Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mínente de una escuela superior; hoy mi poricanos creen que los éxitos de su vida la responsabilidad de dirigir una organisición es más bien la de un ministro de los deben a la universidad en que estu- zación tan poderosa, me hizo un gran efecInstrucción pública de un país europeo. E n diaron cuando mueren dejan un legado to. Yo sabia que Butler es un filósofo proestos últimos años la instrucción ha proimportante para aquella Universidad que fundo; que ya, a los trece años, había digresado, complicándose; hay más maestros, les colocó en situación de enriquecerse. L a cho: L a ignorancia no puede considerarUniversidad de Columbia es una de las más se ya más como un infortunio, sino como mejor preparados, y la enseñanza en general se ha hecho más compleja. afortunadas en ese sentido. Todos los años un crimen Nieto de reverendos pastores- ¿Qué piensa usted de la educación amehay mucho dinero, dejado en mandas y le- protestantes, hijo de un gran industrial de ricana r- -le pregunté. gados por gente rica, que, al morir, orNueva Jersey, desde muy niño se había disdena en el testamento que se entregue a esta tinguido por su inteligencia y su aguda ob- -Que, asi como ha hecho progresos esUniversidad una cantidad determinada o se servación. Fué a Alemania para estudiar los pléndidos del lado administrativo y mateconstruya un pabellón indicado. filósofos germánicos, y muy pronto se le rial, en cambio, en la forma y contenido- ¿Y los alumnos? consideró como un filosofo destacado en el de la educación, ha retrocedido. Ahcra no exiíte una cultura general en las condicio- -Los hay externos e internos; es decir, mundo. L a personalidad de Butkr es de una nes de que se alardeaba cuando yo era joalumnos que viven en Nueva York y vie- fuerza internacional tan intensa, que sus paven. Recuerdo perfectamente, cuando yo no nen a la Universidad para estudiar y se- labras son siempre definitivas. H a hablado tenía aún treinta años cumplidos, que hice en el Parlamento inglés, en la Academia de guir los cursos, y alumnos que viven en una jira por todo el país, llegando hasta la Universidad; para ello hay varios edi- Francia, en el Reichstag de Berlín y en Alaska; en mis discursos dije cosas que los Parlamentos de Viena y Budapest. Es ficios, en los que habitan los alumnos que entonces se me comprendieron muy bien y doctor honoris causa de. diecisiete Univerasí lo desean. que hoy estoy seguro de que no se les considades del mundo y catorce de los Estados- ¿Los dos sexos? cedería importancia Ahora los griegos y Unidos, que tienen su nombre a la cabeza de- -Én los cursos preliminares están sepalos romanos clásicos son casi desconocidos. rados; pero en los cursos superiores están las Instituciones. Posee trece condecoraciones extranjeras y, por último, se le concedió L a Biblia es un libro olvidado, y estoy conreunidos los dos sexos. Y para los estuvencido de que, entre los jóvenes de hoy, diantes que viven en la Universidad hay el premio Nobel. será difícil que se encuentre quien sepa edificios dedicados a los varones y otros Estaba trabajando junto a la gran mesa cuál fué el autor del ser o no ser para las hembras. de su despacho. Una secretaria, de aspecto muy distinguido, enfrente de él, seguía- ¿Y a qué atribuye usted ese estado de- -i Profesores? cosas? -Hay también pabellones en los que los atenta lo que Butler dictaba. Cuando yo profesores vivimos sin salir del ambiente entré, el doctor Butler se levantó y vino ha- -A las complejidades de nuestra vida de la Universidad. Tenemos un Club dencia mí, sonriente y amable, dándome la mano moderna y a las necesidades apremiantes de tro del perímetro universitario, donde al- afectuosamente. Nos sentamos. Después de los problemas económicos. lío) realmente, morzamos y podemos reunimos. leer por placer ha declinado. Existe una hacerme algunas preguntas sobre España, gran incomprensión entre