija única, la duquesa de Gramoní, la secundaba con inteligencia y gracia. Recuerdo que el cronista, en su deseo de dar a los lectores de Blanco y Negro noticia gráfica de aquellos inestimables tesoros, demandó a la condesa su permiso para fotografiarlos ésta, que a la sazón no se hallaba en la mejor armonía con el conde, respondió con fina i r o n í a -Pero antes h a b r á q ue pedir su consentimiento al conde de Greffulle. L a condesa es muy artista y alguna vez la sociedad parisiense ha podido admirar sus preciosos esmaltes, pues, como la princesa Beatriz, esposa de D Alfonso de Orleáns, muestra particular afición a este difícil género artístico. P o r lo demás, su presencia en las fiestas mundanas ha sido menos frecuente en estos últimos tiempos; solamente hemos podido verla en l a pasada primavera, en las famosas garden party del maharajah de Kapurtala y de l a E m bajada de Inglaterra. E l conde, como ya he dicho, se presentaba sólo en las fiestas de sport. Su muerte ha sido muy sentida; es algo del antiguo Fauhourg que desaparece. MONTE- CRISTO Otras notas de (a actualidad madrileña. CAMPEONATO AMATEUR DE FÚTBOL. -Ayer tardece jugó en Chamartín, como un número del programa de las fiestas d, e la República, la final del campeonato amateur de fútbol de la región Centro. El equipo del Imperio, que aparece en la foto venció al Arenas y ha quedado proclamado campeón. (Foto Días Casariego. v EL FUTBOLISTA GASPAR RUBIQ, AyeT visitó la Casa de Prensa Española el famoso jugador de fútbol Gaspar Rubio (i) Le acompañó en, la visita el marqués de Bolar que (2) Foto Zegrí. ASOCIACIÓN NACIONAL DE LICENCIADOS DEL EJERCITO Y DE LA MARINA. -En el banquete con que ha sido obsequiado el director de La Correspondencia D. Emilio R. Tarduchy (x) por un grupo de licenciados del Ejército y de la Marina algunos de los cuales figuran en la fotografía) se creó, la Asociación que ha de agrupar, para la defensa de sus derechos, a los referidos licenciados.
 // Cambio Nodo4-Sevilla