las generaciones y contestando a mis ruegos, me dijo: ¿Otras instituciones? viejas y las modernas. Existe en la genera- -Dependen de la Universidad varias sec- -L a vida ha cambiado mucho en los úlción actual una autocrítica, muy caracterísciones, que corresponden a naciones diver- timos cincuenta años. Cuando yo me gradué, tica, que la coloca al margen de una línea sas. Además del Departamento de trabajos el presidente de un Colegio o de una Institude conducta educativa, que antes se tuvo. para la Paz, que dirige el presidente But- ción de enseñanza era ia persona más proler, existe la Casa de las EspaEstoy seguro de que muchísimas ñas, la Casa italiana, la francesa, obras modernas, que nuestra jula alemana... ventud devora con fruición en esta época, morirán de muerte- ¿Y la Casa de las Españas? n a t u r a l d e n t r o de muy poco- -E n ella se reúnen semanaltiempo. mente todas las personas que se interesan por el español y sus Después de una pausa, el preestudios. Se dan conferencias y sidente Butler continuó: se entablan discusiones sobre pun- -Antes, un hombre perfectatos literarios. mente correcto se distinguía, por- E 1 presidente Butler? ejemplo, cuando hablaba, por su- -És una personalidad extradistinción y corrección de los disordinaria. Y a le verá usted cursos, por su apariencia y maneras y por la suficiencia de los Visité con el profesor Onís la puntos que trataba; pero ahora Universidad. Recorrí los edificios se tienen en cuenta, ante todo, la magníficos que la componen. V i conveniencia personal y otra porla formidable Biblioteca, quizá la ción de cosas más superficiales, más completa del mundo; las auque alejan el tipo- modelo, que las, la iglesia, en la que caben antes constituía un ejemplo digtodos los quitos, porque es el no de imitarse. templo por excelencia, donde- Y las causas? pueden oficiar los curas católi- -És difícil decirlo. Probablecos y los rabinos judíos, los pasmente las ideas antifilosóficas y tores protestantes y los bonzos las seudopsicológicas, tan en boga budhistas. Visité las piscinas, los en estos tiempos, que tan deploestadios para los deportes, el resrables efectos causan en la instaurante para los estudiantes, los trucción. Pero, sobre todo, yo cuartos en los que los estudiantes creo que la desfamiliarización que viven. Después fui al despacho, se acentúa en estos tiempos tiene donde el presidente Butler trabauna influencia decisiva en ese esja, y en el que me recibió. tado general. E l control familiar, -E n el banquete que se le dio que desaparece al mismo tiempo a Butler, hace unas noches- -me que el colapso que sufre la indijo Onis- con motivo de cumfluencia de la Iglesia en la juplir setenta años de edad, cinventud gravitan sobre la escuela. cuenta qué fué graduado y veinte L a educación debe comenzar en que es presidente de la Columbia la familia; la escuela debe solaUniversity, y al que asistieron mente conformar la instrucción todas las personalidades más repero jamás substituir a la famipresentativas de los Estados Unilia- y a la Iglesia. Si la familia dos, se recibieron telegramas de no recoge la. responsabilidad que felicitación de todas las partes del le corresponde y la Iglesia conmundo. Le cablegrafiaron a Buttinúa fallando en sus deberes eduler personalidades como Briand, cativos, puede asegurarse que la Lloyd George, Mussolini, H i n idea de los negocios va a predodenburg; en fin, los grandes nomminar sobre los exponentes de fabres mundiales... De España, milia y. de Iglesia, hasta hacer desdichadamente, no se recibió desaparecer de la sociedad esas ninguna felicitación. dos instituciones. Y la UniverE n un ascensor subí hasta el sidad debe c o m b a t i r esos dos despacho del presidente Butler. E L PRESIDENTE D E L A UNIVERSIDAD D E COLUMBIA, E L DOCTOR grandes peligros. L a UniversiAquel hombre; que a los setenta dad tiene deberes ineludibles que años, enérgico y alegre, tenía NICHOLAS MURRAY BUTLER 4